Saltar al contenido

5 cosas (además de la fuerza de voluntad) que te ayudarán a hacer cambios en tu vida con éxito

¿Te falta de alcanzar los objetivos que estableciste para tu negocio, la salud o tus relaciones? ¿Te sientes débil e ineficaz porque no puedes encontrar la fuerza de voluntad para superar los malos hábitos? Bueno, eso es porque no se trata sólo de fuerza de voluntad. Al menos eso es lo que dice la investigación que sustenta el bestseller de negocios New York Times cambia algo: la nueva ciencia del éxito personal.

Los autores, Kerry Patterson, José Grenny, David Maxfield, Ron McMillan y Al Switzler no anulan la fuerza de voluntad por completo — sigue siendo importante, pero hay otros cinco factores, señalan, que influyen en si tu lograrás con éxito cambios en tu vida.

1. Controla tu espacio

Es difícil resistir el helado cuando estás solo, pero fácil cuando estás con tu cónyuge. ¿La presencia de tu pareja te da más fuerza de voluntad? Difícilmente. Esto es a lo que los autores llaman “controlar su espacio”. Para cambiar un comportamiento, hazlo inconveniente o desagradable involucrarte en él “construyendo cercas” o haciendo reglas. Otros ejemplos de cómo controlar tu espacio pueden incluir:

  • Nunca ir de compras mientras tienes hambre
  • Haz una regla para cuando estés enojado con alguien, anotes lo que quieres decir antes de decirlo

2. Amar lo que odias

Es difícil hacer lo que no quieres hacer. La buena noticia es que puedes cambiar lo que te gusta o no te gusta, no forzándote a que te guste (que es fuerza de voluntad, de nuevo), sino cambiando la naturaleza de la actividad. Puedes odiar correr, pero ¿podrías disfrutarlo si te inscribes para una carrera, inviertes en tecnología para realizar un seguimiento de tu rendimiento o escuchas audiolibros durante tu entrenamiento? Cambiar el entorno en el que realizas una actividad puede reducir drásticamente la cantidad de fuerza de voluntad necesaria para participar en ella.

3. Convertir a los cómplices en amigos

Se necesitan dos para participar en el chisme de la oficina. Si luchas para hacer que todas tus conversaciones apoyen a los demás y quieran cambiar, identifica quién es negativo contigo y luego inscríbete para ayudar a superarlo. Di algo como “Jim, tengo un problema con chismes sobre los demás, y sé que esto va a regresar y atormentarme; Además no quiero sentirme negativo todo el tiempo. Si alguna vez empiezo a hablar mal de alguien a sus espaldas, ¿puedes llamarme? Este proceso es fundamental para el éxito del programa de 12 pasos impartido por Alcohólicos Anónimos.

4. Aprende a hacer lo que piensas que no puedes

Ninguna cantidad de fuerza de voluntad, por sí misma, te hará un buen gran atleta, empleado o socio en una relación. El éxito en estas funciones requiere habilidades específicas que deben ser aprendidas, desarrolladas y mantenidas. Si deseas mejorar una relación, trata de educarte leyendo libros o viendo videos, practicando habilidades o creando un plan para un progreso continuo. La fuerza de voluntad te ayudará a comenzar a través de este proceso de auto-mejora, pero no puede reemplazarlo.

5. Recompensa el buen comportamiento

Nos involucramos en un mal comportamiento porque recibimos una recompensa por ello. Invertir esto es lo que los autores llaman “invertir la economía”. ¿Quieres comer mejor? Haz un plan de comidas o establece los estándares y luego crea una recompensa por seguir tu plan, como ir a un viaje o comprar algo (preferiblemente algo no relacionado con la comida). ¿Quieres hacer ejercicio y ponerte en forma? Haz de tu recompensa irte a comprar ropa de menos talla después de alcanzar tu meta de pérdida de peso. Pon una cantidad específica de dólar en ella y mantén una nota sobre ella en un lugar destacado.

La próxima vez que hagas algo que no quieres hacer y piensas “¿Por qué hice eso?” Recuerda que no es sólo fuerza de voluntad. No lo dejes fuera, pero si deseas hacer cambios duraderos en tu vida, incluye estos otros cinco factores en tu plan.