Saltar al contenido

DEJA ESTAS EXCUSAS, si verdaderamente quieres ser feliz y exitoso

Las excusas son la raíz de mucho de nuestro comportamiento auto-destructivo. Las personan usan excusas para evitar lograr la grandeza.

Es una horrible equivocación en la vida porque todo lo que estás haciendo es saboteándote a ti mismo.

Aprovecha cada oportunidad que se te presenta y métete de lleno en ella. No utilices excusas porque con ello solo afectarás tu propio progreso personal.

Si quieres resultados, necesitas dejar de usar excusas. Trabaja fuerte porque es la única manera de lograr los resultados más grandes y beneficiosos.

Aquí están las “Top 10” excusas que necesitas dejar de usar, comenzando hoy mismo:

1. Lo haré más tarde

Posponer las cosas es un terrible problema en el que muchas personas caen muy a menudo. Al dejar las cosas para el último momento, estarás forzado a apurarte y cuando te apuras, tiendes a cometer errores.

“Honestamente, puede que no llegue a completar la labor si continuas dejándola para más tarde.”

2. No tengo suficiente tiempo en este momento

Al final, aprenderás a arrepentirte de todas las oportunidades que dejaste pasar. Si se te presenta una oportunidad que realmente quieres tomar, entonces cambia tu horario y haz el tiempo.

Nunca sabrás si tendrás esta oportunidad de nuevo, así que necesitas aprovecharte de ella completamente.

3. Alguien más lo hará

Esta es una excusa extremadamente perezosa, y una que usamos muy a menudo. No dejes algo para que otra persona lo haga, si puedes hacerlo tú mismo.

Todos hemos escuchado el dicho, “Si quieres lograr algo, tienes que hacerlo tú mismo.” Nadie puede lograr labores personales mejor que tú mismo. Deja de ser apático y haz lo que tienes que hacer.

4. Es demasiado tarde ahora

Honestamente, nunca es tarde para perseguir lo que quieres en el mundo laboral. Quizás tu título académico no te ha preparado para el campo en el que quieres trabajar, pero siempre puedes regresar a la universidad; no hay una edad límite para matricularse.

Mucha personas, sino la mayoría, no tienen idea de lo que quieren estudiar cuando empiezan la universidad, y como resultado, escogen una especialidad completamente ajena a la carrera que quieren obtener en el futuro.

5. No es mi culpa

Deja de culpar a otros por tus problemas y malas decisiones. A medida que te haces más viejo, se hace más y más importante darse cuenta que necesitas responsabilizarte por tus acciones. Quizás hayas tenido una mala niñez, pero una vez que llegas a la edad adulta, el futuro está en tus manos.

Nadie más puede responsabilizarse por tus acciones excepto tú mismo. Entre más pronto te des cuenta de esto, mejor estarás.

6. Es demasiado difícil

Nada que valga la pena viene fácil. Trabajar fuerte trae éxito y ganancias. Deja de subestimar tus destrezas, eres más capaz de lo que piensas. Si dejas de usar excusas y empiezas a actuar, te sorprenderás de tu potencial.

7. Ahora no es el momento adecuado

El tiempo es nuestro más precioso y valioso recurso. Todo el mundo tiene la misma cantidad de tiempo en un momento determinado, pero la forma como escojas pasar el tiempo depende completamente de ti.

Si tienes los recursos, él ahora es siempre el momento adecuado para lograr tus metas.

8. No tengo suerte

No existe la suerte pura, sólo la suerte que tu creas para ti mismo. Debes depender de ti mismo para crear un gran futuro; no te sientes en los laureles, ni esperes que las cosas vengan a ti.

Necesitas ser proactivo y buscar las oportunidades. No te sientes en la segunda fila de la vida; sal y haz que las cosas sucedan. Recuerda que la estrategia lo es todo.

9. Tengo mucho miedo

El temor paraliza a la gente y no les permite lograr su potencial completo. Nunca sabrás si puedes tener éxito, si no tratas primero. Continua siendo positivo – la vida es lo que hagas de ella, y aunque la vida te presente obstáculos fuertes, eres capaz de superarlos.

10. Aquí me siento cómodo, no hay razón para probar algo diferente

La vida es impredecible y nunca sabes lo que vendrá después. Nunca te sientas demasiado cómodo; manténte siempre listo al cambio. Cuando te sientas siempre satisfecho, entonces te encuentras en el modo repetitivo, haciendo las cosas que ya sabes sin aprender nada nuevo.

¿Cómo puedes ser verdaderamente feliz si pasas la vida repitiendo las mismas cosas una y otra vez, cada día? La verdad es que no puedes, así que haz algo fuera de tu elemento y siente el poder.