Saltar al contenido

Cuando quieras triunfar tan mal como quieras respirar, entonces serás exitoso

Cuando desees tener éxito tan malo como quieras respirar, tendrás éxito. Todo el mundo ha escuchado esta famosa cita de Eric Thomas, pero ¿qué significa?

Todos tienen sueños y todos quieren vivir una vida exitosa. Pero todo se reduce a lo mal que lo quieras. Si estás dispuesto a sacrificar las cosas que otros no harán, y trabajar como tu vida depende de ello. Tu estás en el camino correcto.

Se trata de compromiso y enfoque. Se trata de vivir activamente en lugar de vivir pasivamente.

Para asegurarte de lograr tus objetivos, estas son las cuatro lecciones importantes sobre el compromiso y la forma en que impulsa el éxito.

1. Renunciar a las excusas

Mientras tengas excusas, nunca tendrás éxito. Para estar completamente comprometido, es importante que dejes ir las excusas. Las excusas no son más que las mentiras que te hacen renunciar a tu sueño.

No tienes suficiente tiempo? Establece tus prioridades y elimina las tareas despiadadamente. ¿No sabes cómo? Encuentra un mentor ¿Te sientes perezoso y desmotivado? Determina su verdadero propósito.

2. Ve de estar Interesado a Comprometido

Hay una gran diferencia entre estar interesado en el éxito y estar comprometido con el éxito.

Uno es una ilusión y el otro es responsable.

Cuando solo quieres tener éxito, cuando solo te interesa, encontrarás excusas para darte por vencido. Puedes culpar a tu jefe, tu educación, tu familia, etc. Pero cuando estás comprometido, asumirás una responsabilidad del cien por cien y trabajarás por tus sueños con absoluta dedicación.

“Cuando quieras triunfar tan mal como quieras respirar, entonces serás exitoso”

3. Debes saber exactamente por qué lo quieres

“El que tiene un por qué puede soportar cualquier forma”. – Frederick Nietzsche

Ahora sabes que el compromiso hace una gran diferencia. Es hora de aplicar este conocimiento. Comprende tu motivación. Por qué quieres tener éxito? Es para tu familia? Es para tus hijos? O es para demostrar que vales algo para ti?

Comprender tu POR QUÉ te ayudará a alcanzar otro nivel en tu vida.

Motivación intrínseca

Estás intrínsecamente motivado cuando logras algo porque es personalmente gratificante para ti. Quieres hacer algo debido a un deseo interno.

Por ejemplo,

  • Salir a correr todas las mañanas porque amas la energía del corredor y la energía que te brinda durante el día
  • Limpia tu casa porque te hace sentir tranquilo y organizado

Motivación extrínseca

Estás motivado de manera extrínseca cuando actúas o logras algo para recompensas externas como fama, dinero, elogios y calificaciones. La motivación extrínseca proviene de situaciones externas, como cuando deseas recibir elogios, estudiar para una prueba o hacer ejercicio porque no quieres parecer tonto o fuera de forma frente a los demás.

“Cuando quieras triunfar tan mal como quieras respirar, entonces serás exitoso”

4. Enfoque: Todo lo que quiere es ser exitoso

No te importa salir a tomar bebidas todos los fines de semana. No te importan las percepciones de otras personas. Todo lo que quieres es tener éxito. Estás trabajando día tras día en tus objetivos. Sabes claramente lo que estás tratando de lograr y lo persigues con todo lo que tienes. Nadie te detendra. Tu seras exitoso.