Saltar al contenido

Esta sociedad requiere verdaderos líderes

Hablar de liderazgo es un tema un tanto complicado porque casi no se habla de este término, y cuando se habla; se explica de una forma casi errónea, malentiendo su verdadero significado porque se ha enseñado a señalar de líder a alguien que sobresale en alguna área de la vida; ya sea en política, en religión, o en el deporte.

En muchos casos se tilda a una persona de líder solamente por su manera hábil de hablar o desenvolverse frente a un grupo, pero el verdadero liderazgo significa mucho más que simplemente saber hablar o exponer mil palabras.

La verdad es que cada ser humano debería de preocuparse por aprender y aplicar las bases del verdadero liderazgo desde su temprana edad, porque es la formula en la que toda familia, comunidad, y por ende nación, podría llegar a convertirse realmente responsable de todos sus actos.

Sin liderazgo en el entorno de cada ciudadano; cualquier nación está permanentemente en etapa terminal a sucumbir en el fracaso perpetuo, y por más intentos que esta haga por alcanzar niveles sobresalientes en cualquiera de sus áreas serán solamente ilusiones, y puras ilusiones.

El nivel de liderazgo que el individuo maneja en la vida personal demuestra la capacidad que este tiene para conducirse en su caminar, para construir una familia, para manejar sus finanzas, para serproductivo y proactivo en la sociedad a la cual pertenece.

Conocer y aplicar los principios de liderazgo en la vida; hace a la persona aprender a anteponerse a las difíciles circunstancias que tiene que enfrentar en la vida diaria, y lo convierte en visionario, y siempre encuentra la motivación aún esté en medio de las más torrentosas dificultades llenas de dolor y desesperación.

Dicho en palabras simples, cuando la persona se determina a convertirse en líder, tal actitud y principios se convierten en un antídoto efectivo para derribar cualquier obstáculo y alcanzar cualquier meta en la existencia de todo hombre soñador.

Toda nación que no crea programas para convertir a cada niño ciudadano en buen líder desde la edad escolar primaria no logrará impactar su futuro generacional positivamente.

Pero también es cierto que todo ser viviente debe tomarse la tarea muy personal de convertirse en un verdadero líder en alguna etapa de la vida; para marcar la diferencia en medio de la oscuridad, porque al convertirse en líder aprenderá a tomar responsabilidad de su propio entorno y dejará de existir la queja, la exigencia y el victimismo de tal manera que automáticamente logrará crear sus propias oportunidades, comprendiendo así que todas las oportunidades no vienen de ningún gobierno, de ninguna entidad publica, porque más bien todas las oportunidades vienen de la magna gracia de Dios; y de todo el universo que trabaja a favor de aquellos que ruegan por oportunidades; pero al mismo tiempo trabajando diligentemente sin importar si se encuentran a la luz del día o en medio de las tinieblas de la noche.

Son muchos los beneficios que puede obtener toda persona que se toma la seria tarea de convertirse en un gran líder, por ejemplo:

Toda persona que se convierte en líder está destinada a dejar de ser victima de circunstancias negativas porque dichas personas no se enfocan en el proceso de los logros, dichas personas se concentran en los resultados que lograrán siguiendo la transición de todo proceso.

Otro beneficio que un líder logra en la vida es romper con el telescopaje generacional de toda cadena ancestral, convirtiéndole así en un ser humano libre de traumas, dolores, y aflicciones que regularmente terminan oscureciendo los maravillosos días de cualquier persona destinada a triunfar en la vida.

Un beneficio muy grande que he visto en muchos hombres convertidos en lideres, es que logran romper con los esquemas de pobreza económica rompiendo hábitos y costumbres, que inconcientemente les han sido heredados por sus antepasados; siendo estos en la mayoría de casos los que detienen al ser humano de convertir su vida en el propósito para el cual fue diseñado por el divino creador.

Otro de los beneficios más hermosos de aprender y aplicar los principios del buen liderazgo es la experiencia viva de influir positivamente en las vidas de otros humanos.

Todo ser humano que no trabaja arduamente en su diario vivir hasta llegar al nivel optimo de liderazgo es casi seguro que terminará su vida en un estado de victima haciendo a otros culpables de sus fracasos, terminando así con frustración emocional y posiblemente enfermedad física desconfiando hasta de si mismo por no haber logrado lo que un día fue propuesto en su corazón.

Los seres vivientes que no se convierten en verdaderos lideres tienden a vivir en una posición de queja, y llorar constante alimentando pensamientos negativos, reclamando al gobierno, a la empresa para la cual trabaja y a sus padres, de todas sus aflicciones, y justificando su negligencia en la inflación y recesión económica, programando su mente que hay escasez de oportunidades, que solamente son unos pocos los bienaventurados y que la gran mayoría nacieron para vivir una vida tormentosa y cruel.

Convertirse en un verdadero líder significa reprogramar todos los pensamientos primeramente a depender de Dios en todas las cosas y creer con toda vehemencia que será el Dios del universo quien derramará todas las oportunidades desde los más escondidos rincones de la esfera espiritual a favor de los que en él confían.

Parte III

La sociedad necesita líderes

Deseo compartir los pasos básicos que se requieren poner en acción para tomar la ruta que lleva el destino del 

liderazgo:

1. Deje de culpar a los demás:

Las condiciones sociales van cambiando año con año, y a muchos de nosotros nos ha tocado nacer bajo las sombras de muchos cambios radicales día a día, y la falta de visión, de conocimiento, la falta de fe, la falta de una autoestima formada correctamente, y un plan de vida concretamente diseñado nos hace culpar a nuestros padres, a nuestras autoridades, y muchas veces aun a la misma sociedad de nuestra ineficacia para vivir.

Es indispensable dejar de culpar a los demás de lo que no hemos podido hacer, o alcanzar en nuestra vida.

Talvez parece ilógico pero es necesario aprender a reconocer nuestras deficiencias y buscar el apoyo adecuado para reforzar nuestro aprendizaje, y se debe comprender que cuando no se logra alcanzar algo no es porque nuestros antepasados no hayan hecho lo correcto, más bien es porque nosotros no nos hemos preparado adecuadamente.

Nadie es culpable de nuestros fracasos, nosotros somos los únicos responsables y culpables de nuestros logros se debe tener limpia conciencia que es nuestra responsabilidad de adquirir elconocimiento y la preparación y estar concientes que mientras no se obtengan estas dos cualidades no saldremos ilesos de un proceso el cual nos puede causar dolor, desesperación, perdida de la esperanza, y hasta un poco de nerviosismo pero es necesario pasar por dicho proceso para alcanzar el nivel de madurez suficiente y comprender que dicho proceso no es permanente es más bien temporal.

2. Dedique su vida a adquirir conocimiento:

Me causa confusión y tristeza cuando hablo con muchas personas que aseguran tener el deseo de cambiar su vida y convertirse en grandes líderes, pero no quieren dedicarse a aprender nada de la vida, es como si creyeran que ya saben todo.

Todo hombre que no dedica tiempo a apreciar y contemplar la belleza de su entorno simplemente esta condenado a morir en la miseria del conocimiento, la desesperación, y el tormento causado por la enfermedad física.

Todo aspirante a líder debe vivir la vida con todas las percepciones activas para apreciar y aprender de cada acontecimiento en su vida.

Se debe dedicar tiempo a la lectura de biografías, de libros sobre pensamiento humano, libros llenos de espiritualidad.

Parece muy poco razonable pero la lectura continua despierta las percepciones cerebrales y provoca deseo de aprender más en la vida.

Dedicarse a aprender en la vida creo que es la riqueza más grande que todo ser humano puede adquirir, y es el legado mas rico que cualquier padre amoroso puede a sus hijos heredar.

3. Construya su autoestima correctamente:

Desde antes de nacer y luego a partir del nacimiento los seres humanos somos influidos poderosamente por el ambiente que nos rodea.

Aquí es donde muchos hombres y mujeres se quedan estancados porque lamentablemente nacieron en una familia desintegrada, y es posible que a usted le hayan tratado muy mal en su infancia, pero es importante que usted decida a romper con esos esquemas en su pensamiento y empiece a generar nuevos pensamientos.

Si a usted le trataron de una forma grosera, eso es lo que esta programado en su mente, pero ahora es el tiempo indicado para que usted reprograme sus pensamientos y repita lo contrario.

En la ciencia llamada “El comportamiento humano” existe una base que es importante conocerla y aplicarla “La regla de los 21 días”.

Disponga su vida a repetir todo lo que usted desea recibir de la vida diariamente durante los próximos 21 días y se dará cuenta que pronto se convertirá en un habito el repetir lo que usted desea recibir de la vida.

4. Póngale visión a su vida y a sus proyectos:

Uno de los problemas mas frecuentes que se ve en muchos que estancan su carrera hacia el éxito es porque no logran aprender a ponerle visión a su vida y a todo lo que emprenden, y esto se debe a los patrones de formación y educación que se les implantaron en su infancia.

Tal vez a usted le enseñaron que soñar es malo, que pensar en grande es pecado, que desear mejores cosas o desear una mejor calidad de vida es dañino, y ahora usted vive conformado a las circunstancias que enfrenta diariamente creyendo que ese es el destino para su vida.

Todo el que desea convertirse en un líder con actitud y mentalidad ganadora necesita reprogramar sus pensamientos y dejar de pensar en pequeñito y empiece a pensar y a soñar en grande.

Ya sea que usted desea convertirse en un líder para tener una mejor familia, y mejorar empresa, una mejor iglesia, debe empezar a creer que Dios no es un diosito, Dios es un Dios de grandeza y esa grandeza se refleja en la calidad de vida integralmente que viven sus hijos.

En la Biblia se registra unas palabras que demuestran la verdad que encierra esta axioma en la vida de todo ser humano, “Todo lo que sea declarado con la boca del hombre; así le será hecho, todo lo que el hombre declare que sea atado en la tierra, así será atado en el cielo, y todo lo que el hombre declare que sea desatado en la tierra, así también será desatado en el cielo.”

Es imperativo comprender que la visión de una persona se conoce por lo que declara con sus labios, si usted ha estado declarando puras pequeñeces en su vida, deténgase por un momento y empiece a declarar sueños, ideas, metas, y anhelos en grande, y ese es el buen inicio de la activación de la fe en la vida.