Saltar al contenido

Como buscar tu propio destino con ambición

Cuál es el origen de una ambición sincera?

Realmente sólo existe un sitio en donde puede encontrar una ambición sincera y es justamente dentro de ti – en cada pensamiento, en cada movimiento, en cada motivación. Tu ambición será una expresión de quién eres realmente, tu propia “Auto-expresión”.

No será acaso la auto-expresión realmente la auto-dirección?

Que opinan ustedes, fíjate tu mismo como te comportas, como te auto-motivas.
La Ambición es el resultado de la auto-dirección y la auto-dirección es una de las seis claves principales necesarias para construir la ambición.

La auto-dirección positiva le dice, “Yo se quién soy y se a donde quiero llegar. Estoy acumulando conocimientos, experiencias, sentimientos y filosofías que me ayudarán a prepararme para las oportunidades que estoy seguro se me presentarán sin avisar y sin proponérmelo”.

Debido a que sabe a donde quieres llegar es que has estado trabajando en las diversas facetas de tu personalidad, las mismas que te convertirán en una mejor persona. Trabajando en tu actitud, trabajando en tu salud, trabajando en tus habilidades para administrar su tiempo.

Ponlo por escrito y revísalo constantemente, visualizándote en el lugar al que deseas llegar y recorriendo la dirección que has elegido.

La dirección determina el destino. Por eso es que te debes preguntar:

“Estarán todas las disciplinas en las que estoy comprometido, conduciéndome a donde quiero llegar? “

Que pregunta tan importante para hacérnosla todos al inicio de cada mes, al comenzar cada semana, al despertar cada día. Lo que nunca querrás hacer será engañarse a ti mismo. Engaña a tu vecino, engáñeme a mí, engañe al mercado, pero no te engañes a ti mismo – cruzando los dedos – esperando llegar a buen puerto cuando ni siquiera sabe a donde quiere llegar.

recomendado: Jim Rohn: 4 Claves para llevar tu mente a nuevos niveles

Debes preguntarte, estoy siguiendo las disciplinas que me llevarán en la dirección que quiero ir? No evites hacerte estas preguntas importantes, preguntas que te ayudarán a determinar tu propia dirección, izar tus velas, fijar tu destino.

Es esta la dirección que quiero para mi vida?
Comparto con alguien la misma dirección?
Es esta una meta que he querido alcanzar desde mi niñez?
Es la meta de mis padres, de mi esposa(o), de mi jefe, de mis hijos o es la mía propia?

Házte tu mismo estas preguntas y luego cuestiónalas. Después de que hayas respondido estas preguntas, ves un paso mas allá y pregúntate, “Que estoy haciendo que me funciona y que estoy haciendo que no me funciona?”

Cuestiónate nuevamente. Trabaja mentalmente para definir tu mejor alternativa de dirección – tu auto-dirección. Luego, ambiciosamente persevera en tu propia auto-dirección. Permite que el poder de tu ambición te lleve donde deseas llegar, hacer lo que deseas hacer, para crear la vida que deseas vivir!