Saltar al contenido

NEGOCIOS Y FUTURO| ¿Cómo influye la inteligencia artificial (IA)? 🧠✨

¿Heredarán los robots la Tierra? Sí, pero serán nuestros hijos. 🤖✨

Podría ser más fácil afirmar qué parte de nuestra sociedad moderna la inteligencia artificial (IA) no ha tocado para mostrar cuán importante es para nuestra vida diaria, nuestras operaciones comerciales y la sociedad. Las máquinas de inteligencia están influyendo en casi todas las facetas de nuestras vidas para ayudar a mejorar la eficiencia y aumentar nuestras capacidades humanas. La IA está tan entrelazada en todo lo que hacemos; es difícil imaginar vivir la vida sin él.

La IA es un principio central de los cambios disruptivos de la 4ª Revolución Industrial; una revolución que probablemente desafiará nuestras ideas sobre lo que significa ser humano y podría ser más transformadora que cualquier otra revolución industrial que hayamos visto hasta ahora.

¿Qué es la inteligencia artificial?

En pocas palabras; La inteligencia artificial es cuando las máquinas pueden aprender y tomar decisiones de manera similar a los humanos. Hay muchos tipos de inteligencia artificial, incluido el aprendizaje automático, donde en lugar de programar qué pensar, las máquinas pueden observar, analizar y aprender de los datos y los errores al igual que nuestro cerebro humano. Esta tecnología está influyendo en los productos de consumo y ha dado lugar a importantes avances en la salud y la física, así como en industrias modificadas tan diversas como la fabricación, las finanzas y el comercio minorista. En parte debido a la enorme cantidad de datos que generamos todos los días y la potencia informática disponible, la inteligencia artificial se ha disparado en los últimos años. Es posible que todavía estemos a años de la IA generalizada, cuando una máquina puede hacer cualquier cosa que pueda hacer un cerebro humano, pero la IA en su forma actual sigue siendo una parte esencial de nuestro mundo.

Influencias cotidianas de la inteligencia artificial

Muchas influencias cotidianas de la inteligencia artificial están alterando el aspecto de nuestra vida diaria. Si alguien de la década de 1950 viajara en el tiempo y llegara en 2019, se maravillaría de la forma en que usamos nuestros teléfonos inteligentes para navegar por la ciudad, cómo los asistentes digitales virtuales como Alexa y Cortana responden a nuestras consultas y se sorprenderían de nuestra adicción a las redes sociales. canales de medios como Facebook, Instagram y Twitter. Lo que ahora es normal para nosotros y está impulsado por IA, sería completamente extraño para nuestro amigo del pasado. No hay duda de que la inteligencia artificial es una parte integral de nuestra vida diaria.

Nuestras instituciones financieras, instituciones legales, compañías de medios y compañías de seguros están descubriendo formas de utilizar la inteligencia artificial en su beneficio. Desde la detección de fraudes hasta la redacción de noticias con procesamiento de lenguaje natural y revisión de resúmenes legales, el alcance de AI es extenso.

La inteligencia artificial influye en los negocios

A medida que los líderes empresariales e innovadores se apresuran a alcanzar la promesa de la inteligencia artificial para ofrecer una ventaja competitiva, así como ahorros de tiempo y costos, la tecnología está alterando las industrias, desde las finanzas hasta la fabricación, con nuevos productos, procesos y capacidades.

Empresas como Heineken, de 150 años, están utilizando la inteligencia artificial, la gran cantidad de datos que recopilan y el Internet de las cosas para impulsar decisiones e iniciativas de marketing, mejorar las operaciones y el servicio al cliente. Desde la gestión de las cadenas de suministro globales hasta la optimización de las rutas de entrega, la inteligencia artificial está ayudando a empresas de todos los tamaños y en todas las industrias a mejorar la productividad y el resultado final en cada etapa del ciclo de vida empresarial, desde el suministro de material hasta las ventas y la contabilidad y el servicio al cliente. Está permitiendo a las empresas diseñar, producir y entregar productos y servicios mejor que nunca.

IA que salva vidas

La inteligencia artificial no solo mejora vidas; en algunos casos, salvará vidas. Hay muchas empresas, incluidas las tecnológicas, que están invirtiendo e investigando formas en las que la inteligencia artificial puede ayudar a mejorar nuestro sistema sanitario. Desde la elaboración de protocolos de medicamentos personalizados hasta mejores herramientas de diagnóstico e incluso robots para ayudar en las cirugías, la IA está alterando nuestro sistema de atención médica desde sus procesos hasta la atención que brindan estas organizaciones.

Además de nuestros sistemas de atención médica, es probable que la inteligencia artificial sea fundamental para resolver las preocupaciones ambientales que estamos experimentando debido al calentamiento global. Desde el apoyo a la infraestructura inteligente hasta ayudar a ser más eficientes con nuestros recursos naturales y la agricultura inteligente para alimentar a una población en crecimiento, la IA puede aumentar nuestros esfuerzos humanos para resolver nuestros desafíos globales.

También es una parte integral de nuestros sistemas de seguridad y protección.

IA entretenida

La IA también se ha implementado para mejorar nuestras vidas. Los experimentos con IA para componer composiciones originales, desde libros hasta música, desarrollar recetas basadas en lo que hay actualmente en el armario e incluso para crear obras de arte, están ampliando la influencia de la IA en nuestras vidas. Los motores de recomendación impulsados por inteligencia artificial de Netflix y Spotify ayudan a agilizar nuestro proceso de toma de decisiones cuando buscamos el próximo programa para ver o una canción para escuchar.

Está claro que si elimináramos la IA, nuestro mundo se vería muy diferente en todos los sentidos. A medida que las inversiones e investigaciones actuales dan como resultado usos ampliados y perfeccionados de la IA, podemos esperar que la tecnología se enrede aún más en nuestra existencia diaria, en los lugares de trabajo y en la sociedad.