Saltar al contenido

3 pasos de acción para una autoevaluación honesta

La caída más dura que un hombre puede hacer es caer sobre su propio engaño.✨

¿Crees en ti mismo? ¿En tus habilidades? Ya sea que lo haga o no, ahora es un buen momento para una autoevaluación. De hecho, siempre es un buen momento.

La autoevaluación es un proceso continuo que requiere estar conectado con su voz interior. En estos días, muchas personas parecen estar tan conectadas al mundo a través de sus dispositivos y redes sociales que no están conectadas consigo mismas. Y esa no es una forma de ayudar a tomar mejores decisiones. La autoevaluación significa ser su propio consejero, desarrollar sus propios puntos de vista y cultivar la capacidad de observar de cerca dónde se encuentra para poder pensar en sus problemas.

Utilice los siguientes pasos de acción para evaluarse a sí mismo de forma eficaz.

1| Desarrolle confianza en si mismo

Debe desarrollar la confianza para tomar medidas que lo ayudarán a usted y a su negocio o carrera. Pero generar confianza no es tan simple como parece. Las personas más exitosas son aquellas que pueden manejar las contradicciones de la vida; que son conscientes de sus limitaciones, pero no están limitados por ellas. La inseguridad nos impide conquistar nuestros demonios internos y hacer algo con nuestras vidas. La arrogancia nos hace parecer unos sabelotodo, lo que erosiona nuestro nivel de influencia, y después de un tiempo la gente dejará de escucharnos. La confianza es el acto de equilibrio entre el orgullo y la incertidumbre, y es un trabajo en progreso.

Debe desarrollar la confianza para tomar medidas que lo ayudarán a usted y a su negocio o carrera”.

2| Hablarlo

Necesita rodearse de amigos y mentores de confianza que sean honestos con usted sobre su desempeño y las áreas que necesitan mejorar. Escúchalos. Escucharte a ti mismo.

Esta capacidad de dudar y confiar en uno mismo al mismo tiempo es el núcleo de una autoevaluación eficaz. Por ejemplo, muchas personas chocan repetidamente contra la misma pared de ladrillos sin cambiar de rumbo. Si me encuentro bloqueado en todo momento, ya sea por personas por encima de mí o quizás por alguna situación competitiva, doy un paso atrás y me reagrupo. Cuando nos encontramos con múltiples fallas, nuestra naturaleza es la culpable de las circunstancias, otras personas, la equidad del universo. Pero también tenemos que dar un paso atrás y preguntar: ¿Podría ser yo?

Aquí es donde entra en juego la capacidad de tener una discusión cognitiva contigo mismo, donde puedes desconectarte y mirar la situación con una visión más amplia. Esa perspectiva es fundamental para determinar si sus acciones lo están ayudando o perjudicando a usted y a su organización.

3| Hacer su movimiento.

Puede trazar cuidadosamente su propio éxito y evaluar su efectividad a medida que avanza, pero al final del día, debe salir y jugar en el tráfico. Nunca vas a estar totalmente entrenado o preparado; no hay horario de clases obligatorias. Tienes que conocer gente, desarrollar relaciones e intercambiar las mejores prácticas. Tienes que hacer que las cosas sucedan. Confíe en su saludable confianza en sí mismo y su giroscopio interno para mantenerlo en el camino correcto.