Saltar al contenido

5 consejos para prosperar en situaciones de alta presión

¿Alguna vez has sentido que tienes tantas cosas en tu plato que es difícil estar motivado o saber por dónde empezar? ¿O quizás estás enfrentando nuevas experiencias como tener que hacer una presentación importante, tener una conversación difícil con alguien, tener una entrevista de trabajo?

Lo más probable es que la presión sea parte de nuestras vidas, y que tengamos que pasar por situaciones difíciles en algún momento. Sin embargo, cómo percibimos y manejamos estas situaciones hace una diferencia entre ver la presión como una amenaza, sentirse quemado y paralizado, o ver la presión como un desafío estimulante y una oportunidad para el crecimiento.

Depende de nosotros simplemente sobrevivir o elegir conscientemente prosperar. Sentir presión en dosis manejables puede ser energizante y motivador para lograr grandes cosas en la vida.

La presión puede provenir de fuentes externas o internas. Tenemos que aprender a distinguir entre los dos porque a menudo, las historias que nos contamos sobre nuestra capacidad para lograr cosas, y el cumplimiento de ciertas expectativas aumentarán la presión que nos imponemos a nosotros mismos.

¡La buena noticia es que mantenerse motivado y prosperar bajo presión es una habilidad que se puede aprender y desarrollar en cualquier momento! Aquí están 5 consejos para ayudarle a prosperar bajo situaciones de alta presión:

1. Reducir la velocidad y tomar respiraciones profundas

La respiración profunda es una manera probada de ayudar a reducir la ansiedad y el estrés, y le ayudará a sentirse más centrado y fundamentado. Cuando sienta que la presión está aumentando, haga una pausa por un momento, cierre los ojos y respire profundamente unas cuantas veces.

Sentirás una ola de calma que te ayudará a ver las cosas más claramente, y es una gran manera de poner las cosas en perspectiva.

2. Tómelo un día a la vez

Escriba las cosas que tienen que hacerse, y córtelas en pedazos en tareas más pequeñas que son menos abrumadoras. Una vez que comiences a tachar esos elementos de la lista, sentirás una mejor sensación de logro, y podrás tener una mentalidad más positiva, que te ayudará a mantenerte alejado de la preocupación y el miedo.

3. Reescriba tu historia en torno a situaciones de alta presión

Cuando usted ve la presión como una amenaza sólo aumentará los sentimientos de miedo que afectará su confianza. Esto le impedirá obtener los resultados que desea y se merece. En su lugar, ver la presión como motivación para aprender cosas nuevas, una nueva oportunidad para recoger más evidencia de que en realidad se pueden lograr grandes cosas, y brillar.

4. Practique el Autocuidado Radical

Construya una relación consciente consigo mismo preguntándose qué necesita para sentirse más tranquilo, más centrado y más empoderado. Desarrolle una práctica de auto-cuidado que le ayude a sentirse mejor; si se va a acostar antes para sentirse restaurado, hacer más ejercicio para aumentar las endorfinas, comer alimentos más saludables, hacer más cosas que le dan alegría, o tomar tiempo libre para sólo ser y mostrar un poco de aprecio, asegúrese de que se da lo que

5. Pedir Ayuda

No tenga miedo de pedir ayuda y apoyo a otros. Compartir cómo te sientes con otros en los que confías aliviará los sentimientos de ansiedad. Como un plus, usted podría obtener valiosa retroalimentación o ideas que no habría recibido si hubiera mantenido sus sentimientos por sí mismo.