Saltar al contenido

Este hábito social es tan malo para tu salud como fumar, demuestra la ciencia

Y te matará más rápido que la obesidad o la falta de ejercicio.

Probablemente sabes que la soledad es mala parati. ¿Pero sabías que te puede matar? De hecho, podría ser tan poco saludable como un hábito de fumar cigarrillos al día.

Ese es el resultado de la investigación de Julianne Holt-Lunstad, profesora de psicología de la Universidad Brigham Young, quien realizó un metanálisis de 148 estudios, con el objetivo de averiguar exactamente lo malo que es sentirse aislado. Resulta que es muy, muy, muy malo. “Las personas con relaciones sociales más fuertes tuvieron un 50 por ciento mayor probabilidad de supervivencia que aquellas con relaciones sociales más débiles”, escribe. “Estos hallazgos indican que la influencia de las relaciones sociales en el riesgo de muerte son comparables con los factores de riesgo bien establecidos para la mortalidad como el tabaquismo y el consumo de alcohol y superan la influencia de otros factores de riesgo como la inactividad física y la obesidad”.

Piense en esto por un minuto. Si haces el esfuerzo todos los días de comer sano y ir al gimnasio, pero llegas a casa a un apartamento vacío y una vida social limitada, tus probabilidades de morir son más altas que si pasas tus noches con un montón de amigos, tirando atrás las cervezas Y papas fritas.

Hay una crisis, agrega Holt-Lunstad, porque la soledad está en aumento, especialmente en los países desarrollados y obsesionados con el trabajo. “En las últimas dos décadas se ha multiplicado por tres el número de estadounidenses que dicen no tener confidentes cercanos”, escribe. “Hay razones para creer que las personas se están aislando socialmente”.

Si algo acerca de esto suena familiar, o si te sientes solo – ahora es el momento de hacer algo al respecto. Es cierto que si te sientes aislado para empezar, estirarte para salir y crear nuevas conexiones puede ser lo último que te apetece hacer. Y sin embargo debes, porque tu vida literalmente depende de ello.

Aquí hay algunas ideas para comenzar:

1. Únete a un grupo basado en uno de tus intereses.

En estos días hay grupos de interés para casi todo. Como un ejemplo, una reunión rápida de lectura en mi área se convirtió en un grupo de 269 personas que viven en el lado este del lago Washington y Schnauzers propio (todos los tamaños). Mira alrededor un poco en línea, en tu periódico local, y en los tablones de anuncios en tu comunidad. Encontrarás un grupo enfocado en algo que te interesa, te lo garantizo.

2. Toma una clase.

Las personas inteligentes nunca dejan de aprender y mejorar, así que escoge algo que te gustaría aprender a hacer o aprender a hacerlo mejor, desde hablar un idioma extranjero hasta bailar el tango hasta hacer sushi. Luego regístrate y vete. Puedes o no formar amistades de por vida por tomar clases, pero te llevará a cabo en un ambiente social. Y recogerá algunas nuevas habilidades también.

3. Acércate a un amigo perdido desde hace tiempo.

Todos tenemos amigos que queremos o amamos y no hemos con ellos hablado en años por razones de geografía, horarios apretados, o pura desatención. Envía un texto o una invitación de Facebook, o mejor aún, recoge el teléfono. No hay nada que cortar a través de la soledad que una charla con alguien que te conoce bien.

4. Voluntario.

El mundo está lleno de jardines comunitarios que necesitan deshierbe, bebés abandonados que necesitan ser sostenidos, cocinas que necesitan servidores, eventos que necesitan organizadores, causas que necesitan a la gente para distribuir folletos, y así sucesivamente. Puedes unirte a una comunidad, hacer nuevos amigos y hacer del mundo un lugar mejor a la vez.

5. Utiliza los medios sociales de la manera correcta.

¿Pueden los medios sociales hacerte sentir menos solo? Tal vez. En The New York Times, el psicólogo y autor Mitch Prinstein argumenta que ser popular en las redes sociales no ayuda a luchar contra la soledad porque tanta actividad de los medios de comunicación social se trata de acumular status (en forma de miles de seguidores de Twitter, por ejemplo) Que ayuda a las personas a permanecer socialmente conectadas y extiende sus vidas. Si estar en los medios de comunicación social es una verdadera forma de comunidad para ti – una forma de compartir pensamientos y sentimientos profundos con personas que se preocupan por ti, aunque eso es algo muy diferente. Tal vez pueda reducir el aislamiento. Pero todavía es importante pasar tiempo con la gente que te gusta en el mundo real también.