Saltar al contenido

15 Estrategias (probadas por la ciencia) para ser más persuasivo

La ciencia ha identificado varias tácticas que pueden hacer que alguien sea más convincente.

En un momento u otro, cada uno de nosotros debe ser persuasivo o convincente. Tal vez seas un vendedor profesional. Un emprendedor. Un manager. Un padre.

Sea cual sea el caso, para la mayoría de las personas, ser persuasivo es intimidante.

La gente hace hincapié en decir lo correcto. O de encontrar esa frase mágica para hacer que la gente diga que sí. O no tropezar con sus palabras.

Pero la ciencia nos dice una historia diferente.

Cuando se trata de ser persuasivo y convincente, es lo que no dices lo que más importa.

Marianne Schmid Mast y Gaëtan Cousin, en el libro Comunicación No Verbal, han identificado 15 comportamientos utilizados por personas persuasivas respaldados por la ciencia.

¿Las buenas noticias? Estos son comportamientos que cualquier persona puede dominar, comportamientos que, cuando se emparejan con el argumento más básico, llevará su persuasión al siguiente nivel.

1. Habla más rápido (más de 150 palabras por minuto)

La mayoría de la gente habla tussen 125 y 175 palabras por minuto. Cuanto más rápido se habla, más aumenta su experiencia percibida y su credibilidad.

(Simplemente no exageres.)

2. Manten el contacto visual

Nunca seas el que rompe el contacto visual primero. Las personas persuasivas mantienen el contacto visual durante un largo tiempo.

recomendado: La importancia de la mirada en las Conversaciones y cuanto tiempo debes mirar

3. Sonríe más

Así de simple, la gente responde a la sonrisa.

4. Utiliza las expresiones faciales

Las expresiones faciales y la animación transmiten pasión y entusiasmo por tu causa. No sólo es contagiosa, sino que también es convincente.

5. Asiente más

El asentimiento sutil provoca una reacción subconsciente, pero positiva, en los oyentes.

6. Más gestos

Usa mucho tus manos. Al igual que las expresiones faciales, los gestos de las manos reafirman la pasión y la convicción, y aumenta tu persuasión.

7. Pierde tus ticks nerviosos

Tocarte la cara, retorcer las manos, agarrarse la oreja, frotarse los ojos — todos estos movimientos aparecen como sospechosos. Evita los ticks nerviosos a toda costa.

8. Utiliza objetos

Mientras que los ticks nerviosos están fuera,  jugar con una pluma u otro objeto retrata un aire de casualidad y de la relajación. Eso pone al oyente a gusto.

9. No te inclines demasiado hacia atrás

Mientras que necesitas un aire de relajación, no necesitas ser demasiado relajado. Nunca convencerás a alguien de esa manera.

10. Mantenlos cerca

Dependiendo de tu relación, cuanto más cerca puedas estar, más convincente serás. A veces es bueno para empujar los límites de espacio personal.

11. Relájate

Las personas que están tensas se ven como si estuvieran nerviosos, o tienen algo que ocultar. Relájate si quiere ser persuasivo.

12. No te quedes en la atención

Hablando de relajado, afloja tu postura un poco. Ser demasiado rígido retrata un aire de superioridad y no ayudará a tu causa.

recomendado: “Quemar las Naves” como ejemplo de liderazgo

13. Muévete

Piensa en las conversaciones normales. La gente se mueve, cambia de posición, se balancea. Manten tus movimientos tan relajados y normales como sea posible.

14. Haz contacto físico

Una vez más, dependiendo de tu relación, un toque apenas perceptible desde el codo hasta el hombro de la otra persona antes de hacer tu pregunta hará un mundo de diferencia.

Pruébalo.

15. No exageres

No hable demasiado alto, o demasiado bajo. No seas demasiado animado, ni demasiado letárgico. No sea demasiado agresivo, o demasiado pasivo. Practica mantener tu personalidad en el centro cuando necesitas ser persuasivo.