Saltar al contenido

9 Tips para inspirar a tu equipo a lograr nuevas metas

John Hersey, en su libro Creating Contagious Leadership, describe nueve competencias o hábitos que inspiran una cultura de liderazgo contagiosa y aplicable en todos los negocios y organizaciones, o incluso en la vida en general. Él cree que los líderes tienen que tomar la decisión manifiesta de adquirir estas habilidades:

1. Centra la atención en los actos de liderazgo de otros

Este es el hábito de centrar la atención, directa o indirectamente, en los esfuerzos de liderazgo y los logros de otros miembros del equipo. Para los gerentes y líderes que no contagian el liderazgo, el centro de atención parece estar siempre en sí mismos.

2. Cultiva cualidades de carácter positivo

Los líderes que contagian tienen la costumbre de poner en relieve las opciones que son eficaces sobre “cómo” se llevaron a cabo las cosas y no solamente “lo que” se logró. No sólo son los números, se trata de  ¿cómo ejerció su rol? , o ¿quién tomó las decisiones correctas?

3. Fomenta ampliamente el reconocimiento

No te limites a articular las acciones específicas que merecen elogios. Los líderes que contagian explican por qué y cómo hizo un buen trabajo, mientras que los gerentes y los líderes convencionales dicen sólo “Buen trabajo, María

4. Haz hincapié en los puntos fuertes, te llevará a la grandeza

Los gerentes convencionales se centran en los defectos de la gente y los señalan con tanta frecuencia como les es posible. Los líderes que contagian alimentan la costumbre de reconocer los puntos fuertes, lo que les ayuda a extrapolar su grandeza.

5. Comunica a menudo y con eficacia

La costumbre de intercambiar constantemente información, pensamientos y sentimientos abiertamente y honestamente construye la moral, mejora la productividad y fomenta el liderazgo que contagia.

Te recomendamos leer: Estudio revela que los jefes exprimen a los empleados eficientes

6. Proporciona una visión sin obstrucciones

Los líderes que contagian fomentan el hábito de enfocar las acciones con una imagen clara y sensorial rica con el resultado deseado. Los gerentes tienden a tener sólo una vaga imagen de hacia dónde  va la empresa, por lo que son incapaces de compartir una visión coherente con los demás.

7. Realmente entra en la vida de las personas

Cultiva el hábito de conocer realmente tu activo más valioso, la gente. Los gerentes evitan cualquier implicación real. La mayoría no sabe si las personas con las que tratan están casadas o solteras, o nada de ellos. Los líderes que contagian conocen a su gente personalmente y hacen cosas para ellos, no porque sea bueno para el negocio, sino porque realmente les importa.

8. Apasionadamente apoya a tu gente

Los gerentes siempre están controlados, en lugar de estar totalmente comprometidos y dispuestos a tomar riesgos. Los líderes que contagian se apresuran a apoyar a su equipo y siempre dan la cara por ellos, incluso en la adversidad.

9. Enseña una mentalidad permisiva

Los líderes contagiosos forman a su equipo  para que siempre asuman que tienen permiso para hacer las cosas a su manera. Tratan de extender el concepto de liderazgo contagioso, en lugar de restringirlo. Los directivos quieren un equipo de imitadores y seguidores.

En resumen, los líderes no son lo mismo que los gestores. Los gerentes se centran en el proceso, mientras que los líderes se centran en las personas. Los líderes influyen en las personas para hacer que las cosas sucedan, en lugar de decirle a la gente que las cosas sucedan. Los líderes contagiosos crean una cultura que inspira a todos a participar plenamente. El resultado es que todos serán los líderes.

Seguir leyendo: Las 10 mejores ideas de negocios del año