Saltar al contenido

La historia de Luis Díaz, el Joven wayuu de Colombia que deja huellas en el futbol.

"Compartir con grandes ídolos es algo que había anhelado desde niño y hoy puedo decir que lo estoy haciendo. La verdad es que no me la creo"

La historia es, de entrada, sugerente: un aborigen wayú ya es figura con el Oporto en Europa, marcó dos goles decisivos y espectaculares con la selección de Colombia en la Copa América de Brasil y ya aparece como pieza importante en el esquema de Reinaldo Rueda. .

El guajiro nació en Barrancas, municipio de ese departamento hace apenas 24 años y se inició en el fútbol cuando estaban ‘convocando’ a la Selección Nacional de Colombia para jugar en la Copa América Indígena. Lo sorprendente fue que uno de los miembros del cuerpo técnico era el propio ‘Pibe’ Valderrama, y lo acompañaba John Jairo ‘Pocillo’ Díaz que se desconcertó al verlo jugar. Luis Fernando tenía 18 años.

Es un cuento de hadas que, en un cliché taquillero de Hollywood, seguramente comenzaría por enfocarse en un peladero de tierra en el que un niño vestido con un guayuco como uniforme patea una pelota gastada y remendada en sandalias; Para terminar con una escena en la que ese chico adulto se viste de frac.

El campesino Luis Fernando Díaz Marulanda, que comenzó como figura de Junior de Barranquilla, mostró a todo el país que las figuras de la Selección Colombiana no solo pasan por los ausentes en esta Copa América.

El jugador soñaba con todo lo que tiene hoy y ya lo está comenzando a lograr cuando, con tan solo 18 años, ingresó al equipo de fútbol de su comunidad y fue, más tarde, jugador de la selección indígena de fútbol de Colombia.

Organización Nacional Indígena de Colombia - ONIC on Twitter: "⚽  #OrgulloIndígena| Desde @ONIC_Colombia nos alegra el llamado que le hace la  @FCFSeleccionCol a Luis Díaz, joven Wayuu que inició su camino deportivo

‘Pocillo’ Díaz dijo en diálogo con AS Colombia que el joven que jugaba con la camiseta 8 no paraba de llorar cuando cayeron 1-0 en la final de la Copa ante la Selección de Paraguay que se disputó en Chile. A lo largo del torneo logró marcar dos goles e incluso jugó la capitanía del equipo. Después de su hazaña allí, llegó al Atlético Junior con el Barranquilla FC. Esto fue gracias al ‘Pibe’ que lo recomendó.

“Tengo raíces y parientes lejanos de origen Wayú, pero no soy Wayú Wayú”, dijo, además de que se siente extraño cuando en su pueblo lo tratan como a un héroe “aunque todavía no he ganado mucho”. .

Este fue el inicio de una jugada que comenzó en la escuela de fútbol de su propio padre en Barrancas, municipio a 100 kilómetros de Riohacha.

Algunos recién lo están conociendo. Especialmente los argentinos. “No conocía a Díaz. Qué sufrimiento el 4, Molina. Cuando empezó a desbordarse, no había forma de detenerlo ”, dijo un campeón mundial, Oscar Ruggeri, a ESPN.

La primera copa

En Chile, en 2015, disputaron la Copa América de Pueblos Indígenas en la que el subcampeón fue Colombia, equipo que lideraba John Jairo ‘Pocillo’ Díaz, exjugador de Millonarios, y que contaba con Carlos Valderrama, el Kid, quien fue quien lo recomendó a Junior. Allí presentó las pruebas que hacen decenas de chicos y luego terminó en Barranquilla, la filial de B.

“Cuando los jugadores están desnudos, inmediatamente muestran de qué y de qué están hechos. Ese pelao de la niñez se mostró. Al principio me sorprendió cuando lo tuve en el proceso de elección de la Selección Indígena. Yo dije, ‘esto va adelante’, y lo ponemos en un solo paso ”, dijo El Pibe a El Heraldo.

El 28 de agosto de 2018 lo convocaron a la Selección oficialmente en la profesional ante Venezuela y Argentina pero en 2019 Carlos Queiroz lo volvió a llamar para enfrentar a Japón ya Corea del Sur, donde marcó un gol y oficialmente en competición debutó en la Copa América de 2019 en Brasil y su trabajó en la Selección ha venido recibiendo elogios hasta que llegó su oportunidad este miércoles ante Brasil que, a pesar de la jugada, no alcanzó para ganar.

Comesaña: "Si Vinicius juega en el Real Madrid por qué Luis Díaz no" - AS  Colombia

“Una vergüenza, una derrota con sabor amargo porque estábamos jugando un gran partido ante un equipo muy difícil, contrarrestamos sus virtudes, hicimos un buen juego de equipo, y llegó esa jugada que nos sacó”, dijo el centrocampista del Porto en el final del partido. Choque en Río de Janeiro ”, dijo el mediocampista.

Añadió que fue una jugada complicada que les afectó tanto como para llevarlos a la derrota: “no podemos hacer nada”.