Saltar al contenido

5 maneras de sacudirte la tristeza ahora mismo y volver a ser feliz

Si le preguntas a la gente cuál es su mayor objetivo en la vida, muchos te dirán que es ‘ser feliz’. Pero, ¿qué significa la felicidad? La verdad es que la felicidad es algo experimentado de manera diferente para cada persona.

Algunas personas ven la felicidad como tener tiempo extra al final de la semana laboral para pasar con su familia, mientras que otras se centran en el éxito.

El problema con este objetivo de felicidad es que, incluso cuando las personas logran las cosas que desean, no siempre pueden sentirse felices por ello.

Si estás experimentando tristeza, aquí hay algunas formas rápidas de sacudirte la tristeza para que puedas comenzar a disfrutar la vida nuevamente.

1. Recuerda celebrar el éxito

Los objetivos son excelentes para mantenernos en el camino cuando queremos lograr algo dentro de un cierto período de tiempo. Desafortunadamente, si te vuelves demasiado orientado a los objetivos, no te dejas el tiempo suficiente para ser feliz con lo que tienes.

A menudo, cuando las personas terminan un objetivo, están listas para avanzar al siguiente paso. En cambio, tómate un día o dos para deleitarte con lo que has logrado.

Al hacer esto, aprendes a apreciar lo que tienes, en lugar de cualquier objetivo que lo haga más feliz en el futuro.

2. Presta atención a tu diálogo interno

Uno de los mayores problemas que enfrentan las personas es la forma en que se hablan a sí mismas. Esto se debe a que muchas personas tienen pensamientos negativos automáticos, que son ideas inútiles (y a veces hirientes) que parecen provenir de la nada.

Estos son a menudo fuera de lugar, insistiendo en que alguien no le gustas porque pasastes sin decir “hola” o que nada de lo que haces es lo suficientemente bueno para conseguir un ascenso en el trabajo.

Si te estás hablando mal, te hace perder ayuda y contribuyes a la tristeza. En lugar de aceptar estos pensamientos como verdaderos, opónte a ellos. Da ejemplos de situaciones que prueben que lo opuesto al pensamiento es verdadero.

Por ejemplo, si tu mente te dice que eres egoísta después de negarte a ayudar a un compañero de trabajo para que pueda descansar durante el fin de semana, piensa en los momentos en que fuiste útil.

3. Tómate el tiempo para relajarte

La relajación es una parte crítica de la vida de cualquier persona feliz y exitosa. Cuando no te tomas el tiempo para relajarte, se acumula estrés hasta que tu mente llega a un punto crítico.
Esto puede llevar a sentimientos extremos de miedo y tristeza, ya que te das cuenta de que no estás cumpliendo las expectativas que te has establecido.

Aunque puede ser tentador trabajar más duro en momentos de estrés, recuerda darle descansos frecuentes a tu mente.

Debes tomar descansos mientras trabajas, así como descansos mentales completos donde realices una actividad que te resulte agradable.

Esto podría incluir una salida nocturna con tu pareja o amigos, caminar en la naturaleza o relajarte en un baño de burbujas caliente.

4. Ríe

Se ha demostrado que la risa aumenta el estado de ánimo porque libera serotonina, endorfinas y otras hormonas para sentirse bien en el cerebro.
Esto hace que la risa sea una parte importante de la dieta mental de cualquier persona feliz. Reír con otra persona es genial.

Si no tienes a nadie con quien intercambiar bromas, considera ver una película divertida o ir a un club de comedia con un amigo o tu pareja.

5. Piensa en los aspectos positivos

En la vida, es increíblemente fácil pensar solo en las cosas negativas que han sucedido. Por ejemplo, es posible que tu jefe te dé una conferencia y pases la noche obsesionado con eso, en lugar de centrarte en el nuevo cliente que trajiste a la compañía después de eso.

Al ignorar los aspectos positivos, no te estás dando la oportunidad de ser feliz y estás acogiendo la tristeza en tu vida.

Al final de cada día, reserva tiempo antes de acostarte para reflexionar sobre las cosas buenas que sucedieron ese día. Si tienes problemas para recordar, considera llevar un cuaderno para anotar las cosas a medida que suceden durante el día.

Lo primero que debes hacer cuando experimentas tristeza es negarte a aceptarla. Lo único que debes hacer es poner en práctica las estrategias discutidas anteriormente.

Después de encontrar cuál funciona mejor para ti, te convertirás en una versión más feliz y mejor de ti mismo.