Saltar al contenido

Mentir: Un Arma que te destruye y detiene tu Evolución

La mentira siempre será negativa para nuestra evolución. En ella está inmersa nuestra infelicidad, nuestra falta de paz y falta de honestidad. Nunca la mentira podrá ser de beneficio para nuestro crecimiento y desarrollo, en camino a la libertad emocional.

Pocas cosas en la vida son tan gratificantes, como recostar la cabeza sobre la almohada con la conciencia tranquila. Y esto es un privilegio de las personas que no tienen nada que ocultar. Ellas siempre actúan con mucho respeto y dicen la verdad, porque saben que sólo así pueden vivir en paz.

Las mentiras son una parte de nosotros mismos, y una de nuestras mayores fuentes de infelicidad y sufrimiento. El primer paso para liberarnos de ellas es, comprenderlas mejor, en todos sus matices.

La mentira y nuestra consciencia:

Una de las mentiras más famosas es la conocida «mentira de cortesía», que practicamos muchas veces en nuestras vidas, cuando incluso devastados por dentro, respondemos a quien nos pregunta, que estamos estupendos… ¡Que todo va muy bien!

Esta contradicción en la que vivimos constantemente es uno de los mayores motivos para ser infelices. Agregando a nuestras vidas mucha inseguridad y baja autoestima.

Para cambiar esa realidad, necesitamos mucha actitud y coraje, y también trabajar todos los días para cambiar nuestras vidas desde dentro…Desde el más pequeño hasta el más grande de los detalles incómodos, que nos impiden vivir realmente felices.

Muchas veces, damos respuestas que van dirigidas a evadir los detalles.  Esto se debe a nuestra comprensión, en cuanto a lo íntimo y personal de lo que nos ocurre, y que nos compete sólo a nosotros, lo que genera respuestas que restan importancia a nuestra verdadera realidad.

Es bueno entender que restarle importancia a nuestra realidad, no la cambia, así como también es bueno comprender que la verdad no siempre es bien entendida.  Razón por la cual nos cobijamos en el conocido «bien gracias»…lo que, a pesar de ser una mentira de cortesía, no borra el hecho de que es «una mentira».

Es comprensible que no deseemos entrar en detalle de aquello que nos ocurre.  Sin embargo, para evitarlo, sería mejor sonreír y guardar silencio, evitando mentir y sin dejar de ser cortés.

La tranquilidad de ser honesto no tiene precio

Un estudio realizado por Joshua Greene, doctor en psicología experimental y neurología de la Universidad de Harvard, demostró que, lo que realmente fomenta una vida adecuada, y un alto sentido de la autoestima dentro de cada uno de nosotros, es la capacidad de ser honestos con nosotros mismos, y con las personas a nuestro alrededor.

¿Y qué es realmente honestidad? Es conocer nuestra verdad… Vivir de acuerdo con nuestros principios, y valores. 

La principal honestidad es la que debemos tener con nosotros mismos, esforzarnos por cumplir con nuestra misión en el mundoy nunca traicionar quién somos, por una ventaja temporal.

La honestidad es, respetar a aquellos a nuestro alrededor.  Respetarnos a nosotros mismos.  Respetar lo suficiente, como para elegir siempre decir la verdad.  Incluso, cuando los resultados no son los mejores.

Nuestra sociedad predica la verdad.  Pero sabemos que a menudo, es la mentira la que abre más puertas y acaba por convencer a más personas.

Esto sucede, desde las relaciones familiares y la amistad, e incluso en la publicidad, que nos convence con falsas ideas de felicidad y realización.

Quien no oculta nada de nadie, espera lo mismo a cambio.

Sin embargo, ese tipo de falsedad es muy fácil de aceptar. Mucho más, que las mentiras que vienen de aquellos que están cerca de nosotros, a los que amamos.

Nosotros deseamos reciprocidad en nuestras relaciones.  Deseamos ser amados y respetados por las personas que están a nuestro lado.  Pero eso no siempre sucede, y quedamos perdidos y heridos.

La sinceridad como referencia positiva:

En ese escenario, necesitamos buscar protegernos, porque, solemos no recibir el mismo trato, de las personas a nuestro alrededor, esas que creen, que la sinceridad es una farsa, una agresión disfrazada.

Y, en este contexto, Mahatma Gandhi nos dice:  «Mucha gente, especialmente la ignorante, desea castigarte por decir la verdad, por ser correcto, por ser tú. Nunca te disculpes por ser correcto, o por estar años por delante de tu tiempo. Si estás en lo cierto y lo sabes, que hable tu razón.  Incluso, si eres una minoría de uno sólo, la verdad sigue siendo la verdad».

Preservar nuestra honestidad es esencial para nuestra evolución. El alma y la mente de las personas que no ocultan nada, es limpia.  Hay espacio para que la luz pase, y para que la felicidad se quede. Estas personas viven en armonía y equilibrio, y hacen las mejores elecciones para sus propias vidas. Siempre dedicadas a iluminar las vidas de aquellos a su alrededor.

Cómo nos afecta una actitud deshonesta:

La mentira es una de las actitudes negativas que más afectan tu evolución.  Es una acción negativa que engendra malestar y consecuencias nefastas. Ésta opaca tu luz y te ancla en estados de vibración energética baja, donde proliferan la enfermedad, el karma, y toda clase de situaciones negativas, así como tú infelicidad.

La mentira debe ser tratada como lo que es… Parte de las actitudes negativas que necesitamos cambiar en nosotros, para poder continuar nuestro camino de evolución espiritual.  Debe ser reemplazada por la verdad, debe ser reemplazada por el amor a nosotros mismos y a los demás.

Amarnos es hacer todo lo apropiado para lograr y sostener nuestro bienestar, y tranquilidad emocional, contribuyendo así al bienestar y tranquilidad de nuestro entorno, y por ende de nuestro universo!