Saltar al contenido

Michelle y Barack Obama: una historia de amor que ya cumplió 24 años

La pareja presidencial que se ha ganado el corazón de todo su país – y del mundo- es sin duda la conformada por Michelle y Barack Obama, dos afroamericanos que rompieron con los paradigmas y son los consentidos de la prensa rosa. Además de sus logros políticos, discursos motivadores e inteligencia, esta parejita destaca por la romántica forma en la que se conocieron, su primera cita, su boda y por supuesto, hoy como uno de los matrimonios más sólidos e importantes de la última década.

“Esto no es una cita”, le dice firmemente la joven Michelle Robinson a su colega de trabajo Barack Obama cuando viene a recogerla en su destartalado auto para asistir a una reunión comunitaria.

Estamos en el verano de 1989 en Chicago, Estados Unidos.

Antes, cada uno se prepara para el encuentro.

Michelle le habla de Barack a su padre, que exclama “Barack ¿O-qué?”.

Por su parte, Barack le cuenta a su abuela sobre Michelle.

Michelle y Barack se conocieron trabajando en una firma de abogados en Chicago. Aunque Barack insistió mucho, Michelle tenía dudas, porque consideraba que no era ‘apropiado’ salir con el ‘pupilo’ de la empresa, ya que ella era su tutora. Barack era un estudiante de derecho de Harvard, Michelle era una profesional. Con 27 y 25 años respectivamente, Michelle aceptó y tuvo la mejor cita de su vida.

“Pasamos todo el día juntos. Él me mostró todas sus facetas. Estaba en onda, era cultural y era sensible”, cuenta Michelle cuando se le pregunta sobre esa inigualable cita. El ahora presidente de Estados Unidos la invitó al cine, a un museo y tomar unos tragos ¡Diversión y cultura, Obama sí que sabe conquistar!

Tras 3 años, entre salidas y noviazgo, deciden casarse. Dos jóvenes inteligentes, con mucho compromiso social, pero sobretodo, dispuestos a cambiar el mundo ¡y lo lograron! Hoy viven en la Casa Blanca y tienen una hermosa familia.