Saltar al contenido

Cómo los líderes más inteligentes usan la humildad como arma – para mejorar su equipo

Resulta que los mejores líderes son humildes. Así es como lo hacen.

Confianza – todos somos atraídos por ella en grandes líderes. Pero tomemos un paso equivocado y encontramos arrogancia.

Entra en la humildad.

Esta palabra, a menudo mal entendida, me llamó la atención en el contexto del liderazgo cuando Jim Collins lo mencionó en su libro seminal Good to Great.

Collins, básicamente, dijo que los mejores líderes dirigen su ego lejos de sí mismos a la meta más amplia de llevar a su empresa a la grandeza.

Estos líderes, como Collins determinó en su estudio, ganan una ventaja a través de mostrar tanto feroz voluntad profesional y extrema humildad personal. Esta mezcla paradójica crea excelentes resultados financieros.

Es evidente que estos líderes de Fortune 500 no caminan dentro de las salas de juntas que tienen una opinión baja de sí mismos, o que piensan que son “mansos” – otra mala definición para la humildad.

Como el mega pastor Rick Warren dijo una vez en The Purpose Driven Life

“La humildad no es pensar menos de ti mismo, es pensar en ti mismo menos”.

En esencia, los líderes humildes logran la grandeza sin arrogancia. Cambian del ego a la humildad que puede alterar drásticamente el resultado a su ventaja.

10 maneras en que la humildad conduce a resultados de negocios exitosos.

1. Los líderes humildes dan crédito a otros

Los líderes que desvían la atención de ellos y permiten que sus equipos o subordinados estén en el centro de atención ganan el respeto a un ritmo alarmante. Hay algo muy liberador para los empleados cuando reciben crédito.

2. Los líderes humildes hablan auténticamente

Los líderes humildes se niegan a cortar esquinas y dicen la verdad. Ellos no dicen cosas con capa de azúcar, para tratar de complacer a otros o tratar de lucir bien frente a sus compañeros. No se traicionan a sí mismos o a otros usando palabras o tomando decisiones que no están alineadas con quienes son. Es por eso que por lo general tienen una gran reputación. Cuando hacen una promesa hacen todo lo posible para cumplirla. Las acciones se ajustan a las palabras.

3. Los líderes humildes admiten errores

Aquí hay dos palabras mágicas que producirán más paz mental que una semana de entrenamiento ejecutivo:

“Estaba equivocado.”

Aquí hay dos más:

“Tienes razón.”

4. Los líderes humildes son enseñables

Los líderes en organizaciones saludables aceptan gustosos el papel de estudiantes. Porque saben que los hará mejores. Ellos saben que cada persona tiene algo importante para enseñarles. La verdad es que los buenos líderes no siempre saben lo que se necesita y qué hacer. Ellos hacen preguntas, y están sinceramente interesados ​​en las respuestas. Esto es aún más importante si eres un nuevo gerente con empleados de larga duración que saben más que tu. Así que comienza con ser lo suficientemente honesto como para decir: “Oye, ayúdame para que pueda ayudarte”.

5. Los líderes humildes escuchan para entender primero

La comunicación efectiva no es sólo hablar; Es también la capacidad de escuchar y entender lo que está sucediendo en el otro lado de la valla. Los líderes humildes escucharán el significado y la comprensión con las necesidades de la otra persona en mente.

6. Los líderes humildes buscan aportes

Ellos buscan el aporte de otros sobre cómo se muestran en su camino de liderazgo. Ellos podrían preguntar: “¿Cómo estoy?” Se necesita humildad para hacer tal pregunta. Y aún más humildad para considerar la respuesta.

7. Los líderes humildes son accesibles

Los encontrarás en espacios abiertos compartiendo planes para el futuro, comunicando cosas importantes a su gente y fomentando una cultura transparente. Lo último que verás en un líder humilde es esconderse a puerta cerrada o delegar cosas importantes a otra persona. Tus empleados te buscarán información sobre lo que está sucediendo.

8. Los líderes humildes comparten información

Al igual que en el número 7, pero al dar un paso más allá, los líderes humildes saben que la información es poder y una de las mejores maneras de construir un sentido de confianza en las personas. Puede significar revelar información que se considera privilegiada, pero comunica confianza y un sentido de “hey, estamos todos en esto juntos”.

9. Los líderes humildes son intencionales en la creación de confianza

Esto significa que crean un ambiente en el que se toman riesgos, donde los que están a su alrededor se sienten seguros y motivados para ejercer su creatividad, comunicar ideas abiertamente, proporcionar aportes a las decisiones importantes sin reprimenda. Porque hay confianza allí, no miedo.

10. Los líderes humildes fomentan una comunidad de humildad

Los líderes humildes son muy respetados y tienen influencia, y usarán ambos para modelar y alentar (algunos incluso imponen) rasgos de humildad para dar forma o transformar la cultura de la empresa. Así, por ejemplo, cada vez que comparten el crédito por éxitos con otros, o alaban a otros por sus logros, refuerzan el carácter distintivo.