Saltar al contenido

El poder del sacrificio John Maxwell

Todo lo que vale la pena merece un esfuerzo. Y muchos lo han estado diciendo desde hace un tiempo, pero cuanto más lo pensamos, sabemos que es verdad. Ya sea que esté hablando de crecimiento personal, la salud personal, de negocios o de algún otro aspecto de la vida, nada que valga la pena es fácil. Las cosas grandes en la vida requieren algo a cambio.

Recordemos la cita del misionero Jim Elliot: “No es tonto el que da lo que no puede guardar para ganar lo que no puede perder”.

Hola Querido Amigo!
Te invitamos a dar like para mantenernos conectados

Los líderes son muy conscientes de la necesidad del sacrificio. Las decisiones de los líderes casi siempre incluyen alguna medida de renunciar a algo con el fin de ganar algo; para los líderes, la vida es siempre un conjunto de escalas que necesitan equilibrar. Uno de los lugares más fáciles para ver este principio en el trabajo es en la crianza de los niños. Ya sea que no puedas dormir bien por la noche, un fin de semana, o te toque dormir en tu carro, como padre debes entender el sacrificio que debes hacer por tus hijos.

Pero no son sólo los padres tienen que hacer sacrificios. Como líderes en los negocios y organizaciones, estamos llamados a tomar decisiones difíciles en nombre de nuestra organización. A veces los sacrificios son obvios y simples. Que sueltes un poco de dinero para obtener un mejor producto, dar a conocer un miembro de tu organización porque va a hacer un líder extraordinario. Soltar lo que tienes ahora para ir a perseguir tus sueños.

Sin importar el tipo, cada líder debe estar dispuesto a hacer sacrificios, porque los líderes deben pagar el precio que otros no va a estar dispuesto a pagar. Eso es lo que te hace líder!

Te reto, a que crezcas como líder, y estés dispuesto a enfrentar – e incluso abrazar –  el sacrificio cuando se necesite, para hacer que tu gente y toda la organización prosperen. Creo que no importa cuán difícil sea el sacrificio, cuando lo hagas comprenderás que valió la pena tomar el paso de liderazgo al siguiente nivel.