Saltar al contenido

Los 5 hábitos más olvidados de la gente ultra-exitosa

Cuando se trata de analizar los rasgos y el comportamiento que son inherentes a la gente altamente exitosa, es fácil distinguir los hábitos más obvios que les permiten mantenerse en el buen camino y mantener una alta productividad para lograr resultados sobresalientes.

Sin embargo, además de los hábitos evidentes y las actividades diarias que se emplean por el éxito, a menudo unos cuantos hábitos se pasan por alto. A pesar de su papel no trivial, a menudo parecen ser extraños e inusual.

Hola Querido Amigo!
Te invitamos a dar like para mantenernos conectados

Los hábitos cotidianos minúsculos, aparentemente inocuos no parecen hacer ningún impacto significativo en su nivel de éxito. Sin embargo, la verdad es que contribuyen dramáticamente a su rendimiento y eficiencia cuando se trata de lograr grandes resultados.

Warren Buffett y Bill Gates son amigos y voces líderes que promueven la filantropía.

Warren Buffett y Bill Gates son amigos y voces líderes que promueven la filantropía.
Los 5 hábitos más ignorados e inusuales de la gente altamente exitosa son:

Ellos hablan consigo mismos

A pesar de la creencia generalizada de que esto es lo que sólo los locos hacen, el hábito de hablar a sí mismo demuestra ser una poderosa herramienta para tomar decisiones correctas y lidiar con situaciones estresantes. La gente exitosa tiene gusto de ser sus propios consultores. Resulta que hablar contigo mismo hace que tu cerebro funcione más racionalmente. Siempre que tengas dudas, es bueno hablar contigo mismo en voz alta. Ayuda a darse cuenta de lo valioso y relevante que son sus pensamientos e ideas.

Piensan al revés

La gente exitosa comienza con el extremo en mente. Se centran en las recompensas y saben exactamente lo que quieren lograr. En vez de dudar de cada paso, comienzan en el final y, usando la inducción hacia atrás, diseñan el mapa de camino entero hacia el destino deseado. Las personas exitosas definen claramente el resultado que desean primero. Y sólo entonces comienzan el viaje hacia un objetivo que quieren lograr.

Ellos hacen muchas preguntas

No significa que sean estúpidos. En su lugar, muestra su deseo de permanecer en el modo de aprendizaje constante. Son curiosos, siempre quieren saber más y prestar atención a los detalles. Si no saben algo, nunca dudan en pedir una explicación y reclamar una respuesta inteligente. Incluso si una pregunta parece ser simple y la respuesta es obvia, deben ser discutidos y aclarados.

Evitan dificultades

Contrariamente a la creencia popular, la gente exitosa no son grandes ventiladores de los obstáculos enormes. Tampoco están afiliados al riesgo. Logran victorias masivas porque les encanta cortar esquinas. Ellos saben que la puerta principal no es la única manera de entrar en algo que deseas. Siempre hay una puerta trasera. Las personas exitosas son grandes inventores de atajos. Esto les permite superar las dificultades mucho más fácil y alcanzar sus objetivos más rápido.

Ellos escriben todo

Literalmente todo… Las personas exitosas son grandes fans de tomar notas. Hay demasiada información para memorizar. Por otra parte, no vale la pena ni es necesario almacenar demasiados hechos y cifras en su mente. Cada vez que tienen una idea nueva, toman un minuto para anotarla o dibujarla rápidamente en su bloc de notas. Lo mismo ocurre con las reuniones. Los detalles tienden a evaporarse de nuestras mentes demasiado rápido. Por lo tanto, es mejor capturarlos lo antes posible. Por otra parte, saben que el lápiz más embotado es mejor que la memoria más fuerte.

Su nivel actual de productividad es el resultado de las acciones, decisiones y elecciones poco aparentemente triviales. Cada día consiste en cientos de pequeños compromisos.

Los repetidos constituyen tus hábitos cotidianos, que pueden parecer inocuos. Sin embargo, la verdad es que juegan un papel importante en su vida. Forman su estilo de vida, determinan su nivel de productividad, influyen en su éxito a largo plazo y, finalmente, reflejan la persona que eres.