Saltar al contenido

14 cosas que la gente positiva no hace

Las personas positivas no tienen un poder mágico que tu no posees. En lugar de dejar que el estrés los controle, las personas positivas toman el control de sus vidas al manejar el estrés y esforzarse por mejorar todos los días. Echa un vistazo a estas cosas que las personas positivas no hacen. Al saber cómo ser positivo, también puedes ser feliz y exitoso.

1. No asumen lo peor.

Es increíble cuántos problemas no existirían si no los inventamos. Las personas positivas saben que sacar conclusiones precipitadas suele ser una mala idea. En lugar de enloquecer por un texto sin respuesta (“¿Qué pasa si no les gusto?”), Continúan con su día (“¡mmm, deben estar ocupados!”). Antes de decidir que otra persona no es digna de confianza, hacen un esfuerzo sincero para averiguar más sobre ellos.

2. No resisten la verdad.

Es fácil vivir en una mentira porque las mentiras pueden crecer tanto que eventualmente puede hacer que la gente se olvide de la verdad. Las personas positivas saben que deben enfrentar la verdad y vivir con ella, ya que las excusas nunca llegarán a una solución para lo que salió mal.

3. No se aferran al resentimiento.

Las personas positivas entienden que el resentimiento solo causa dolor en la vida una y otra vez, entonces lo sueltan. Eligen aceptar y perdonar cosas pasadas en el pasado para seguir adelante con lo que han aprendido de los incidentes.

4. Ellos no olvidan las pequeñas cosas.

¿Es fácil olvidar las pequeñas cosas? Ciertamente. Pero las personas positivas no tienen un hábito de eso. En cambio, expresan gratitud por cada bendición, sin importar cuán grande o pequeña sea. Saben que es una tontería pensar que otras cosas los harán sentir mejor si no  pueden estar contentos con lo que tienen.

5. No pasan el dólar.

Las personas positivas se dan cuenta de que son el director ejecutivo de sus vidas y, por lo tanto, asumen la plena responsabilidad de cómo son las cosas. No se “atascaron en el tráfico”, llegaron tarde. No “tuvieron algo que surgió”, lo olvidaron. Las personas positivas no dicen “no pueden evitarlo” porque pueden hacer cualquier cosa que se propongan.

6. No ven los problemas como “problemas”.

La palabra “problemas” se ve como “desafíos” para las personas positivas. Creen que cada obstáculo es una oportunidad que aún no se ha descubierto. Las personas positivas corren el riesgo de desafiarse y mejorar su vida.

7. Ellos no se resignan a la “realidad”.

Esta “realidad” de la que habla la mayoría de la gente suena como un lugar horrible donde los sueños van a morir. Las personas positivas saben que todo es posible con consistencia y ajetreo, por lo que eligen escribir su propia realidad.

8. No esperan algo por nada.

Las personas positivas no se enamoran de las estafas “perder peso rápido” o “hacerse rico rápidamente”. Saben que cualquier cosa que merezca la pena requiere un trabajo duro (a menudo, mucha). Las personas positivas se sienten cómodas con el hecho de que lograr el éxito puede tomar un poco más de lo que les gustaría (pero valdrá la pena).

9. No se aburren.

El aburrimiento es un lugar donde la creatividad, la inspiración y la productividad mueren. La gente positiva está fascinada por todo lo que los rodea. Exploran el mundo con entusiasmo y curiosidad, haciendo tantas preguntas como puedan. En una nota similar, hecho curioso: ¿sabías que tienes átomos en tu cuerpo que fueron creados en una estrella hace 13 mil millones de años? (para que no te aburras).

10. No dejan que los pensamientos negativos secuestren su cerebro.

La gente positiva no se somete a un coro de pensamientos negativos autodestructivos. Cuando un pensamiento negativo pasa por su cabeza, se recuerdan a sí mismos: si no lo hubiera dicho sobre otra persona, no debería pensar en mí mismo.

11. No hacen comparación con otros.

Las personas positivas entienden que cada persona es diferente y tiene su propio progreso, por lo que no se comparan con otras personas. Confían en lo que tienen y en lo que hacen. En lugar de centrarse en lo que hacen los demás, prestan atención a cómo mejorar su propia vida.

12. No agonizan por cada pequeño error.

Las personas positivas no consideran el fracaso como algo terrible que hay que evitar a toda costa. Saben que el fracaso es una posibilidad cuando se trata de probar algo nuevo. Ver el fracaso por lo que es (una oportunidad de aprendizaje y nada más) ayuda a las personas positivas a alcanzar un éxito masivo a medida que aprenden y crecen.

13. No piensan que la vida es perfecta.

Las personas positivas se olvidan de la perfección, porque simplemente no es posible. ¿Cuándo fue la última vez que pensaste “Wow, este es el día perfecto para ponerse en forma” o “¿Sabes qué? Este es el día en que renuncié a mi trabajo, me mudé a Santa Fe y perseguí mi verdadera pasión? “Oh, es cierto: no lo hiciste, porque no hay un” momento perfecto “para hacer nada. Las personas positivas toman medidas aquí y ahora, la perfección sea condenada.

14. No salen con personas tóxicas.

Las personas positivas no dejan que las personas negativas y tóxicas los arrastren. En cambio, se rodean de otras personas positivas que son divertidas e inspiradoras para estar con ellas. ¿Por qué debería una persona positiva pasar su tiempo con una persona que se queja de todo y habla de todo el mundo? Las personas positivas saben que no hay una buena respuesta a esa pregunta.

Te gustó este artículo? Compártelo con tus amigos en Facebook!