Saltar al contenido

La Parábola Del Bambú Japones.

En esta historia se remonta en un pueblo de Japón lejos de la gran ciudad en donde existían dos hermanos uno se llamaba Sebastián y el otro era Mauro 

(si es cierto medio raro que se llamen así en japón pero bueno…quería dar esos nombres!   venían de una familia en la que se dedicaba a cultivar habían que escuchando un día a su abuelo José de que el bambú tiene mucha sabiduría, se necesita tiempo y  mucha paciencia,  no todos pueden plantar este árbol es muy especial.

Un día Sebastián y Mauro tenían muchas ganas de superar el reto porque como no todo el mundo podía a ellos les inspiro la idea de hacerlo ellos a pesar de ser unos agricultores inexpertos que tenían conocimientos de que para una buena cosecha se necesitaba una buena semilla, un buen abono y un riego diario así que se pusieron manos a la obra.

Con muchas ganas empezaron Sebastián empezó rápidamente consiguió el abono, las semillas y todo en tiempo récord y al poco tiempo ya había puesto la semilla y la estaba regando en cambio Mauro recién estaba decidiendo cuales eran  las semillas y el mejor abono para el bambú, quería tardarse más pero hacerlo de la mejor manera por eso  luego de una semana se puso plantar el bambú.

Luego de un par de meses Sebastián estaba muy impaciente  en cambio Mauro se acordaba de lo que decía su abuelo esto requiere invertirle tiempo y mucha paciencia , al pasar el primer año no se veía nada…luego de haber pasado mucho el tiempo se entraba al segundo año y Sebastián estaba indignado estaba y todos los días gritándole con todas sus fuerzas al bambú : ¡Crece, por favor! y Mauro también estaba mal pero tenia muchas esperanzas de que algo bueno pasaríaNunca dejes de soñar

Ya estaban dentro del segundo año y un día  Sebastián dijo ¨basta esto es una locura ya pasaron dos años y medio esto no sirve la verdad estoy perdiendo el tiempo esto es una mentira¨ y Mauro le dijo ¨recuerda lo que dijo el abuelo se necesita tiempo¨ y Sebastian dijo ¨ya me lo dijiste  el abuelo como ya sabes esta muy viejo debe ser la edad dice cualquier cosa si vos Mauro querés perder el tiempo es tu problema yo ya me canse!¨ acá podemos ver que las personas como Sebastián que rápido inician rápido dejan lo importante es no apresurarse tomarse el tiempo para todo lo que hace la diferencia en la constancia.

Luego de varios meses más al ver que ya había terminado el tercer año y estaba empezando el cuarto año se dijo a si mismo puede ser que Sebastián tenga razón la verdad esto no me convence mucho pero bueno ya he llegado demasiado lejos y no voy a darme por vencido si he trabajado tanto y le he puesto tanto esfuerzo como dijo mi abuelo ¨El éxito siempre paga¨

En vez de perderse las esperanzas por cada día que pasaba y no veía nada en vez de desilusionarse era todo lo contrario cada vez su ilusión se acrecentaba decía cada vez falta menos pero Sebastián le dijo a Mauro ¨eso no va a funcionar tenés que darte por vencido la verdad siento pena por vos ya estamos empezando en el cuarto año¨ y Mauro le dijo ¨hay que ser paciente  hay cosas que requieren su tiempo¨

Luego de haber pasado varios años lo de Mauro ya formaba parte de su rutina mantener al bambú y un día durante el séptimo año, en un período de sólo seis semanas la planta de bambú crece ¡mas de 30 metros! ¿Tardó sólo seis semanas crecer? No, la verdad es que se tomó siete años y seis semanas en desarrollarse.

Cuántos tienen la paciencia de seguir fertilizando, regando y cuidando su negocio, su carrera,su estado físico, su relación, aunque no dé resultados inmediatos como nosotros quisiéramos, analiza; tengo la paciencia para seguir trabajando en ello aunque no vea resultados inmediatos por muy mínimos que sean, el primero, el segundo o el tercer año.

En la vida cotidiana,muchas veces queremos encontrar soluciones rápidas y triunfos apresurados, sin entender que el éxito es simplemente resultado del crecimiento interno y para ser buenos se requiere tiempo.

Como ves todo es posible la pregunta es ¿vas a estar dispuesto a pagar el precio del éxito?, la paciencia y la fe juegan un papel vital en nuestros resultados. No te rindas nunca!!! pueden pasar tiempos caóticos, periodos de crisis, mucha incertidumbre en el proceso en dónde te preguntaras ¿vale la pena? te respondo con una pregunta ¿para qué vivís sino es para cumplir tus sueños?para nacer desarrollarte y morir creo que la vida va más allá de todo eso te dieron una vida no te van a dar otra! entonces hazlo!!! ¿Qué es lo peor que te pueda pasar? Lo peor que puede pasar es que termines donde estás ahora.

Toma acción:

He aprendido de que lo que importa no es el resultado sino el camino en qué tipo de persona nos vamos evolucionando día a día recuerda “EL DOLOR DEL FRACASO ES MAYOR, QUE CUALQUIER SACRIFICIO O TRABAJO”.

Prefiero dar todo sacrificarme y dar un 120% que morirme día a día sabiendo que le dí la espalda a mis sueños porque son los sueños los que nos van un propósito de vida ¿para qué viniste a este mundo? di esta metáfora porque hace un tiempo estoy en este proyecto y se que resultados inmediatos no voy a tener por eso seré paciente, si trabajo duro y pongo lo mejor de mi los resultados va a venir como escuche una vez:

¨Muchos de nuestros sueños parecen al principio imposibles, luego pueden parecer improbables, y luego, cuando nos comprometemos firmemente, se vuelven inevitables¨.