Saltar al contenido

22 maneras de despertar y sentirte súper positivo para el día

Alguna vez te despiertas y recuerdas todo lo que tienes que hacer, y solo quieres esconderte bajo las sábanas y no salir? Ese sentimiento es muy conocido para muchos de nosotros, pero afortunadamente no tienes que sentirte nunca de esta manera.

¿Sabías que nuestros pensamientos crean nuestras emociones? Dado que tenemos control total sobre nuestros pensamientos, también tienes el poder de comenzar el día con una nota súper positiva todos los días. Aquí hay algunas maneras de ayudarte a tener la mentalidad correcta y disfrutar cada día que llega.

1. Intenta recordar tus sueños

Si deseas analizarlos más tarde o simplemente utilizarlos como un video entretenido y divertido que se reproduce en tu cabeza, los sueños son una gran manera de sentirte más positivo por el día. Recomiendo asegurarte de dormir lo suficiente, pero también llevar un diario de sueños junto a la cama para que puedas escribir el sueño tan pronto como te despierte. Con el tiempo, recordarlos será más fácil y podrás tener más sentido de ellos a medida que se relacionen con tu propia vida.

2. Considera lo que te hace feliz

Los pensamientos crean emociones. Los pensamientos felices crean emociones felices. Es súper simple pero es muy cierto: piensa en las cosas que te encantan y que te hacen feliz. Solo visualizar hacer algo que te haga feliz te hará sentir más feliz a cambio.

3. Da gratitud

La gratitud es una de las prácticas más importantes que siempre recomiendo a mis clientes. Es fácil quedar atrapado en el ciclo del pensamiento negativo y eventualmente olvidarte de lo bueno que realmente tienes. Cuando pasas algo de tiempo en la mañana para enumerar 5 cosas por las que estás agradecido, cambia tu forma de pensar y tu día se vuelve mucho más brillante.

4. Relaja tu cuerpo

Sin relajación física, generamos estrés y ansiedad en nuestro cuerpo. Asegúrate de que tu rutina diaria incluya autocuidado que te permita relajar tu cuerpo. Ya sea un masaje, yoga o un baño agradable, relajar el cuerpo es un ingrediente importante para sentirte positivo todos los días.

5. Enfócate en la respiración

A lo largo del día, cuanto más estrés y tareas se ponen en nuestros platos, más aumenta la ansiedad. Puede que ni siquiera nos demos cuenta de que nuestra respiración cambia y se vuelve más superficial a medida que nos estresamos. Un consejo realmente rápido y simple es tomarse un momento y observar tu respiración. Es superficial? Respira profundamente y déjalos salir muy lentamente. Haz esto un par de veces y disfruta de una mayor sensación de relajación en cuestión de minutos.

6. No te apegues a tus pensamientos

Cada día creamos historias en torno a las circunstancias y eventos que nos rodean. ¡Los investigadores dicen que tenemos alrededor de 60,000 pensamientos por día! ¿Qué tan agotador es eso? Cuanto menos te adhieras a tus pensamientos y los dejes pasar sin creer en ellos y dejar que te afecten, es más probable que te sientas en paz y relajado durante todo el día.

7. Manténte alejado de las redes sociales

Si eres una de las personas que verifica sus redes sociales o correos electrónicos tan pronto como te levantes, ¡detén eso ahora! No me di cuenta de cuánto te afecta hasta que dejas de hacerlo por un tiempo. Cada mañana que pasas lejos de las redes sociales es mucho más relajado, pacífico y alegre. No nos grita una afluencia constante de información y mensajes, y nuestra mente tiene la capacidad de serlo.

8. Prepara un delicioso desayuno

En lugar de desperdiciar tu mañana revisando tu feed de Facebook, ve a la cocina y prepara un delicioso desayuno delicioso (y nutritivo). Tortitas de proteínas a nadie? Huevos de lado soleado? Perfección. Ahora, ¿no es así mucho mejor?

9. Establece una práctica de meditación

¡Hacer que la meditación no sea negociable en tu rutina puede ser un verdadero cambio de vida! No solo te sentirás más tranquilo y centrado, sino que te sentirás más en sintonía con tu cuerpo y tu entorno. No te preocupes si todavía no eres un meditador experimentado. La meditación no es solo sentarse con las piernas cruzadas tarareando “Ommmm”: puedes hacer mucho más, incluyendo meditación de baile, técnicas de atención plena, hipnosis y más.

10. Prueba las grabaciones de autohipnosis

Hablando de hipnosis, esta es una de las formas más fáciles y mejores para entrar en meditación. Hay toneladas de grabaciones disponibles para comprar en línea (¡99 centavos por canción en Amazon!) Y cada una ha sido creada específicamente para ayudar con un cierto problema. ¿Quieres sentirte más positivo? Hay muchas para elegir.

11. No revises tu teléfono hasta mucho más tarde

Del mismo modo que no debes verificar tus redes sociales justo cuando te despiertas, trata de abstenerte de revisar tu teléfono hasta un poco más tarde también. Verás cuánto la tecnología puede tener un efecto negativo en nuestra mente y niveles de energía. ¡No te dejes absorber demasiado temprano!

12. Ve a correr por la mañana

Ahhh … endorfinas! ¿Qué mejor manera de comenzar el día que con estas hormonas para sentirte bien? Sal a correr por la mañana, antes de que haga demasiado calor, y te alegrarás de haberlo hecho.

13. Haz una secuencia de yoga energizante

Otra forma de hacer fluir algunas endorfinas por la mañana es una secuencia de yoga energizante. ¡Sal de la cama, extiende tu alfombra y ponte cómodo!

14. Juega con tus mascotas

Tenía un amigo que siempre jugaba con su perro por la mañana. Tomarían el desayuno, se estirarían y jugarían antes de irse a trabajar. Le ayudó a conectarse con su mascota, sentirse más feliz y comenzar el día con una nota alegre. Quiero decir, es casi imposible estar enojado o triste después de jugar con tu querida mascota.

15. Lee un libro o artículo inspirador

Una buena parte de tu rutina matutina podría ser leer blogs a los que te suscribes. Leer algo inspirador y motivador por la mañana te hará acelerar y estar listo para afrontar el día.

16. Escucha un gran podcast inspirador

Del mismo modo que con un libro inspirador, escucha un gran podcast para que tu mente vibre de motivación para llegar al siguiente paso en tu día.

17. Configura tu alarma a una melodía edificante

Considera cambiar tu tono de alarma. No uses el zumbido loco. En cambio, pon algo agradable y melódico que comience suave y se vuelva cada vez más fuerte a medida que pase el tiempo. No te despertará y es más probable que disfrutes de despertarte con un sonido encantador que de algo intenso, como un ruido de alarma regular.

18. Crea una rutina que incluya autocuidado matutino

Lo que sea que sea para ti: meditación, yoga, lectura, caminar … sea lo que sea, asegúrate de hacerlo parte de tu rutina y algo que no sea negociable. ¡Después de todo, tener un gran día no es negociable! Mientras más hagas esto, más fácil se volverá.

19. Mira algo hermoso

Una buena forma de cambiar tu estado de ánimo y volverte más pacífico y elevado automáticamente es mirar algo hermoso. Tal vez sea una flor, tal vez sea tu esposo o esposa, tal vez sea una pintura que cuelga en tu habitación … sea lo que sea, tómate un minuto o dos solo para apreciar su belleza. ¡Te sorprenderá lo rápido que funciona esta táctica para elevar tu estado de ánimo!

20. Despiértate para limpiar la habitación

Cuanto más desordenada es tu habitación, más desordenada se sentirá tu mente. Siempre les digo a mis clientes que para organizar su mente, primero deben organizar su espacio. Limpia tu habitación y notarás cuánto la energía en la habitación se vuelve más pacífica y acogedora.

21. Pregúntate a ti mismo “¿Cómo puedo hacer que este día sea increíble?”

Es una pregunta simple pero es tan poderosa. Simplemente preguntándote “¿cómo puedo hacer que hoy sea increíble?”, te das cuenta de que tienes el control de cómo va tu día y cómo te sientes al respecto. ¡Entonces, haz las cosas para que sean increíbles!

22. Sonríe independientemente de cómo te sientas al principio

Incluso si sientes que deseas permanecer en la cama durante todo el día y te molestas, no lo hagas. Sonríete a ti mismo. Mejor aún, mírate en el espejo y sonríete a ti mismo. Mi padre hace esto cada mañana por un minuto o dos y jura que cambia todo su estado de ánimo y perspectivas durante todo el día. ¡Vale la pena intentarlo!