Saltar al contenido

La importancia del respeto por uno mismo: 10 pasos para mejorar tu vida.

Cuando todo está dicho y hecho, lo único que realmente importa en la vida es ser feliz. No solo contenido, no solo satisfecho, sino cumplido y lleno de significado. Este es un objetivo difícil de alcanzar, y uno que es imposible de cumplir todo el tiempo. La vida es una serie de olas, de picos y valles, de altibajos. Nadie está feliz todo el tiempo. Tendemos a experimentar más bajos que altos, y esos bajos pueden ser mucho más intensos que los máximos. Es raro estar en un punto bajo en tu vida y no saberlo, pero es muy fácil vivir bien y no apreciarlo del todo.

La mejor manera de mejorar tu vida es tener respeto propio. Para exigir que los demás te traten de la manera en que los tratarías, con compasión y respeto.

Aquí hay 10 maneras de aumentar tu autoestima y mejorar tu vida.

 1. No permitas que te usen

La gente intentará aprovecharte a lo largo de tu vida. Darte cuenta de cuando esto está sucediendo puede ser difícil. La gente a menudo es astuta y manipuladora.

2. Debes saber cuándo decir que no

Parte de tener respeto propio es poder rechazar a las personas cuando no quieres hacer algo. Toma el control de tu vida. Dile a la gente “no”, y sigue tu palabra.

3.No te sientas presionado para hacer que todos te quieran

No todos los que conoces te querrán, y está bien. Sería extraño si lo hicieran. Las personas son diferentes, a las personas les gustan cosas diferentes. Algunas personas no son buenas personas. La vida continua. Sin embargo, no uses esto como una excusa para ser grosero y desagradable con las personas porque “¿a quién le importa lo que piensan?”. Tratar a los demás de la manera en que te gustaría que te traten es una parte importante del respeto por ti mismo.

Resultado de imagen para auto amor

4. Ten integridad

La integridad es tal vez lo más importante y elusivo de esos rasgos vitales para un sentido de autorrespeto. Significa hacerte responsable de tu propio código y principios morales, y defender lo que es correcto, incluso cuando (especialmente cuando) no sea beneficioso para ti hacerlo personalmente. El camino alto es difícil de recorrer, pero es infinitamente gratificante.

5. Defiéndete

No te permitas ser un pusilánime. En un mundo ideal, todos serían amables y nos llevaríamos bien. Desafortunadamente, el mundo real no es así. Cuando realmente se trata de eso, necesitas tener tu propia espalda y estar dispuesto a ensuciarte las manos para defenderte.

Resultado de imagen para persona defendiendose

6. Conócete a ti mismo, conoce tu valor

Ten confianza en tus habilidades. Todos somos buenos en algo, incluso si aún no has descubierto qué es ese algo. Sigue probando cosas nuevas hasta que lo hagas. Tienes valor y importas. Recuerda eso.

7. Haz lo que te hace feliz

Si ser feliz es lo más importante en la vida, entonces hacer lo que te hace feliz es la mejor manera de asegurarte de que disfrutes tu vida. Mientras no hieras a nadie más, haz lo que sea que disfrutes hacer.

8. Pasa tu tiempo sabiamente

No cometas el error de pensar que el dinero es el bien más importante en la vida. El tiempo lo es. Gasta sabiamente, haciendo las cosas que amas y con las personas que más te importan. Una vez que el tiempo se ha ido, no puedes recuperarlo. No seas una persona llena de arrepentimiento en su lecho de muerte, pensando en todas las cosas que deberían haber hecho con el tiempo que tuvieron. Tu vida está terminando un segundo a la vez.

9. Prioriza las cosas importantes en tu vida y equilíbralas

A menudo intentamos (y más a menudo fracasamos) hacer malabares con una gran cantidad de cosas diferentes. Prioriza cuáles son realmente importantes para ti y para tu crecimiento personal y concéntrate en ellos, aprendiendo a equilibrarlos para que puedas administrar de manera sana y realista todas las áreas de tu vida.

10. Medita, no tomes medicación

Una de las lecciones más importantes para aprender cuando se trata de tener respeto propio es cómo lidiar con los problemas de la vida de una manera saludable y constructiva. A veces puede ser muy tentador ahogar tus penas en el fondo de una botella. Lo mejor que puedes hacer para mantenerte enfocado y saludable mentalmente es meditar con frecuencia. Es una habilidad, practícalo. Nadie es perfecto en eso de inmediato, pero síguelo y te ayudará a ser una persona mejor y más feliz a la larga. Ten en cuenta que la idea no es silenciar tus pensamientos, sino dejarlos venir antes de recordar con calma y amabilidad que tratas de concentrarte en la respiración y mantener una mente clara.