Saltar al contenido

5 maneras en que las personas exitosas toman el control de la vida

Las personas exitosas comprenden que viven en un mundo donde el cambio es continuo y no episódico.

Algunas de las cosas más importantes en la vida se logran cuando tenemos un sentido de urgencia. Y algunas de las mayores tensiones que soportamos son experimentadas cuando somos bombardeados y emboscados por las emergencias de la vida. ¿Cual es la diferencia? Es el lugar del control. ¿Las tensiones provienen de fuera de nosotros mismos, o vienen desde dentro?

El autor y experto en liderazgo John Kotter sugiere que demasiados trabajadores – incluidos los ejecutivos – no tienen un sentido de urgencia en su trabajo. Esto se ve arriba y abajo de la escalera corporativa. Esto no significa que los trabajadores deben estar corriendo con el pelo en llamas. Significa que estos trabajadores están enfocados en lo que es importante. Comprenden que viven en un mundo donde el cambio es continuo y no episódico. Saben que la compañía no puede descansar en sus laureles, incluso mientras celebran victorias. Esto no puede suceder sin crear un sentido de urgencia.

¿Cómo es esto paralelo a nuestra vida cotidiana? Cuando se trata de urgencias, hay dos tipos de personas en el mundo:

Un grupo es víctima de la urgencia. El otro grupo es un vencedor en la urgencia.

Una persona no crea un sentido interior de urgencia. Ellos optan por esperar que la vida se convierta en urgente y luego reaccionan ante ella. Sin embargo, ese tipo de urgencia trae a sus compañeros: El estrés, la ansiedad, la autocompasión, la auto-preocupación y, a veces, por buena medida, esto provoca reacciones de prisa y pánico en un intento de salvar el tiempo perdido. Rara vez estas personas logran sus objetivos, si hubiera alguno.

La otra persona no espera la urgencia. Crean ese sentido de urgencia en sí mismos. Su urgencia no es tan estresante como motivacional. Se crea la unidad en lugar de pánico. Ellos están impulsados ​​a lograr lo que está antes de ellos hoy. Ellos entienden que este día nunca ha estado aquí antes, y nunca volverá.

Un grupo es víctima de la urgencia. El otro grupo es un vencedor en la urgencia. ¿Cuál es la clave? Ubicación, ubicación, ubicación. ¿Es un lugar interno o externo de control?

Las personas exitosas se niegan a entregar su poder. Aquí hay cinco cosas que hacen para tomar el control de su vida:

1. Las personas exitosas crean un sentido de urgencia en sí mismas.

Se levantan cada día con esa sensación de urgencia en el estómago. No crean ansiedad, pero crean urgencia.

2. Las personas exitosas no confunden la actividad con la realización.

Ellos entienden que la actividad puede adormecernos a la complacencia, permitiendo que un día fluya hacia el siguiente sin resultados reales deseados. Vamos a llamar urgencia intencional.

3. Las personas exitosas no dejan que las emergencias los descarrilen.

Su éxito es alimentado por la urgencia del día, no la emergencia. Cuando llegan esas inevitables emergencias, no los descarrilan. Manejan lo mejor que pueden y continúan por la pista. Las circunstancias externas son menos convincentes y urgentes. Un lugar externo de control, con su plétora de problemas, nos abruma. No necesitamos encontrarlos. Nos encuentran. Las urgencias que enfrentan son las que crean. Incluso cuando van rápido, no están fuera de control. No se apresuran. La precipitación crea situaciones de emergencia.

“Sé rápido, pero no con prisa.” – John Wooden

4. Las personas exitosas saben lo que es importante.

Saber lo que es importante para ti crea claridad. Esto a su vez reduce el estrés. Esto ayuda a librarlos del desorden innecesario que los ralentizará. Ellos entienden que todo no es una opción, por lo que se centran en lo prioritario, lo urgente. Nunca hay tiempo suficiente para hacer todo, pero siempre hay tiempo suficiente para hacer lo importante.

5. Las personas exitosas escuchan las voces correctas.

Seth Godin advierte sobre los trolls en nuestra cabeza. Cuidado con ellos. Les encanta inculcar una sensación de pánico. Esta atento. El troll es la voz de la inseguridad y la autocrítica. No alimentes al troll. Eso te da más excusas. No discutas con él. Eso sólo toma su tiempo. No trates de litigarlo. Tu troll interno es un experto en influir en el jurado. Crea tu propia urgencia y no dejes que tu troll interior descarrile esas buenas intenciones.

Practicar hábitos simples te ayudará a evitar peligros serios. Al crear tus propias urgencias, descubrirás un nuevo poder en tu vida.