Saltar al contenido

6 Cambios de mentalidad que mejorarán tu vida

¿Es cierto que la gente tiene una resistencia natural al cambio? Cava un poco más profundo y puedes descubrir que la resistencia al cambio es sólo el síntoma y que las personas tienen una resistencia natural a sentirse incompetentes. La humillación es un miedo profundo que todos poseemos; No queremos sentirnos o parecer incompetentes y el cambio tiene el potencial de activar ese sentimiento.

Pero ¿qué pasaría si nos condicionamos a sentirnos bien al empujar nuestros límites personales? ¿Y si nuestro miedo a sentirnos incompetentes fuera menos que nuestro deseo de aprender algo nuevo?

Hola Querido Amigo!
Te invitamos a dar like para mantenernos conectados

Esto no sucederá naturalmente. Tiene que ser enseñado. Y tiene que ser mantenido sobre una base regular. Si no es así, poco a poco vamos a perder nuestra curiosidad, y con eso, nuestra vitalidad. La curiosidad se atrofia con el tiempo. Nuestra inclinación natural hacia la pereza es exacerbada por la inactividad. El contentamiento es una gran virtud, pero su lado de la sombra es la apatía. Es natural que se acostumbre a nuestro entorno, pero como John F. Kennedy dijo una vez, “El tiempo para reparar el techo es cuando el sol está brillando”.

Aprende a valorar la incomodidad, el desequilibrio y la desorientación. Ahí es donde se produce nuestro mayor crecimiento. Está en la zona de incomodidad donde crecemos y aprendemos. Aquí está la verdad: el malestar no conduce a la descomposición. Lleva a la brecha. Al evitar molestias, podemos sobrevivir. Entrar en él es cómo prosperar.

¿Cómo haces esto? Desarrolla estos seis hábitos (hábitos + actitudes):

1. Pregunta el statu quo.

Haciendo esto, estarás facilitando la habilidad crítica de desaprender. ¿Qué necesitamos dejar de hacer? ¿Qué necesitamos dejar atrás? ¿Qué necesitamos olvidar? ¿Qué necesitamos ignorar? Esto es importante si queremos crecer y seguir adelante.

2. Desafía tus suposiciones.

Sólo porque eso es lo que siempre hemos hecho, no significa que deberíamos seguir haciéndolo de la misma manera. Esto puede llevar al sesgo de la experiencia, que la forma en que lo hemos hecho sigue siendo la manera correcta de hacerlo. Ve por debajo de la superficie y descubre la creencia que está impulsando ese comportamiento. ¿Cuál es la creencia detrás del hábito o proceso que nos enseñaron? Incluso si la creencia es correcta, ¿tiene una aplicación diferente hoy en día? Si es válido, nuestro compromiso será incluso más profundo. Si no es así, es posible que tengamos que innovar.

3. Prueba algo nuevo.

Esto a menudo conduce a algo mejor. Ocasionalmente viene a través de la asociación con otros. Lo que parecía un impedimento para el progreso se convirtió en un avance en la eficiencia. A veces es tan simple como probar un alimento desconocido. Experimentar, probar, exponer. La gente tiende a ver el peligro donde sólo hay diferencia.

4. Reutiliza algo viejo.

A veces la perla se pierde en el proceso. El principio es bueno, pero el sistema de entrega está obsoleto. No se pierde lo fiable porque está desordenado y camuflado con irrelevancia. Esto es más que reciclar. También se trata de ideas, actitudes, inteligencia emocional, dinero, simplicidad y sabiduría.

5. Conéctate con la imagen más grande.

Sintetizar tu vida ilumina tu camino. Aprender y crecer es sobre capacidad y habilidad. Pero también se trata de conectar los puntos. Eso es difícil de hacer sin saber el propósito más grande de lo que somos y lo que queremos. Esto lleva el aprendizaje a un nuevo nivel. Ya no eres solo un maestro. Eres un maestro profesor.

6. Confía en lo que sabes.

Confiar en lo que sabes te da el valor de probar cosas nuevas. Esto es lo que sé:

El sol saldrá mañana.

Lo que estoy pasando ahora va a pasar.

Con una excepción (tú), el mundo está compuesto de otras personas.

Se amable. Todos los que conozco llevan algo.

Las mejores cosas de la vida no son las cosas.

La gente comete errores.

Usted sale de la vida lo que pone en ella.

La gratitud es la emoción más saludable y triunfa en la gratificación.

Lo que usted se centra en se convierte en su realidad si es verdad o no.

La calidad de su vida depende de la calidad de sus emociones.

La amargura es una espiral descendente.

Tengo que perdonar para vivir.

La única diferencia entre una rutina y una tumba es la profundidad.

Desarrollarnos incluye desarrollar nuestras mentes. Esto no sucede sin molestias y desorientación ocasional.