Saltar al contenido

Por qué utilizar la meditación reflexiva para un crecimiento acelerado 🧘🏻‍♀️💫

Con el estudio de los libros se busca a Dios; con la meditación se le encuentra. 🙏✨

La meditación tiene una gran cantidad de usos prácticos para el crecimiento personal y espiritual acelerado. Una de las prácticas más fructíferas es la autorreflexión deliberada. Sin embargo, antes de explorar creativamente su potencial ilimitado, es importante dominar los conceptos básicos para aumentar la concentración y aquietar la mente. Intentar una reflexión o visualización que valga la pena es difícil si se distrae fácilmente con el pensamiento.

En el hinduismo y el budismo, samadhi se refiere a un estado de concentración intensa y en un solo punto. El Buda identificó la concentración correcta (samma samādhi) como un elemento clave para el cese del sufrimiento, al purificar la mente y conducir a la tranquilidad y la calma internas. Esta práctica se centra en un solo objeto.

Personalmente, presto mucha atención a la respiración, notando su subida y bajada, volviendo la atención a ella cada vez que noto que estoy distraído.

Tal es la naturaleza incesante de la mente de mono, aumentar la concentración es una tarea de por vida en sí misma. Cuando comencé a meditar, me sentí humilde por la facilidad con la que me distraía. Apenas pasaba un momento antes de que me atraparan en la tierra de la fantasía, reviviendo recuerdos pasados ​​o pensando en qué comer para la cena.

Concentración (la base de la exploración interior)

Con el tiempo y la práctica, mis niveles de concentración han mejorado significativamente gracias a la meditación. Por supuesto, hay usos prácticos en la vida cotidiana, particularmente cuando se trata de mantener la atención plena durante el día, estar en la zona para escribir o poner mi atención en lo que es importante, sin dejarme engañar fácilmente por el pensamiento.

Por encima de todo, expande el potencial de la propia práctica de meditación. Un favorito personal es meditar para reflexionar sobre uno mismo. A diferencia de la rumia, donde los eventos se repiten una y otra vez, lo que lleva a sentimientos de culpa, ansiedad o desesperación, la reflexión tiene un propósito. Los eventos pasados ​​se ven con claridad para obtener información y comprensión. Estos conocimientos se convierten en precursores de cambios positivos, en la forma en que interpretamos los eventos y en la forma en que vivimos nuestras vidas.

La meditación cultiva un entorno de enfoque preparado para una reflexión intencionada. El proceso comienza estableciendo la intención de reflexionar sobre un tema en particular. Siéntase libre de experimentar con un enfoque personal para elegir un tema. El discernimiento puede ser intuitivo o racional. Creo que la mente tiene inteligencia propia y es probable que seas consciente de las áreas de la vida que requieren un poco de introspección.

Una vez decidido, establezca la intención de explorar el tema sin juzgar. Reflexionar sobre una situación con claridad requiere una actitud de aceptación, apertura y curiosidad. Esta mentalidad es invaluable para el crecimiento. En lugar de sentirnos víctimas indefensas de nuestras emociones, pensamientos y patrones de comportamiento, el no juzgar nos permite ver nuestras propias vidas con curiosidad. Nos permite ir más allá de los puntos conflictivos, como la actitud defensiva, el resentimiento o la culpa.

Reflexiona y revive el momento

Después de tomarse un momento para concentrarse y calmar la mente, recuerde el incidente en toda su vitalidad. Reviva el incidente en el ojo de la mente: vea lo que vio, escuche lo que escuchó, sienta lo que sintió. Observe cualquier respuesta emocional o pensamiento que surja al revivir el incidente, manteniendo el enfoque sin prejuicios.

A continuación, es hora de mirar debajo del capó. Evalúe las creencias o mentalidades que contribuyeron al incidente. Por ejemplo, si sintió una oleada de ansiedad al hablar con alguien a quien admira, puede identificar un patrón de perfeccionismo, que agregó presión a la interacción. Esto puede estar relacionado con creencias como “Tengo que impresionar” o “Tengo que estar en plena forma para agradarle a esta persona”.

Además, puede notar los patrones de comportamiento. Los patrones son reveladores, ya que sugieren un tema recurrente generalmente vinculado a una creencia profundamente arraigada. En el ejemplo anterior, puede darse cuenta de que las tendencias perfeccionistas son más evidentes cuando interactúa con personas que admira. Luego, nota que esto es alimentado por la necesidad de validación, lo que altera su comportamiento.

Una vez que sienta que ha explorado el incidente por completo, deje de enfocarse, ajústese lentamente a su entorno y salga lentamente del espacio meditativo.

Integrando conocimientos

Gafas, Libro, La Educación, Investigación, Conocimiento

Escribe en un diario las ideas descubiertas después de la meditación para agregar una capa adicional de objetividad. La intención es integrar la experiencia para impulsar el crecimiento personal y el desarrollo espiritual. Este es un proceso activo para promulgar cambios aplicando las lecciones que brindó la experiencia. Cuanta más conciencia tengamos, mejor nos adaptaremos a situaciones similares en el futuro. Podemos ejercer la autocompasión para aliviar el perfeccionismo o profundizar para descubrir por qué necesitamos buscar la validación en los demás.