Saltar al contenido

Un nuevo estudio de la Universidad de Stanford encuentra que la positividad hace que los niños tengan más éxito

Las escuelas de todo el país deberían desempolvar sus pósters “Si lo crees, puedes lograrlo”, porque los científicos de la Universidad de Stanford han descubierto la vía cerebral que vincula directamente una actitud positiva con un logro.

Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford estudiaron a 240 niños de siete a 10 años y descubrieron que ser positivos mejoraba su capacidad para responder problemas matemáticos, aumentaba sus recuerdos y mejoraba sus habilidades para resolver problemas. También usaron escáneres cerebrales de resonancia magnética para mapear los efectos neurológicos de la positividad.

Hola Querido Amigo!
Te invitamos a dar like para mantenernos conectados

Universidad Stanford

El estudio, publicado en Psychological Science, afirma que “nuestro estudio es el primero en elucidar los mecanismos neurocognitivos mediante los cuales la actitud positiva influye en el aprendizaje y el rendimiento académico”. Específicamente, la investigación identificó las formas en que una actitud positiva mejora las funciones del hipocampo, el área del cerebro responsable de la memoria.

El autor principal, Lang Chen, dijo que el impacto de la positividad era mayor de lo que los investigadores habían anticipado.

“La actitud es realmente importante”, le dijo a Erin Digitale de Stanford. “De acuerdo con nuestros datos, la contribución única de la actitud positiva al logro de las matemáticas es tan grande como la contribución de IQ”.

Los investigadores explican que la positividad se manifiesta de múltiples maneras. Por ejemplo, si los estudiantes eran positivos acerca de las matemáticas, tendían a tener más interés en las matemáticas y tenían más probabilidades de practicar.

“Vimos que si tienes un gran interés y una capacidad autopercibida en matemáticas, resulta en una memoria mejorada y un compromiso más eficiente de las capacidades de resolución de problemas del cerebro”, dijo el profesor y autor principal de Stanford, Vinod Menon.

Resultado de imagen para successful child

Sus hallazgos muestran que, independientemente del cociente intelectual, una actitud positiva puede ayudar a que alguien mejore la memoria o disminuya la ansiedad, pero la positividad no garantiza el éxito.

“Una actitud positiva abre la puerta para que los niños lo hagan bien, pero no garantiza que lo harán, eso también depende de otros factores”, dice Chen.

Chen y Menon creen que sus hallazgos pueden ayudar a mejorar el rendimiento académico de los niños que luchan con la escuela y brindar a los docentes una herramienta infalible para ayudar a sus alumnos a alcanzar su máximo potencial. Esta investigación destaca un concepto que los líderes empresariales han enfatizado durante años: la positividad genera resultados positivos.

“Las personas positivas no solo tienen un buen día, sino que lo convierten en un buen día”, dice el multimillonario Richard Branson. “Las personas que piensan positivamente generalmente ven infinitas posibilidades”.