Saltar al contenido

15 minutos menos de sueño pueden estropear tu día

En 1999, un avión, American Airlines 1420 se estrelló en la pista del aeropuerto de Little Rock, Arkansas. No hubo nada fuera de lo común sobre el vuelo, tales vuelos de travesía son rutinarios, del tipo que cada piloto en el mundo hace cientos de veces en su carrera. El avión estaba funcionando perfectamente. Sin embargo, el accidente mató a 11 personas, incluido el capitán, e hirió a más de cien. Después de algunas investigaciones, se concluyó que los pilotos estaban demasiado fatigados y no prestaron toda su atención a la situación a su alrededor, y no activaron el sistema de spoiler, un dispositivo en el avión para ayudar en el aterrizaje.

Por supuesto, no todos somos pilotos de líneas aéreas, pero piénsalo, cuántas veces has escuchado sobre accidentes automovilísticos fatales causados ​​por un conductor cansado o la falta de atención. Es extremadamente común. Se ha estimado que se producen 100.000 accidentes automovilísticos por año debido a que el conductor estaba fatigado. 

Por qué dormimos menos ahora?

Como seres humanos, hemos evolucionado para funcionar en torno al ciclo diurno y nocturno. Durante siglos, las condiciones de poca luz nos indicaron que era hora de dormir. Sin embargo, desde la invención de la iluminación electrónica, hemos creado entornos en los que podemos permanecer constantemente en condiciones de luz brillante, ya sea en la mitad de la noche o en la mitad del día. Lo que es peor, se ha descubierto que la luz que emite una pantalla de LED, del tipo de nuestros teléfonos, tabletas, computadoras o TV en realidad disminuye o incluso detiene la melatonina, una hormona en el cerebro que nos permite dormir. Como resultado, ya sea a través de nuestro propio comportamiento o nuestros dispositivos, dormimos menos de lo que necesitamos para poder funcionar.

Resultado de imagen para persona en el celular antes de dormir

Se han realizado innumerables estudios sobre los efectos de la privación del sueño, y casi todos muestran que es extremadamente perjudicial. Los síntomas pueden variar desde la dificultad para enfocarse, a mayores riesgos de enfermedad cardíaca, diabetes y presión arterial alta. Al no dormir tanto como necesitamos, podríamos ponernos en un riesgo considerable. 

Los peligros no solo están relacionados con la salud. Estar un poco privado de sueño puede tener un impacto enorme y desastroso en tu productividad. Se ha demostrado que perder 90 minutos de sueño puede reducir tu estado de alerta hasta en un tercio . Si trabajas en un entorno exigente y de alta presión, eso puede tener un impacto enorme en tu productividad.  Tu estado mental después de cuatro horas de sueño es similar al de la embriaguez legal.

Resultado de imagen para persona energica

Sin embargo, aquellos que duermen las ocho horas recomendadas por día encuentran que permanecen enfocados durante todo el día, con pocos, si es que hay algún impedimento para su funcionamiento mental.

Un pequeño ajuste puede cambiar las cosas

Hacer un pequeño ajuste en tu hábito de dormir, tan pequeño como 15 o 30 minutos, puede hacer una gran diferencia en tu nivel de energía al día siguiente.

Intenta agregar gradualmente 15 minutos de sueño a tu horario nocturno todos los días. Continúa con esto hasta que te sientas totalmente descansado a la mañana siguiente. Para entonces, sabrás exactamente cuánto necesitas dormir para sentirte enérgico. Cuando te des cuenta del tiempo que necesitas para dormir para ganar suficiente energía, mantente firme en ese momento.

Conservar un patrón de sueño saludable te mantendrá alerta, altamente funcional y productivo durante todo el día.