Saltar al contenido

Cómo el cuidado personal es el secreto para convertirse en una potencia de productividad

Una pregunta para nuestros lectores: ¿Con qué frecuencia abandonamos nuestros objetivos en la búsqueda de la felicidad? ¡Nos encantaría mantener la conversación en los comentarios!

Las actividades para aliviar el estrés pueden no ser suficientes para capitalizar el tiempo y la energía. Convertirse en un ser productivo exigirá una rutina de autocuidado que combine la salud física, mental y emocional. Los ejercicios de respiración y las caminatas por la naturaleza son algunas formas de tácticas de alivio mental que pueden funcionar para cualquier persona.

Hay otras formas de lograr un autocuidado eficaz sin abrumar nuestros cuerpos. El secreto es convertirnos en el factor principal en cualquier aspecto de la producción. A continuación se detallan las razones por las que el cuidado personal es nuestra arma secreta para la productividad. No te vayas todavía: hemos dejado lo mejor para el final.

El cuidado personal puede mejorar la salud física

La salud física encabeza nuestra lista de razones por las que deberíamos estar interesados ​​en la importancia del cuidado personal para la productividad. Por ejemplo, ¿cómo se puede esperar que los jugadores rindan al máximo si se esfuerzan durante el entrenamiento? Una semana entera de entrenamiento con más de 3 juegos es una rutina abrumadora, y el mimo no siempre resulta en nuestras expectativas.

Cuando trabajamos en un entorno estresante, los músculos de nuestro cuerpo se tensan como mecanismo defensivo. Desafortunadamente, el estrés constante no relajará nuestro cuerpo y la tensión muscular puede resultar en dolores de cabeza, dolor de espalda y dolor general del cuerpo. Antes de recurrir a la medicación, pruebe técnicas de cuidado personal que puedan tener un impacto positivo en nuestro estado de ánimo.

El autocuidado mejora la salud mental

¿Cómo afecta la salud mental a la productividad? La mentalidad es uno de los ingredientes fundamentales de nuestras vidas. El uso de aplicaciones de productividad ayuda a controlar la ansiedad en el proceso de gestión en el trabajo.

A todos nos gusta trabajar, pero operar bajo presión puede reducir nuestra productividad. El autocuidado para la productividad sin duda salvará el día y mejorará nuestra salud mental. Después de todo, necesitamos la salud mental para funcionar y lograr nuestros objetivos.

No más desplazamiento telefónico temprano en la mañana

La mayoría de las veces pasamos la mayor parte del tiempo en nuestros teléfonos o frente a las computadoras. Para que tengamos un impacto positivo en la productividad, debemos ajustar nuestra rutina. Adquiera el hábito de no levantar el teléfono a primera hora de la mañana. En cambio, deberíamos desarrollar una rutina matutina en la que prioricemos nuestra salud mental por encima de los aparatos electrónicos. Nuevamente, debemos aprovechar esta oportunidad para hacer algo por nosotros mismos, aunque sea por unos minutos.

Cómo hacer un movimiento productivo

De vez en cuando, nos involucramos en cosas que reducen nuestra autoestima. Necesitamos aprender a dejar ir. Como seres emprendedores, hacemos listas de los objetivos que necesitan una atención completa. Hasta cierto punto, nos falta tiempo para las vacaciones o retiros, todo en nombre del trabajo duro. Al hacerlo, estamos a la altura del mantra, «¡todo trabajo, no juego!»

¿Quién dijo que atormentarnos con ambiciones complejas es un signo de triunfo? Deje de hacer lo que está haciendo y tómese un descanso. Un estilo de vida pacífico es como una medicina, y dejar ir algunas cosas puede ser el antídoto.

“Ámate a ti mismo primero, y todo lo demás encaja. Realmente tienes que amarte a ti mismo para hacer algo en este mundo «.

– Lucille Ball

Duerme lo suficiente significa que nos importa

Cuando dormimos lo suficiente por la noche, nos sentimos revitalizados y listos para enfrentar los desafíos del día. El sueño mejora la energía y la concentración. Entonces, a cambio, nos sentimos más productivos. Por otro lado, la falta de sueño conduce a trastornos mentales y físicos.

La definición de productividad difiere del trabajo duro. ¿A qué nos referimos? Podemos trabajar todo el día, pero sin eficiencia, solo estamos desperdiciando nuestra energía. Los estadounidenses somos bien conocidos por trabajar demasiado para pagar las facturas. Con el tiempo, muchos ciudadanos sufren de hipertensión y diabetes, pero podemos recuperarnos mediante técnicas de autocuidado.

Asegúrese de establecer límites

¿Con qué frecuencia dedicamos nuestro tiempo al cuidado personal? Apagar nuestros teléfonos no siempre implica que seamos descortés. Todo lo que deseamos son unos minutos, si no horas, de tranquilidad. En el lugar de trabajo, podemos optar por rechazar cualquier invitación a una reunión de último momento.

Si nuestro horario dice, «ve a acampar con la familia», ve y diviértete. Si surge algo que presente un conflicto de intereses, simplemente rechace la oferta cortésmente. Después de todo, estamos aplicando tácticas de auto-salud que pueden impulsar la producción y la toma de decisiones a medida que construimos los lazos familiares.

Cómo aumentar la productividad mediante trucos de cuidado personal

Si queremos administrar nuestro tiempo correctamente, debemos ponernos serios. Es difícil dominar las técnicas de cuidado personal, pero otros pueden considerarlo como un signo de pereza. Ser más productivo tiene mucho que ver con tratarnos a nosotros mismos en lugar de presionarnos para trabajar más. Con eso en mente, considere las siguientes formas de lidiar con la culpa por la eficiencia.

  1. Cómo realizar la lista de tareas diarias
    Entonces, ¿qué estamos discutiendo exactamente? Comencemos por dar un excelente ejemplo de cómo aumentar la ambición de productividad. Todos necesitamos lo necesario para sobrevivir. Afortunadamente los tenemos, y por eso todavía estamos vivos. Por otro lado, nos estamos sobrecargando con una lista de cosas lujosas que son inalcanzables en un solo día. Evite el estrés y limítese a la lista principal; después de todo, existe el mañana.
  2. Realizar un seguimiento de lo que se debe lograr en un día determinado
    Piense en este movimiento por un momento. Aquí creamos una lista de tareas pendientes con aproximadamente 20 secciones más pequeñas. Resolver la mitad del asunto sobre la mesa es un logro, y las tareas o elementos sobrantes inspirarán al día siguiente. Así es como generar una ficha productiva.
  3. Decidir cuándo perseguir la meta
    La preparación temprana puede aumentar la confianza en el cuidado personal.

“El que está mejor preparado puede servir mejor a su momento de inspiración”, Samuel Taylor.

Si queremos tener éxito en nuestras metas, necesitamos un mínimo de 5 días para planificar y repensar. Con una fecha límite por delante, podemos reducir la culpa por la productividad.

Conclusión

La mayoría de las veces, el cuidado personal tiene algunas repercusiones. La culpa de la productividad puede hacernos cuestionar nuestra decisión. Dejar ir algunas cosas es una señal de cuidado personal. Con tranquilidad, nuestros elementos físicos y mentales pueden tomar mejores decisiones sabias. Maximizar nuestro tiempo con menos esfuerzo requiere un cambio en nuestra rutina diaria.