Saltar al contenido

Estas 3 preguntas me ayudaron a convertirme en millonario

Todos los días recibo preguntas de los lectores que quieren saber cómo me convertí en millonario.

Mis respuestas a menudo los sorprenden. Te lo digo de esta manera: para ganar $1 millón o $10.000 al año se necesita hacer el mismo esfuerzo, la diferencia está en cómo enfocas ese esfuerzo.

Pasé por docenas de trabajos antes de aprender la fórmula secreta de la riqueza. En una ocasión tuve un empleo en el que tenía que despertarme a las 3 am, así que cuando debía asistir a clases estaba muy cansado y no podía concentrarme. Sabía que debía haber una mejor manera de ganar dinero.

En esa época me sentía miserable y sabía que con esa actitud, y ese trabajo, jamás lograría mi sueño de ser rico.

Entonces apareció la pregunta que cambiaría mi vida para siempre: ¿Cómo puedo ofrecer más valor a más personas sin invertir tanto tiempo?

Te lo explicaré en tres partes:

1. ¿Cómo puedo ofrecer más valor?

La clave para convertirte en millonario, es centrarte en la calidad de valor que les ofreces a los demás.

Al principio de mi carrera no era un aficionado del trabajo extra. Me tenían que pagar para que me moviera. De hecho, me burlaba del trabajo voluntario. Solo con el tiempo aprendí que les debía ofrecer a los demás el mismo servicio que quería que me dieran a mí.

Así que dejé de tomar atajos y ofrecí lo mejor a las personas, lo que rápidamente aumentó mi valor en el mercado. Solo puedes enriquecerte si enriqueces a otros.

2. ¿Cómo puedo llegar a más personas?

Los estudios demuestran que en promedio las personas se conectan con 27 personas al día, ya sea directa o indirectamente. Pero ese número puede crecer.

Es muy importante alcanzar a una gran cantidad de personas. También es importante la frecuencia, que se refiere al número de veces que te expones a cada persona.

El Internet es una herramienta muy importante, ya que puedes llegar a cualquier nación. Aquí la clave es sembrar semillas para que luego florezcan. Si plantas 1.000 semillas al día, tendrás más oportunidades que aquel que planta solo 10 semillas.

3. ¿Cómo hacerlo en menor tiempo?

El tiempo es el recurso más valioso que tenemos, por eso debemos enfocarnos en la eficiencia y productividad. Es importante ofrecer un gran servicio y hacerlo en la menor cantidad de tiempo posible.

Si duplicas tu alcance, tendrás el doble de ingresos. Piensa en una forma de ofrecer servicios a la mayor cantidad de personas posibles y te convertirás tan rico como jamás lo imaginaste.

Debes hacerte esta pregunta todos los días hasta que consigas la respuesta: ¿Cómo puedo aumentar la cantidad y calidad en lo que hago de la forma más rápida posible?

¡De esa manera verás cambios dramáticos en tu vida!