Saltar al contenido

Necesitas resistencia mental para mantenerte a prueba de balas en la vida. Aquí está cómo construirla.

La vida es implacable. Te golpeará y te mantendrá allí si la dejas. Para tener éxito en la vida, necesitas resistencia mental para superar los obstáculos en tu camino y recuperarte de los contratiempos.

¿Qué determina cuán lejos se irá en la vida?

Hola Querido Amigo!
Te invitamos a dar like para mantenernos conectados

Es una pregunta que se ha hecho durante siglos, pero resulta que ha sido contestada en numerosas ocasiones. En los años 60, el profesor de Stanford Walter Mischel llevó a cabo su ahora famoso experimento de Marshmallow, en el que se ofreció a los niños un trato: Podían tener un malvavisco inmediatamente o dos si esperaban un poco.

Los que lograron esperar obtuvieron su segundo malvavisco, pero también se informó que lo hicieron mejor en casi cualquier medida de la vida – incluso 40 años después. Su capacidad para retrasar la gratificación se correlacionó con mayores puntuaciones SAT, menores niveles de abuso de sustancias, menor probabilidad de obesidad, y otros indicadores de éxito.

Más recientemente, la investigación de Angela Duckworth ha demostrado lo siguiente:

  • Los cadetes de West Point que obtuvieron el puntaje más alto en la Prueba de coraje tuvieron un 60 por ciento más de probabilidad de tener éxito que sus compañeros
  • Los estudiantes de pregrado de Ivy League que tenían más coraje también tenían GPA más altos que sus compañeros – a pesar de que tenían puntuaciones SAT más bajas y no eran tan “inteligentes”
  • Al comparar dos personas que son de la misma edad pero tienen diferentes niveles de educación, el coraje (y no la inteligencia) predice con mayor precisión cual será el mejor educado

Combinando todos los estudios anteriores, características como el coraje, la perseverancia y el autocontrol pueden ser identificados como las claves del éxito. En términos generales, podríamos categorizar esto simplemente como resistencia mental.

Si quieres a prueba de balas tu vida, lo vas a necesitar.

Desconstruir las cosas

La dureza mental comienza con no ser intimidado por el reto que tienes por delante. A menudo, nos paralizamos por el tamaño del obstáculo que tenemos que superar para alcanzar nuestro objetivo.

La manera de proceder frente a tal obstáculo es desconstruir las cosas. Tienes que descomponerlo en pequeños pasos procesables, lo que le permite abordar el problema. Al romper las cosas en pedazos del tamaño de un bocado, te permites progresar. Más importante aún, se llega a trazar tu propio progreso, lo que te da una sensación de control.

Cuando te impides ser abrumado, puedes permanecer racional y compuesto, permitiendo que evalúes la situación completa. Ese es el secreto para las personas exitosas que se desempeñan en situaciones de alta presión – no capitulan cuando tienen una montaña para escalar porque saben exactamente cuán lejos y rápido tienen que subir.

Completar cada tramo del ascenso te permite obtener un pequeño triunfo físico, lo que te anima a seguir adelante. Los maratonistas no piensan en las 26.2 millas que tienen que correr. Más bien, se centran en su ritmo y mirar hacia fuera para el próximo hito, porque saben que van a llegar a lo largo del tiempo.

Reorganizar eventos negativos

“Los hombres no se molestan por las cosas, sino por la visión que tienen de ellas”. – Epicoteo 

La vida es segura para golpearte en la cara en algún momento de tu vida. La parte importante es cómo reaccionas a ella.

Las personas mentalmente fuertes no ven el fracaso como un golpe mortal. Más bien, lo cepillan como un moretón, y continúan avanzando. Ellos saben que el fracaso es retroalimentación y no una condena de sus habilidades. No es nada personal.

En su libro “The Startup Of You”, Reid Hoffman insta a la gente a estar en un estado de “beta permanente”. Al igual que los productos puestos en libertad para las pruebas, el hipo y los errores son de esperar. El camino hacia la perfección es largo y lleno de baches, lleno de fracasos. Al adoptar el concepto de beta permanente, esperas que vas a encontrar un montón de contratiempos porque no eres perfecto. Cada falla es retroalimentación, y te permite mejorar rápidamente. Efectivamente, eres un trabajo en progreso.

Como Thomas Edison dijo una vez:

“No he fracasado, sólo he encontrado 10.000 formas que no funcionarán”.

Esa es la cosmovisión que debes adoptar si quieres lograr mucho en la vida. Cuanto más intentes, más errores cometes. Las personas mentalmente fuertes no se dejan llevar por los acontecimientos negativos, ni tú deberías.

No se trata sólo de optimismo absoluto. Como pronto aprenderás, eso por sí solo no te llevará lejos.

Reconoce tus desafíos

Almirante Jim Stockdale fue hecho prisionero durante la guerra de Vietnam. Torturado más de veinte veces durante su encarcelamiento de ocho años de 1965 a 1973, Stockdale vivió la guerra sin los derechos de ningún prisionero, ninguna fecha de lanzamiento fijada, y ninguna certeza en si él sobreviviría incluso para ver a su familia otra vez.

Y sin embargo, Stockdale nunca perdió la esperanza. En sus propias palabras: “Nunca dudé no sólo que saldría, sino también que yo prevalecería al final y convertiría la experiencia en el acontecimiento definitorio de mi vida, que, retrospectivamente, no cambiaría”. 

¿Fue simplemente un pensamiento positivo? La paradoja viene cuando Stockdale también señala que siempre fue el más optimista de sus compañeros de prisión que no pudo salir de allí vivo. Recuenta:

“Ellos fueron los que dijeron: ‘Vamos a salir por Navidad’. Y la Navidad vendría, y la Navidad se iría. Entonces dirían: “Vamos a salir de Pascua”. Y Pascua vendría, y Pascua iría, y luego Día de Acción de Gracias, y luego sería Navidad de nuevo, y murieron de un corazón roto.

Esta dualidad de filosofía ha llevado a Jim Collins a llamar a esto la paradoja de Stockdale. En su libro “Good to Great”, señala que el autoengaño puede ayudarte a superar el malestar o la vergüenza a corto plazo, pero finalmente volverá a perseguirte.

Siempre templar el optimismo con el realismo. Tienes que reconocer las dificultades por delante, y estar dispuesto a pagar el precio de todos modos. A menudo, las personas se desmoronan porque tu evaluación de la situación no se acerca a la realidad sobre el terreno. Como resultado, están abrumados y se enfrentan a una sensación de impotencia.

“Nunca debes confundir la fe de que vas a prevalecer al final – que nunca puedes permitirte perder – con la disciplina para enfrentar los hechos más brutales de tu realidad actual, cualesquiera que sean”. -Jim Stockdale

Encuentra tu propósito

Angela Duckworth define el coraje como la perseverancia y la pasión para alcanzar metas a largo plazo. En sus entrevistas con aquellos que han demostrado un coraje excepcional, señala que todos ellos persiguen algo que tiene un propósito.

¿Cuál es el propósito?

Eso es algo que puedes definir. Un propósito te da poderosa motivación intrínseca para tener éxito a pesar de las probabilidades. Te ayuda a seguir empujando incluso cuando te enfrentas al dolor agonizante porque el dolor de la disciplina duele menos que el dolor del arrepentimiento. Tal es el poder del propósito.

“El que tiene un por qué vivir puede soportar casi cualquier manera”. -Friedrich Nietzsche

Las personas mentalmente fuertes son capaces de resistir sus pruebas y tribulaciones porque tienen una fuerza impulsora intrínseca. En consecuencia, son capaces de perseverar y seguir viviendo tiempos difíciles.

Recargar y recuperar

Mientras que la dureza mental a menudo evoca un cuadro militarista de un individuo afanado, una gran parte de ella es en realidad debido a la recuperación. Resulta que hay límites biológicos a lo que podemos hacer.

Una mente sobrecargada se vuelve ineficaz. Tu fuerza de voluntad es como un músculo que se fatiga con el tiempo. Los investigadores a menudo se refieren a este fenómeno como la fatiga de la decisión, ya que cada decisión que tomamos agota nuestra fuerza de voluntad.

Mark Zuckerberg y Barack Obama usan las mismas piezas de ropa todos los días para conservar su fuerza de voluntad. En consecuencia, son capaces de tomar mejores decisiones cuando se trata de asuntos importantes.

Flexionar el músculo

La resistencia mental es una habilidad. Se desarrolla a través de pura repetición y esfuerzo.

Necesitas dejar tu zona de confort y aumentar tu tolerancia al dolor. Dicho de otra manera, necesitas sentirte cómodo incómodo. Esto es especialmente cierto para aumentar tu resistencia mental, ya que sólo se puede tocar en él cuando se está pasando por tiempos difíciles. La tenacidad mental es por lo tanto una de las características más difíciles de desarrollar.

Navy SEALs tienen una regla del 40 por ciento que viven. Dice que cuando tu mente te está diciendo que has terminado, en realidad solo has terminado el 40 por ciento. Es por eso que el 99 por ciento de los corredores que empiezan un maratón terminan aunque la mayoría de la gente golpeó una pared en la milla 16.

Mantente a prueba de balas

La vida es implacable. Te golpeará y te mantendrá allí si la dejas. Para tener éxito en la vida, necesitas resistencia mental para superar los obstáculos en tu camino y recuperarte de los contratiempos. Una vez que lo hagas, te darás cuenta de que no hay montaña demasiado alta o el río demasiado ancho – se puede superar cualquier cosa.