Saltar al contenido

Por qué Mark Zuckerberg quiere un salario gratis para todos, sin preguntas

El ingreso básico universal es el nuevo tema candente en Silicon Valley.

¿Y si todos, sin importar la edad, la situación económica, la ubicación o el tamaño del hogar, se les garantizara un ingreso mínimo? Mark Zuckerberg de Facebook y Elon Musk de Tesla, entre otros gigantes de Silicon Valley, creen que esta idea, llamada ingreso básico universal, proporcionará mayor seguridad económica, especialmente para aquellos cuyos trabajos podrían perderse con la automatización y las tecnologías de inteligencia artificial que barren el mundo.

El ingreso básico universal ofrecería un cheque de sueldo básico para todos, independientemente de la situación laboral. Los experimentos han tenido lugar en países como Canadá, Finlandia, y la India está buscando implementar un estipendio uniforme para cada ciudadano.

Hola Querido Amigo!
Te invitamos a dar like para mantenernos conectados

En abril, la provincia canadiense de Ontario lanzó un experimento con ingresos básicos universales: 4.000 residentes de edades comprendidas entre los 18 y los 64 años que viven con un ingreso limitado reciben $12.616 al año. El programa anima a las personas a ganar sus propios ingresos adicionales, pero les daría algo por si acaso. La política de Finlandia, implementada en enero, es similar – 2.000 ciudadanos reciben un estipendio mensual de $587. Este dinero está garantizado sin importar la riqueza o el estado del trabajo.

En los EE.UU., Y Combinator, un conocido acelerador de startups, lanzó un experimento universal de ingresos básicos en Oakland, California, en enero. El piloto proporciona a 100 familias de $1,000 a $2,000 mensuales, no importa qué. El programa, programado para durar entre seis meses a un año, es parte del estudio de investigación más grande de Y Combinator sobre el ingreso básico universal.

Por supuesto, la idea tiene detractores. Países como Suiza rechazaron el concepto de forma directa, después de que una votación desbarató la iniciativa en 2016. Los críticos argumentan que un ingreso básico universal es simplemente demasiado caro – la implementación de un programa podría disminuir la financiación para otros programas como el Seguro Social – y que podría alentar a la gente a no trabajar.

Aquí está cómo la élite de la tecnología viene abajo en esta polémica política:

1. Mark Zuckerberg, co-fundador y CEO de Facebook

Zuckerberg planteó la idea durante su discurso de apertura de Harvard en mayo. El CEO de Facebook cree que un ingreso básico universal podría fomentar la innovación. “Debemos explorar ideas como el ingreso básico universal para asegurarnos de que todos tengan un cojín para probar nuevas ideas”, dijo durante su discurso.

2. Elon Musk, co-fundador y CEO de Tesla

El CEO de Tesla cree que un ingreso básico universal podría ser la solución para que las máquinas tomen el trabajo de las personas. En una entrevista con CNBC en noviembre de 2016, Musk dijo que no parecía haber otra opción más que el ingreso básico universal. “Hay una buena posibilidad de que terminemos con un ingreso básico universal, o algo así, debido a la automatización”, dijo Musk a CNBC.

También dijo que tener un ingreso básico universal abriría las puertas para que las personas tengan más tiempo de ocio y persigan sus intereses.

3. Sam Altman, presidente de Y Combinator

Altman está a la vanguardia del experimento de Y Combinator en Oakland. En el inicio de su Proyecto de Ingreso Básico, Altman escribió en una entrada de blog que cree que la automatización incrementada conduciría a una implementación a nivel nacional de un ingreso básico universal.

“También creo que es imposible tener verdadera igualdad de oportunidades sin alguna versión de ingresos garantizados”, escribió Altman.  “Y pienso que, combinado con la innovación que conduce abajo el coste de tener una vida grande, haciendo algo como esto podríamos hacer eventual progreso real hacia la eliminación de la pobreza.”

4. Pierre Omidyar, fundador de eBay

La red Omidyar del fundador de eBay anunció en febrero que estaba invirtiendo casi 500.000 dólares en un experimento de ingresos básicos universales en Kenya respaldado por la organización benéfica GiveDirectly. Es el experimento más grande de UBI hasta la fecha, el programa proporcionará UBI a largo plazo a 6.000 personas durante 12 años, y 26.000 personas en 200 aldeas recibirán transferencias de efectivo en total. En un blog, la red citó la automatización y la globalización como grandes perturbaciones a las estructuras de trabajo tradicionales.

“Las redes de seguridad social existentes parecen cada vez más inadecuadas para estas interrupciones en el trabajo y los ingresos”, explicó el post. “El debate ha despegado rápidamente, con defensores y detractores planteando argumentos políticos y filosóficos.