Saltar al contenido

LIDERAZGO EN MOMENTOS CRÍTICOS

Sucedió en un enfrentamiento militar de dos países.
Un grupo de soldados va por tierra a enfrentar al ejercito enemigo. Se cubren entre los arbustos y avanzan sin tener certeza de su futuro.

Desde arriba un viejo avión A-10, diseñado para proporcionar apoyo aéreo cercano a las tropas en tierra, vuela lento, atento a la ayuda que soliciten los suyos.

Entonces ocurrió que el enemigo resultó más fuerte de lo que se había pensado. La comunicación radial que tenía el piloto con sus soldados en tierra era cada vez más dramática: los soldados exigían ayuda. Pero resulta que justo cuando el avión debía empezar su descenso, las condiciones de clima empeoraron. El avión tiene la misión de prestar ayuda, pero el protocolo sugiere que no descienda porque, en esas condiciones, existe un alto riesgo de que el piloto pierda el control y se venga abajo.

Hola Querido Amigo!
Te invitamos a dar like para mantenernos conectados

Los soldados en tierra piden ayuda,
El piloto consulta con sus superiores y la orden es clara: ¡NO DESCENDER!

El piloto debe tomar una decisión en cuestión de segundos. Descender y correr el riesgo de morir o regresar y salvarse.
Consulta con su conciencia y decide ignorar el protocolo. Así que contra todo pronostico desciende para salvar a su gente o morir con ellos. Se ubica justo por debajo de las nubes y decide atacar al enemigo desplegando todo su arsenal…

Aquella tarde los 22 soldados salvaron la vida. Cuando el piloto se encontró con ellos en la base todos se confundieron en un abrazo interminable…

El piloto había arriesgado su vida para salvar la vida de 22 soldados.

Ese mismo piloto fue el que dijo: “Hay destinos peores que la muerte. Un destino peor que la muerte es volver vivo a casa cuando hay otros veintidós que no vuelven.”

Señores, eso es liderazgo. El piloto pudo regresar y apelar al protocolo. Sin embargo, decidió arriesgar su vida porque eso era lo que le decía su conciencia.

En los momentos críticos los líderes no hacen lo que más conviene, sino lo CORRECTO.
Aunque suene difícil,
aunque se queden solos,
aunque tengan que desacatar ordenes,
aunque tengan que ignorar las reglas,
LOS LÍDERES HACEN LO CORRECTO.

¿Cómo sabes si estás haciendo lo correcto?
Sabes que haces lo correcto cuando haces lo que tu conciencia manda. La conciencia se mueve por PRINCIPIOS.

La persona que actúa según sus principios, se olvida del reconocimiento, de los aplausos, de las premiaciones, de la foto, de los ascensos… LO ÚNICO QUE IMPORTA SON SUS PRINCIPIOS.

Eso es liderazgo. Y eso es lo más importante en los momentos críticos: no hacer lo que más conviene, sino LO CORRECTO.

Mentes Millonarias / Cristhian Orlando