Saltar al contenido

¿La codicia es buena para el éxito?

Ser exitoso significa caminar en una línea delgada entre humildad y arrogancia, entre moderación y codicia. Para algunos, la codicia es el motor que impulsa al éxito, y si, podría decirse, que la codicia es buena. Pero la pregunta es: ¿qué tanta codicia es necesaria para que sea buena antes de que se vuelva demasiada?

La codicia es uno de los factores motivantes para que alguien busque alcanzar sus más grandes metas.

Mientras que algunos están contentos con sus trabajos y vivir una vida rutinaria, otros simplemente no son felices al ser uno más entre 7 mil millones de personas. Aquellas personas que ven a la codicia como un estado negativo son aquellas que no saben manejarla, aquellos que le tienen miedo y prefieren seguir como están. Los codiciosos en cambio están contentos si alcanzan una simple meta: MÁS.

recomendado: 12 hábitos que tienen las personas exitosas para los fines de semana

A veces tienes que romper unas cuantas reglas para seguir adelante, y no es llegar a hacer algo ilegal sino más bien no seguir el proceso que todos siguen.

Es algo natural, piensa en aquellos que lo han hecho antes que tú: de jóvenes rompieron las reglas y se atrevieron a hacer las cosas diferentes y una vez que llegaron a la edad adulta, y a la cima, buscan la manera de conservar su posición, imponiendo sus condiciones y dificultárselo a otras personas que quieren esa posición.

Ahora para llegar a ese mismo lugar tendrás que hacer lo mismo, romper las reglas y condiciones que estos pusieron para llegar al éxito.

Como ser humano solo tienes una oportunidad, solo mueres una vez. Solo tienes una oportunidad para llegar al “gran espectáculo”. Es tu decisión; la codicia es aquello que te impulsa a querer más y más, llegar más lejos y más lejos.

recomendado: Estudio: Ser agradecido mejora sus posibilidades de éxito

Todos son codiciosos, de una u otra manera, no hay ningún daño si eres codicioso para alcanzar el éxito, si quieres sobresalir en la vida, si quieres volverte lo mejor que te puedes convertir.

La codicia es buena, es un estilo de vida. Tu meta debe de ser tener al mundo, y de la manera más rápida, porque el reloj de la vida en un punto llega a su fin. ¿Acaso no te gustaría sentir que eres el mejor de todos, el más exitoso en lo que haces, poder decir “lo logré, ¡estoy en la cima del mundo!”?

No seas codicioso por el dinero nada más, se codicioso en cada aspecto de tu vida: amor, inteligencia, capacidad, etc. Otros emprendedores manejan este concepto por otros nombres pero no, es codicia al final.

No te dejes engañar, sé codicioso y llegarás más lejos.