Saltar al contenido

Enseñanza para solución de problemas creativos con tus niños.

La expresión TRIZ proviene de la palabra rusa “ТРИЗ”, que es el acrónimo de “Teoría de Resolución de Problemas Inventivos”.

TRIZ es un método sistemático para incrementar la creatividad, basado en el estudio de los modelos de evolución de patentes y en la aplicación de soluciones estándares del método a diversos problemas sean técnicos, sociales, administrativos, etc.

Las personas que resuelven problemas de forma intuitiva, encontrarán que el método TRIZ les proporciona ideas adicionales. Las personas que resuelven problemas de forma estructurada encontrarán que el método TRIZ les proporciona una guía sistemática.

La creatividad científica ó técnica es el conjunto de procedimientos de razonamiento que tienen por objeto resolver problemas con soluciones innovadoras en forma eficiente.

El apelativo científica ó técnica se refiere a creatividad para diferenciarla de la creatividad artística, aunque si puede manejar criterios de ergonomía, estética y es aplicado a la educación, medio ambiente, etc.

Esta metodología comenzó en el área de Ingeniería, del diseño de productos y procesos, y del mejoramiento de servicios, para extenderse a otros Campos del Conocimiento.

Se entiende por problema una circunstancia en la que no coincide la situación actual con determinadas expectativas. Esta amplia definición indica que la creatividad técnica puede utilizarse para casi cualquier cosa, si bien las aplicaciones principales se dan en las empresas y en la investigación, donde se utiliza para la resolución de problemas de estrategia, gestión ó tecnología.

Esta teoría persigue la obtención de ideas de baja probabilidad, novedosas e innovadoras, que no serían accesibles de otra forma.

La mayoría de las técnicas creativas existentes, utilizan una alteración del razonamiento habitual por un procedimiento propio de cada técnica. Este amplio grupo de técnicas, basadas en la Intuición, la psicología y la imaginación prescinde voluntariamente de los conocimientos previos de patentes sobre el elemento en estudio y buscan alternativas de solución en forma aleatoria y por prueba y error, lo cual es ineficiente.

En cambio, TRIZ está basado en el Conocimiento de patentes de elementos similares y en la Gestión del mismo aunque provengan de campo de Conocimientos totalmente distintos al nuestro.

TRIZ sorprende por la rapidez y calidad de los resultados obtenidos y gracias a ellos se han realizado avances importantes y resuelto problemas de extrema dificultad en las Industrias y Ciencias básicas. Ningún otro método creativo tiene la extensa cantidad de aplicaciones en los Procesos, Productos y Servicios que tiene TRIZ, compruébelo investigando los archivos del Triz journal en la dirección www.triz-journal.com.

Esta técnica de resolución de problemas, es distinta y única en su concepción ya que surge de un enfoque diferente, que consiste en utilizar el máximo de conocimientos disponibles sobre un problema concreto y llegar a su solución por la adecuación de patentes con soluciones aplicadas previamente a otros problemas.

TRIZ es la primer técnica que se ha definido como “basada en el conocimiento” y forma parte de la Gestión del Conocimiento, que es junto a la Calidad y mejora continua, la base de los departamentos de Investigación, Desarrollo e Invención (I+D+I) de las empresas.

Por otra parte, al mismo tiempo que el TRIZ, Altshuller, su creador, desarrolló el ARIZ, un procedimiento algorítmico, que le da a la Creatividad e Innovación, un carácter de ciencia exacta, en base al estudio de estándares de solución de problemas.

El creador del método TRIZ, Genrich Altshuller, fue un ingeniero judío ruso que desarrolló la teoría a través del análisis de más de un millón y medio de patentes de invención, desde 1946 a su muerte en 1989. Se percató de que a pesar de que los inventos que analizó resolvían problemas diferentes en campos también muy diferentes, las soluciones aplicadas podían obtenerse a partir de un conjunto relativamente reducido de principios de invención.

Altshuller publicó su primer artículo en 1956. Entre 1961 y 1979 escribió los libros básicos, exponiendo el método en forma ordenada e introduciendo el nombre TRIZ en el texto “La creatividad como una ciencia exacta”. Este último libro fue el primero que se tradujo al inglés y se publicó fuera de la Unión Soviética en 1984, aunque no llamó la atención por la complejidad de la teoría expuesta y una traducción deficiente.

Altshuller y el TRIZ lograron reconocimiento internacional en el año 1990, al publicarse en Estados Unidos el libro “Y de pronto apareció el inventor”, en el que el método se explica de forma más comprensible.

El método TRIZ había ya sido reconocido en la Unión Soviética como una aportación muy valiosa desde 1970. El primer seminario sobre TRIZ se realizó en 1969, la primera escuela se creó en Leningrado (actualmente San Petersburgo) en el año 1974 y la asociación rusa de TRIZ se constituyó en 1989.