Saltar al contenido

Mark Cuban dice que esta es la razón número 1 por la cual las personas fracasan en sus negocios

Lanzar tu propio negocio puede parecer glamoroso si te centras en historias de éxito como Google o Airbnb. Pero la verdad es que el 20 por ciento de las pequeñas empresas fracasan en su primer año, y el 50 por ciento fracasan en el quinto año.

Entonces, ¿qué separa a los fundadores exitosos de los fracasos? Según el dueño de Dallas Mavericks y el inversionista de “Shark Tank” Mark Cuban, todo se reduce a la ética del trabajo.

Cuban dice al canal de YouTube enfocado en los emprendedores Valuetainment que la razón principal por la que las personas fracasan es la “falta de inteligencia [y] falta de esfuerzo”.

“No hacen el trabajo”, dice.

Cuando se lanza un negocio, explica Cuban, se garantiza que enfrentarás una fuerte competencia y personas que conocen la industria tan bien como tu, o incluso mejor. Es tu trabajo, dice, educarte y aprender de tus competidores.

“Si entras en un entorno competitivo y aún saben más sobre el negocio que tú y más sobre tus clientes, vas a perder”, dice el multimillonario.

Resultado de imagen para mark cuban

Esto es algo que la mayoría de la gente no toma en consideración al tomar la ruta empresarial, señala Cuban. “No hacen el trabajo. No aprenden más sobre su industria”, dice. “Así que debes esforzarte para saber más sobre tu industria que cualquier otra persona”.

Cuban siempre ha atribuido su éxito al trabajo duro. Poco después de la universidad, el empresario vivió en un pequeño apartamento con cinco compañeros de cuarto y durmió en el piso mientras construía MicroSolutions, una empresa de integración de hardware y software. También se aseguró de estar al día sobre las tendencias tecnológicas.

“Fui implacable en el aprendizaje de la nueva tecnología que surgió. Si tenía algo que ver con la PC o la industria de redes, yo estaba al tanto”, le dijo a Entrepreneur en 2012.

Cuban compraba manuales, leeía libros y revistas y asistía a conferencias de la industria para educarse y obtener su nombre allí. Su duro trabajo dio sus frutos, y en 1990, Cuban vendió MicroSolutions por $6 millones.

Ahora, con un valor de $3.7 mil millones, según Forbes, el emprendedor dice que cuando se trata de éxito, la cantidad de esfuerzo que pones supera a todos los demás factores, incluida la pasión, el dinero y las conexiones.

Él comparte el estado de ánimo que lo ha ayudado repetidamente a llegar a la cima en sus empresas: “Si compites conmigo, es mejor que sepas lo que estás haciendo”. De lo contrario, voy a patear tu a–, “Cuban le dice a Valuetainment. “No vas a superarme”.