Saltar al contenido

¡Gracias coronavirus!

Parece una locura decirle gracias a una pandemia que ha cobrado tantas vidas y sigue amenazando con infectar muchas más, es ilógico y hasta irresponsable agradecer, pero si, hoy quiero hacer un alto y decir ¡GRACIAS!

¡GRACIAS! porque ¿qué líder mundial Pudiera haber tenido la capacidad de persuadirnos para hacer una pausa colectiva, que nos hubiese influenciado para  por un instante pensar en algo distinto al dinero?

Gracias por sacudirnos y así mostrarnos que somos parte de algo más grande de que lo pensamos.

Gracias por hacernos ver que tan perdidos estábamos en la vida, ocupado sin tener tiempo para las cosas más básicas de la vida.

Gracias por permitir separarnos de nuestros trabajos, de nuestra vida rutinaria y de las cosas que creíamos eran importantes.

Gracias porque el planeta hoy ha tenido un impacto significativo en su medioambiente.

Gracias por recordarnos que somos mortales e hijos de Dios.

El querer sobrevivir, el amor a la vida o el temor a la muerte nos ha llevado a todos a reflexionar sobre la verdadera razón de la existencia y eso ha sido gracias al coronavirus.

Gracias por hacernos entender que un día cualquiera podemos cerrar nuestros negocios y encerrarnos en nuestras casas a hacer aquello que hace tiempo no hacíamos, ¡nada!… Nos habíamos llenado de tantas actividades que se nos había olvidado que hacer nada, es muchas veces la mejor manera de hacerlo todo, se nos había olvidado descansar y de repente llego el coronavirus y con una voz amenazaste, nos dijo:  o te quedas en casa o te infectas, eso solo lo ha logrado el  coronavirus.

Gracias por obligarnos a entender que el Internet  sirve para muchas más que reírnos de los memes o dejarnos influenciar por figuras públicas que tanto han distorsionado la realidad, nos está recordando que en nuestras manos tenemos un recurso poderoso Para expandir nuestra mente, para crecer y para hacernos escuchar, nos está dando demasiado tiempo libre coronavirus para usar nuestra creatividad.

Las escuelas cerraron y gracias hemos recordado que ninguna escuela puede educar tan bien a nuestros hijos como nosotros mismos al tener a nuestros niños todos los días en casa, hemos recordado que ellos son la  llama que enciende la alegría de nuestro hogar y que nada se compara con poder comer juntos, mirarnos a la cara y entre risas, juegos y tiempo, poder educarlos de verdad.

 ¡Gracias! por hacer del mundo un lugar diminuto, ahora somos tan pequeños que terminamos todos hablando el mismo idioma, es un lenguaje que no quisiéramos hablar porque honestamente preferiríamos  que no  existieras,  nunca antes nadie nos había  acercado tanto.  

Las guerras nos alarma y nos conmueven pero no nos unen porque las bombas no estallan cerca  de nuestra casa, en un Mundial del Fútbol nos unimos Pero aún en el Mundial queremos que nuestro país gane, pero con el coronavirus no queremos perder a nadie más, hoy todos queremos ganar, ganar nuestro derecho a vivir, gracias, coronavirus por recordarnos que somos seres  finitos y que un día todo terminará, hoy eres una amenaza, mañana puede ser algo más.

Pretendes quitarnos, pero no, no lo vas lograr coronavirus, porque con el mismo poder con que Jesús venció la muerte.

Con ese mismo poder te lograremos vencer y sabes que, después de esto seremos más fuertes, más resistentes, más unidos, menos egoístas y más sensibles y sobre todo seremos más dignos de llamarnos hijos de Dios y todo esto gracias al coronavirus. ¡Gracias!

Quédate en casa.