Saltar al contenido

7 maneras de aumentar tu riqueza y éxito, de acuerdo con la ciencia

Te debes a ti mismo transformar tu vida para mejor. Puede parecer un objetivo insuperable, pero recuerda, cada multimillonario comenzó en algún lado. Muchos de los que hicieron su primer millón, desde Sarah Blakely hasta Oprah Winfrey, comenzaron con unos pocos cientos de dólares.

Si las personas ultra exitosas lo han hecho y lo han mantenido, entonces hay una forma de que casi cualquier persona pueda seguirlo.

Afortunadamente, hay algunas estrategias basadas en la ciencia que pueden ayudarte a potenciar tu riqueza y éxito. Intenta rociar estos consejos en tu vida y sorprendete de la cantidad de cambios positivos que crearás en 2018:

1. 10:10:10

En el conocido estudio de malvaviscos, a los niños se les ofreció la posibilidad de elegir un dulce de malvavisco inmediatamente o una recompensa más grande más adelante. La investigación encontró que aquellos que podían retrasar la gratificación más tarde terminaron con puntajes más altos en los exámenes, ingresos y una mejor satisfacción general de la vida.

Warren Buffet y otros multimillonarios ponen esto en práctica a través de algo conocido como la “Regla 10:10:10”. Antes de tomar una decisión, se preguntan cómo se sentirán acerca de una decisión en diez minutos, diez meses y diez años.

Pensar de esta manera puede conducir a un inmenso éxito a largo plazo. Por ejemplo, si evalúas tus elecciones financieras desde este punto de vista, (con un poco de suerte) obtendrás el poder del interés compuesto a través de la inversión en lugar de hacer gastos constantes y frívolos.

2. Haz un plan

Un estudio reveló que aquellos atletas que han establecido sus metas antes de proceder con el entrenamiento están mucho más motivados. Los investigadores también descubrieron que tenían una mejor capacidad para controlar sus acciones y alinearlo con sus objetivos en comparación con aquellos que no tenían ningún plan para ingresar al juego.

Piensa en ti mismo como un atleta que juega en el campo llamado vida. Si tienes un plan de juego fuerte, tienes confianza para competir porque sabes lo que harás para ganar el juego. Si juegas de oído, eres mucho más fácil de derribar.

Nuestros objetivos pueden no ser los mismos ya que deben ser personalizados, pero todos debemos compartir enormes aspiraciones.

No importa cuáles sean tus objetivos, amplialos y establece pasos específicos, y eventualmente los alcanzarás.

3. Invierte en ti mismo

Los estudios han demostrado que las personas que están más involucradas en el establecimiento de objetivos educativos son las mismas que tienen más probabilidades de alcanzar sus objetivos. Tienes el poder de hacer una diferencia en tu vida. Después de todo, tu éxito depende de las decisiones que tomes en el presente.

Cada vez que alcanzo un hito, siempre me pregunto: “¿Qué sigue?” Tu también deberías. Hay mucho más por descubrir y aprender de este mundo. Cuando todavía era un banquero corporativo, encontré la oportunidad de cursar estudios superiores en algo que me apasionaba: las finanzas.

En ese momento, todavía no había descubierto que dirigiría mi propia empresa de gestión patrimonial. Todo lo que sabía era que debería mejorar continuamente.

No tienes que seguir estudios de postgrado para convertirte en un aprendiz constante, pero si hay una oportunidad, adelante. Simplemente puedes comenzar con actividades pequeñas para agudizar tus habilidades y mejorar tus habilidades que crees que serán útiles en tu carrera.

4. Fomenta el crecimiento buscando ayuda

De acuerdo con un estudio de la Escuela de Negocios de Harvard, cuando una persona busca consejo, rebota como una impresión positiva sobre ellos. Para un ejemplo de la vida real, no busques más, el cofundador de Apple, Steve Jobs. Recordó cómo él, a los 12 años, llamó a Bill Hewlett, cofundador de Hewlett-Packard, para pedir un pequeño favor. Pidió a Hewlett que le diera algunas piezas de repuesto para el contador de frecuencia que estaba intentando construir esa vez.

Hewlett aceptó de buen grado e incluso le ofreció un trabajo de verano en su compañía para armar contadores de frecuencia.

Steve Jobs mostró una actitud humilde que debes emular. No lo pienses demasiado; en cambio, conviértelo en un hábito para mejorar lo que te falta en el momento.

5. Usa una mentalidad de crecimiento

Según la reconocida experta en psicología Carol Dweck, existe un inmenso poder de poseer una mentalidad de crecimiento. Se deriva de simplemente creer que se pueden lograr cosas mucho mejores en la vida y, al mismo tiempo, alcanzar nuevas alturas mediante el desarrollo de la inteligencia y las habilidades.

Los estudios confirman que aquellos que mantienen un enfoque de mentalidad de crecimiento trabajan con mayor motivación y positividad, lo que puede resultar en un éxito extraordinario.

Satya Nadella, el actual CEO de Microsoft, atribuye gran parte de su éxito a esta mentalidad de crecimiento. Debido a su sed de aprendizaje y curiosidad, admite comprar más libros de los que puede terminar e inscribirse en más cursos en línea de los que puede completar. Fundamentalmente, Nadella cree que si no estás aprendiendo cosas nuevas, dejas de hacer cosas grandiosas y útiles.

6. Valora lo que otros piensan de ti

Los escenarios variables requieren diferentes enfoques. Una manera de evaluar si estás implementando el enfoque correcto hacia tus objetivos es viéndolo, y tu mismo, a los ojos de otras personas. Perciben las cosas de manera diferente, a través de una perspectiva que podría no estar disponible para ti.

Además, sus puntos de vista y opiniones pueden no ser necesariamente favorables (hasta el punto de que puedan herir tus sentimientos), pero podrían ofrecerte la oportunidad de realizar una mejora a gran escala.

La investigación realizada con los líderes reveló que aquellos que son más efectivos (según los rankings) también son las personas que constantemente solicitan comentarios. Esta fuerte correlación es una prueba de que haces las cosas de manera eficiente cuando trabajas y te comunicas bien con tu equipo.

7. Practica la autoafirmación

Alimentarte con pensamientos positivos y empoderadores es un gran salto para mejorar tu rendimiento en la vida, lo que resulta en más logros a largo plazo. Los estudios revelan que los estudiantes que realizaron una breve actividad de autoafirmación al comienzo de un ciclo escolar tuvieron un impulso significativo en sus calificaciones académicas para el final del semestre.

Además, un estudio también sugiere que las personas que experimentan altos niveles de estrés pueden sobrellevar mejor sus problemas simplemente dejando tiempo para pensar en algo que es importante para ellos.

Una charla rápida contigo mismo puede hacer maravillas en tus actividades diarias que contribuirán a tu éxito general y a la creación de riqueza. Tómalo de la vibrante Oprah Winfrey, que cree que cuanto más alabas y celebras tu vida, más hay en la vida para celebrar.