Saltar al contenido

Buenos hábitos esenciales para vivir una vida feliz y exitosa

Es hora de cambiar tu vida? Si no sientes que estás viviendo de acuerdo con tu propósito, es difícil sentirte satisfecho. Sin embargo, puede ser tan difícil dar un salto a lo desconocido. En verdad, cambiar tu vida se trata realmente más de hacer una serie de pequeños ajustes conocidos que tienen buenos hábitos.

Pero, ¿qué aspecto tiene un buen hábito y cómo te adhieres a él una vez que has comenzado?

Si durante mucho tiempo ha estado pensando “Quiero un cambio”, este artículo es el lugar perfecto para comenzar. Exploraremos por qué importan los buenos hábitos, ofreciendo consejos y trucos que te ayudarán a crear nuevos pensamientos y comportamientos.

Además, te mostraremos cómo dichos cambios pueden permitirte convertirte en tu mejor yo. Ofreceremos ejemplos de la vida real de personas que juran por sus buenos hábitos.

5 buenos hábitos para comenzar a mejorar tu vida

Formar buenos hábitos es una forma confiable y efectiva de convertirte en tu mejor yo y alcanzar tus objetivos generales.

No importa lo que quieras con tu vida o cómo quieras cambiarla, los buenos hábitos pueden ayudarte.

Si bien algunos son específicos para objetivos particulares, hay muchos ajustes que puedes hacer que promueven rasgos generalmente positivos, como la motivación, el optimismo, la determinación y la autoconfianza.

Trabajaremos a través de cinco buenos hábitos para comenzar hoy.

Todos ellos han demostrado que marcan una diferencia en tu bienestar y te dan algunas sugerencias básicas que te ayudarán a mantener estos hábitos.

Levantarte temprano

Si te entrenas para levantarte temprano, los beneficios incluyen tener el lujo de relajarte y planificar tu día, y más tiempo para atender algunas de tus metas diarias antes de que comiencen los compromisos laborales o familiares.

Nunca es divertido despertarte con el chillido de una alarma, por lo que vale la pena trabajar en formas de despertarte naturalmente.

Si dejas las cortinas abiertas un poco, el amanecer puede despertarte (y con el tiempo, tu cerebro aprende a responder a esto). Mientras tanto, comprar una alarma de luz puede producir el mismo resultado y puede ofrecer un método más suave para despertarte.

Administrar dinero sabiamente

Todo es más fácil si desarrollas buenos hábitos a la hora de administrar el dinero.

Algunos de los hábitos más útiles que te ayudan a aprender cómo administrar el dinero de manera inteligente incluyen restringir tus gastos cada mes (y poner una cantidad fija en tus ahorros) y registrar tus gastos durante un mes (para que puedas evaluarlo y hacer cambios).

Si te resulta difícil ajustarte a un presupuesto, la responsabilidad puede marcar la diferencia: recluta a alguien que también esté tratando de ahorrar y aliéntense mutuamente intercambiando informes regulares sobre cómo les está yendo.

Visualiza tus objetivos

Se ha comprobado que las técnicas de visualización ayudan a alcanzar tus objetivos.

Visualizar tus objetivos simplemente significa desarrollar una imagen vívida de ellos y pasar un tiempo regular contemplando esta imagen.

Por ejemplo, puede reservar una sesión diaria de 10 minutos en la que visualices lo que deseas lograr.

Encuentra un lugar cómodo para sentarte, cierra los ojos y mira cómo vive la vida que deseas.

Puedes enfocarte en objetivos particulares de la vida, como tener el trabajo de tus sueños o la pareja ideal.

Sin embargo, también es útil construir una imagen general de dónde quieres estar, incluyendo todo tipo de pequeños detalles.

Obtén una rutina diaria de estiramiento

Una rutina diaria de estiramiento es fantástica tanto para el cuerpo como para la mente.

Físicamente, te ayuda a liberar la tensión, lo que te hace sentir más cómodo y lleno de energía.

Mientras tanto, un estiramiento diario también ayuda a calmarte y centrarte, poniéndote en un estado de ánimo productivo para el día siguiente.

Encuentra una manera de mover tu cuerpo todas las mañanas, incluso si es solo por unos minutos.

Tu rutina de estiramiento no tiene que ser compleja: cualquier compromiso de hacer ejercicio a diario produce beneficios para tu bienestar.

Si tienes tiempo, también puedes hacer ejercicios cardiovasculares para bombear sangre.

Vive en el presente

Finalmente, trata de vivir el momento presente.

¿Con qué frecuencia te encuentras reflexionando sobre el pasado o preocupándote por el futuro?

¿Con qué frecuencia eso te hace sentir bien?

Cuando aprendes a vivir en el presente, comienzas a disfrutar la vida mucho más y te comprometes mucho más en cada aspecto de tu día.

Una práctica regular de meditación o atención plena puede ayudarte a hacer este cambio.

Incluso los hábitos simples como caminar y desafiarte a ti mismo para darte cuenta de tres cosas hermosas también pueden ayudar.

Una vez que te acostumbres a vivir en el momento, verás inmediatamente los beneficios y el hábito se mantendrá.

Hábitos diarios de personas exitosas

Si bien hemos notado que los buenos hábitos apoyan el logro de tus objetivos, es útil tener ejemplos concretos que te muestren exactamente qué diferencia pueden hacer estos hábitos.

Veamos tres hábitos de personas exitosas y consideremos cómo tu rutina particular ayudó a hacerlos especialmente exitosos.

En todos estos casos, podrás ver cómo los hábitos se generalizan y pueden utilizarse para mejorar tu propia vida.

Jennifer Aniston: meditación.

La galardonada actriz Jennifer Anniston jura por una rutina matutina específica.

Ella enfatiza cuán importante es la meditación para su bienestar.

Ella señala que hacerlo durante 20 minutos la prepara para el día, y lo combina con beber agua tibia con limón.

Estudios indican que incluso unos pocos minutos de meditación ayudan a cambiar tu cerebro de manera positiva.

El estilo de vida de Jennifer Aniston aumenta enormemente su positividad y le da una gran mentalidad para levantarse e irse durante el resto del día.

Albert Einstein: Atención plena.

Si bien es probable que sepas mucho sobre los descubrimientos científicos de Albert Einstein.

Pero es menos probable que sepas que fue un firme defensor de las diferentes formas de atención plena.

En particular, Albert Einstein apreciaba la oportunidad de dar largos paseos, ya que esto despejaba su mente de pensamientos que lo preocupaban.

También dijo que mirar al techo le permitía sintonizar sus pensamientos.

Hábitos como este fomentan la autorreflexión y el autoconocimiento.

Barack Obama y su rutina matutina

El ex presidente Barack Obama es conocido por su eficiencia y enfoque.

Obama dice que debe mucho de su éxito a su rutina matutina cuidadosamente diseñada.

Comienza el día con 45 minutos de ejercicio, alternando entre ejercicios cardiovasculares y entrenamiento de fuerza. Él sigue esto con té verde o agua.

Esto lo beneficia enormemente por el resto del día, ya que está lleno de energía y listo para lo que vendrá durante el día.

Manifestando la vida de tus sueños con hábitos diarios

Ahora has desarrollado una comprensión más profunda de los buenos hábitos y cómo pueden ayudarte a alcanzar tus objetivos.

El siguiente paso natural es aprender más técnicas que te ayuden a convertirse en tu mejor yo.

Comprender la Ley de Atracción puede llevarte a otro nivel de productividad, positividad y autorrealización.

Concluiremos echando un vistazo rápido a dos ejercicios que pueden ayudarlo a manifestar la vida que desea.

En primer lugar, intenta crear un tablero de sueños: esto implica crear collages de imágenes y texto que se relacionen con la imagen de tus objetivos.

Puedes agregar lo que desees, siempre y cuando lo asocies con las ideas que tengas. Mantén este tablero de sueños visible en el trabajo o en el hogar, y permita que te conecte con tu visión del futuro.

En segundo lugar, experimenta con llevar un diario de sueños. A menudo, tus sueños llevan mensajes importantes de tu subconsciente. Es probable que comprendas estos significados si escribes rápidamente una nota sobre tus sueños cuando te despiertas.

Al final de la semana, repase los sueños en el libro y observa imágenes y temas recurrentes. ¿Qué le dicen estos patrones repetitivos sobre quién eres, qué quieres y qué necesita hacer? Es posible que veas y pienses en señales que significan cosas específicas.