Saltar al contenido

10 Cosas que arruinan tu productividad

Es momento de que dejes de hacer algunas actividades que están disminuyendo tu energía

1 No tomar seriamente tus hábitos de sueño.

Dormir bien es crucial para la productividad, pero va un poco más allá de cumplir con tus 8 horas de sueño. Cada ciclo dura 90 minutos, y si tu alarma lo interrumpe, puedes dañar tus niveles de energía por el resto del día. Puedes bajar una app llamada Sleep Cycle, te ayudará a respetar tus ciclos y lograrás levantarte de la cama lleno de energía.

2 Oír música.

Si estás trabajando en algo que requiere que adquieras nueva información (revisión o aprenderte una presentación), los estudios sugieren que la música puede tener un impacto negativo. Si realmente no puedes soportar el silencio, intenta con Noisli, un generador de sonido ambiente.

relacionado: ¿Por qué las personas más productivas comienzan su día a las 4 am?, ¡Si enserio 4 am!

3 Multitasking.

Seguramente piensas que si puedes sacar varias tareas en un momento, podrás hacer más cosas, pero varias investigaciones demuestran que esto no funciona realmente. Mejor termina una tarea a la vez… ¡Lograrás buenos resultados!

4 Hacer listas de pendientes realmente largas.

Sé realista sobre lo que puedes terminar de hacer en un día. Entre más tareas imposibles anotes en tu lista, más decepcionada te sentirás al final del día, ya que no puedes competir con eso…

5 Desayunar mal.

Saltarse el desayuno es malo, pero en algunos casos, comer barritas o cereal puede llegar a afectar de igual manera. Esto se debe a que están llenos de azúcar, lo que provocará que no te sientas satisfecha y busques comer algo en cualquier momento. Mejor opta por el pan integral tostado y los huevos, para mantener constantes tus niveles de energía.

6 Tener tu celular con sonido.

¿Cómo se supone que debes concentrarte si tu teléfono está sonando constantemente con mensajes o notificaciones de Facebook? Lo más recomendable es que apagues el sonido, si lo que buscas es ser la persona más productiva.

7 Tener las prioridades equivocadas.

En lugar de construir desde abajo, comienza primero con la tarea más importante/grande de tu lista. Sentirás un peso menos una vez que la completes, y además lograrás ser más productivo a la hora de hacer el resto de tus cosas.

Ser desordenado.

Todo el mundo sabe que cuando de concentración se trata, ‘una casa ordenada es una mente ordenada’. Si el entorno está sucio, el desorden compite por tu atención, lo que significa que no puedes realizar tus tareas de la manera más eficiente. Pon orden y ve tu lista de pendientes adecuadamente.

9 Decir sí a todo.

Puedes pensar que decirle sí a todo el mundo te hace más útil, pero realmente no estás ayudándote. No puedes hacer todo. Entre más tareas tengas en tu lista, menos lograrás completarlas, lo que significará que te sentirás MENOS productivo, incluso si ya completaste una buena parte de la lista.

recomendado: La palabra más destructiva de todas

10 No permitirte a ti mismo tener un poco de diversión.

Programar un poco de diversión o relajación fuera de tu lista de tareas de pendientes, es crucial para recargar tus baterías y aumentar tu motivación. Te sentirás más dispuesto a cumplirlos, sin haber estado sentada en tu escritorio durante 5 horas seguidas.