Saltar al contenido

Reflexión: Piensa como un Granjero

Una de las dificultades que enfrentamos en nuestra época industrializada es el hecho que hemos perdido el sentido de las estaciones. A diferencia del granjero cuyas prioridades cambian según la estación, nosotros nos hemos vuelto impasibles al ritmo natural de la vida. Como resultado, nuestras prioridades están desequilibradas.

Permítanme explicarles lo que quiero decir:

Para un granjero la primavera es la época de mayor actividad. Es cuando tiene que trabajar de sol a sol, levantarse antes de que amanezca y seguir trabajando duro hasta la media noche. Tiene que mantener sus equipos funcionado a full capacidad debido a que sólo tiene una pequeña ventana de tiempo para la siembra. Cuando el invierno llega hay mucho menos cosas que hacer como para mantenerlo ocupado.

De esto podemos sacar una lección: “Aprenda a usar las estaciones de la vida”. Decida cuando empujar y cuando aflojar, cuando sacar ventaja y cuando dejar pasar las cosas. Es fácil mantenerse trabajando de 9:00 a.m. a 5:00 p.m., año tras año y perder el sentido natural de las prioridades y los ciclos.

No permita que se mezcle un año sobre el otro en una aparentemente interminable procesión de tareas y responsabilidades.

Manténgase atento a sus propias estaciones, temiendo perder de vista lo valioso y significativo.

Exitos,
Jim Rohn