Saltar al contenido

Descubre Cómo tener una “Actitud Ganadora”.

La actitud no hace la diferencia, lo hace todo. Pero cuando hablamos de actitud muchas personas se confunden y piensan que la actitud se trata de sonreír o de tener un optimismo ciego. Sin embargo, no hay nada más alejado de la realidad. Si vamos a su raíz nos encontraremos con que “ACTITUD” tiene que ver, más que con sonrisas, con la POSTURA con la que encaras la vida.

La actitud ganadora, independientemente del rubro en el que se encuentre la persona que la posee, tiene al menos unos cuatro rasgos en común:
Actitud Ganadora es estar en postura de valor. Esto quiere decir que quien tiene actitud ganadora se sabe valioso, útil y especial. En tal condición, la actitud ganadora no permite que se le pisotee. Es decir, quien tiene actitud ganadora no se siente menos ante nada, ni ante nadie. Reconoce sus limitaciones, pero también sus virtudes. Esta es la clase de persona que dice: “yo puedo”, “yo soy capaz”. Como decimos en la calle, la persona que tiene actitud ganadora SE LA CREE. Por más que lo rechacen o se burlen de él, su autoestima está arriba. Nadie tiene el poder para hacerle sentir menos.
La actitud ganadora está en modo aprendizaje. La persona que va con esta postura se reconoce humilde. Se dice que La Madre Teresa de Calcuta dijo: “Lo que sabemos es apenas una gota del océano.” Con esta frase se refleja que, por muy experto o especialista que usted se considere, usted debe tener la humildad para reconocer que le falta muchísimo por aprender. “Todos somos ignorantes en algún tema”, reza el dicho. No puedes caer en la soberbia de cerrar tu mente a nuevos horizontes del conocimiento.

La actitud ganadora es abundante y vive en gratitud. Es decir, cuando hablamos de tener buena actitud nos referimos también a poseer la capacidad para abrirnos a los demás compartiendo lo que tenemos o lo que sabemos. Cuando ocurre algo bueno, la actitud ganadora dice “Gracias por la bendición.” Cuando ocurre algo negativo, la actitud ganadora parece decir: “gracias por la lección.”  Dentro de un equipo, la actitud ganadora no compite, coopera.

Hola Querido Amigo!
Te invitamos a dar like para mantenernos conectados

La actitud ganadora busca soluciones y oportunidades. Es pro activa. No se concentra en buscar la barrera, sino la salida. No busca al culpable, sino la solución. Va por la vida con la mente abierta detectando oportunidades para aprovecharlas porque si hay algo que define a quien tiene actitud ganadora: es que no es conformista. Si detecta algo en lo que puede mejorar, lo provecha. Dice que la actitud ganadora dice: “Por mejoría, hasta mi casa dejaría”

Así que ya lo sabe, más que sonreír por sonreír, tener actitud ganadora es tener una postura ante la vida.

vive sonríe y disfruta ?
Que tengan un excelente domingo

Mentes Millonarias / Cristhian Orlando