Saltar al contenido

Cómo reinventarte y ser la mejor versión de ti mismo

Alguna vez te has sentido cansado de ser en quién te has convertido y deseaste poder reinventarte?

¿Quizás sientes que no estás viviendo tu potencial? ¿Quizás deseas vivir de una manera más verdadera para ti pero no sabes por dónde empezar?

Si te has encontrado pensando en estas cosas, no estás solo. Pero, ¿qué significa ser la mejor versión de ti mismo y cómo puedes convertirte activamente en esa persona? Este artículo explora cómo reinventarte a cualquier edad, llevándote a través de los pasos que te ayudarán a comprender cómo quieres vivir y te mostrarás cómo perseguir tus pasiones.

Ya sea que estés tratando de descubrir cómo reinventarte después de una ruptura, buscando reinventarte en el trabajo o simplemente sintiendo que deberías haber más en tu vida, te ofreceremos consejos y trucos que te ayudarán a llegar allí.

Se honesto contigo mismo

Pregúntate esto: ¿realmente quiero cambiar?

Si hay partes de ti que resisten la idea de la reinvención, esto puede ralentizarte al cambiar.

Esta disonancia hará que sea mucho más difícil evolucionar de manera significativa. Si no estás seguro de que realmente quieres cambiar, vale la pena pensar en esto un poco más.

¿Qué te detiene?

¿Podría ser el miedo a lo desconocido o el miedo al fracaso? Una vez que te identificas y te comprometes con las ansiedades, es posible que te sientas mucho más abierto a la idea de la reinvención.

En segundo lugar, se honesto acerca de tus puntos fuertes más importantes, ya que estos serán clave para convertirte en la mejor versión de ti mismo. Pregunta ¿Cuál es mi poder y cómo podría usarlo mejor?”.

Recuerda que no necesitas hacer esto bien la primera vez: todo el proceso de reinvención se trata de generar ideas y probar nuevas ideas.

Saber lo que quieres

Para reinventarte de una manera que te haga feliz, debes tener claras tus prioridades.

Saber qué quieres y qué no quieres puede ayudarte a descubrir qué cosas deben permanecer igual en tu vida y qué cosas deben cambiar.

¿A donde quieres ir? ¿Cómo es tu vida ideal y qué pasos necesitarías dar para llegar allí?

Puede ser útil hacer dos listas: una que describa los hechos principales sobre tu situación tal como es ahora y otra que describa cómo quieres que sea tu futuro. Por ejemplo, incluye descripciones de cómo te ves ahora vs. cómo deseas ser visto y agrega actos sobre cómo pasas tu tiempo (en el trabajo y en el hogar).

Además, asegúrate de tener en cuenta las cosas que faltan que te gustaría agregar.

Nunca es demasiado tarde para recrearte

La sensación de estar “pasado” es uno de los mayores problemas que impide que las personas hagan los cambios necesarios en su vida.

Si tu situación se ha estancado durante mucho tiempo, debes decirte a ti mismo que esto es todo lo que puedes esperar de la vida y lamentarte de que no te arriesgaste en una etapa anterior.

Esto puede provocar insatisfacción a largo plazo, bajo estado de ánimo y amargura, así como dificultades para disfrutar incluso de las cosas buenas que tienes.

Es vital intentar liberarse de esta mentalidad, ya que no hay tiempo en el que sea demasiado tarde para cambiar las cosas.

Entonces, si le quitas algo a este artículo, déjalo así: puedes crearte de nuevo en cualquier etapa de tu vida.

No hay reglas que digan que debes seguir una carrera, una relación o una forma de ser que no te haga feliz.

No hay edad a la que sea “demasiado tarde” para convertirte en una persona diferente y más plena. Entonces, ya sea que tengas 18 u 80 años, ahora es el momento perfecto para convertirte en la mejor versión de ti mismo.

Pasos para reinventarte

Pasemos ahora a un plan que puedes seguir para reinventarte, independientemente de cómo sea esa reinvención (y la etapa en la que podrías estar haciéndolo).

Trabajaremos a través de seis técnicas específicas que te ayudarán a refinar quién quieres ser y te ayudarán a dar pasos concretos hacia tu nuevo yo.

Una breve advertencia: si entras en este proceso preguntando cómo cambiarte por completo, es probable que te decepciones. Ese tipo de objetivo se basa en rechazar tu identidad fundamental y generalmente tiene sus raíces en la baja autoestima.

Por el contrario, si ves este viaje como uno que se trata de convertirte en la mejor versión de ti mismo, puedes sentirte bien acerca de quién eres en todas las etapas.

Trata de concentrarte en tus talentos principales y rasgos positivos en todo momento, observando cómo estos se pueden adaptar para ayudarte a alcanzar tus metas en el trabajo, el amor y la vida.

Sigue tu pasión

La pregunta central en el corazón de tu transformación es esta: “¿Cómo ser yo?” En otras palabras, ¿cómo puedes vivir de una manera que se adapte mejor a quién eres en tu núcleo?

¿Cómo puedes adaptarte mejor a las cosas que te importan?

Sigue tu pasión es una gran parte de este proceso.

Si no estás seguro de cuál es tu pasión, piensa en los hilos comunes que atraviesan los momentos en que has sido más feliz y más satisfecho. ¿Cuáles son los factores que siguen surgiendo?

Por ejemplo, ¿prosperas más cuando estás devolviendo a los demás?

¿Es la creatividad un gran contribuyente a tu felicidad? ¿Eres un artista natural?

Seguir tu pasión significa dedicar energía y atención a fomentar esa pasión y encontrar formas de convertirla en la pieza central de tu vida.

Cuando identificas y sigues tu pasión, naturalmente das un paso hacia una nueva versión de ti mismo que sea más real, más segura y más satisfecha.

Mantente agradecido

Cambiar tu mentalidad también es esencial para la transformación. Si quieres ser la mejor versión de ti mismo, debes poder sentirte agradecido por quién eres. Cultivar una mentalidad positiva y orientada al crecimiento en lugar de centrarte en lo que no tienes o lo que no disfrutas es vital.

Cuando podemos centrarnos en lo bueno, atraemos más y más bien a nuestras vidas.

Si te cuesta ser positivo de esta manera, considera llevar un diario de gratitud. Todo lo que necesitas hacer es escribir tres cosas que te hagan sentir agradecido cada día, este simple hábito comienza a cambiar la forma en que miras el mundo.

Recuerda que no es necesario que sean cosas enormes, por ejemplo, buenas conversaciones con amigos y cosas que ves en la naturaleza.

Cuando comienzas a ver más bien, tu energía cambia y estás en un lugar que es más compatible con la transformación.

Haz un plan

Mientras trabajas en ti mismo y tus sentimientos son partes indispensables para reinventarte, ¡no subestimes la importancia de la planificación práctica!

Crea una hoja de ruta completa para convertirte en la persona que quieres ser.

Trata de encontrar una línea de tiempo aproximada para lograr varios hitos en el camino.

Además, trata de anticipar y planificar cualquier obstáculo.

Por ejemplo, si deseas reinventarte como una persona más segura y social, es posible que tengas un plan con varios objetivos sociales crecientes.

Puedes ponerte al día con algunos amigos este mes, y luego ir a un evento con nuevas personas el próximo mes.

Mientras tanto, puedes saber que a veces evitas el contacto social cuando estás cansado, pero puedes escribir esto en tu plan, sugiriendo una estrategia preventiva para administrar tu energía y mantenerte comprometido con las personas.

Prueba cosas nuevas

Reinventarte te ofrece la oportunidad de jugar y experimentar con tu identidad.

Trata de no tener ideas fijas e inflexibles de quién quieres ser, mira esto como un momento para aprender.

¡Convertirte en la mejor versión de ti mismo puede, y debe, ser divertido!

Responde “sí” a las invitaciones que hayas rechazado antes y se más abierto a las cosas que se adaptan a tu personalidad.

Muchas actividades nuevas que intentes podrían terminar ayudando a dar forma a tu idea de cuál es la mejor versión de ti mismo.

Por ejemplo, si estás trabajando para convertirte en una persona más abierta y asertiva, experimentar con cómo reinventar tu aspecto puede tener un impacto inesperado.

Mientras tanto, si das forma a tu vida buscando la creatividad, no te limites a lo que ya sabes que es bueno. Prueba también otras nuevas : ¿qué es lo peor que podría pasar?

Ríe diariamente

¡Nunca subestimes el poder crudo de la risa!

Te sentirás más feliz, con más energía y más abierto a la posibilidad de buscar activamente cosas que te hagan reír.

Haz que sea una prioridad ver películas y leer libros que te conectan con el lado más divertido de la vida.

Luego, con eso, puedes tomarte el tiempo para ser realmente tonto con tus amigos.

Cuando la vida adulta se hace cargo, es tentador pasar la mayor parte de nuestro tiempo hablando sobre problemas y temas importantes.

Sin embargo, cuando buscamos deliberadamente las partes divertidas y juguetonas de la vida, nos reconectamos con las partes juveniles de nosotros mismos.

Las partes juveniles de nuestra vida son las partes que aún están llenas de potencial bruto.

La risa también ayuda a recordarte que el proceso de reinvención no tiene que ser muy serio. En cambio, puede ser emocionante, audaz e incluso divertido a veces.

Compromiso

Si quieres reinventarte en la mejor persona posible, el compromiso es absolutamente obligatorio.

Habrá momentos en los que tengas dudas o donde tu energía para el proceso de transformación disminuya un poco.

Es importante estar al tanto de los cambios y cuidarte para que puedas recuperar tu entusiasmo.

Si tienes un sentido general de compromiso con tu objetivo, puedes persistir y cumplirlo.

Hay diferentes cosas que puedes hacer para reforzar los compromisos. Algunas personas encuentran útil la rendición de cuentas; por lo tanto, si tienes un amigo que también quiere reinventarse, considera hacer esto lado a lado y verificar sus objetivos.

Decir afirmaciones simples y positivas que respalden tus objetivos también puedes ayudarte a mantenerte en el estado de ánimo adecuado.

Un sistema probado para reinventarte

Ahora que tienes una mejor idea de lo que implica reinventarte a ti mismo y cómo puedes lograr tus objetivos. Vale la pena pensar en lo que podría facilitar este viaje.

Por ejemplo, es más fácil descubrir qué quieres cambiar, y cómo cambiarlo, si tienes algún tipo de sistema o herramienta para la reinvención. Seguir un proceso establecido simplifica todo el plan y también puede ayudarte a ser coherente al seguir tu plan de reinvención.