Saltar al contenido

Que debes cambiar para llegar a ser millonario.

Rompe con la zona de confort

A quién no le gusta estar en ese punto donde nos sentimos cómodos, tranquilos y satisfechos, bueno algo satisfechos. Todos necesitamos estos espacios de balance para avanzar y planear. Así que es mejor sacarles el mayor provecho y porque no empezar a crecer económicamente.

¿Crecer económicamente? Sí, así es. Antes de que empieces con ‘peros’ sigue leyendo las 10 actitudes que nos impiden llegar a ser ricos:

1.- Gastar demasiado: Cuando el dinero cae en tus manos parece que tiene alas. No te dura nada y siempre meditas: ¿Que sucedió? Ponte un alto de inmediato y ya deja sólo de decirle a tu pobre carterita ‘por ti cambiaré, te lo juro cambiaré’ mientras miras como baja de peso cual anoréxica dos días antes de un desfile. Ser rico tiene que ver con generar dinero no con gastarlo.

2.- Y las metas apá: ¿Una maestría? ¿Un coche? ¿Un play? ¿Un viaje? Lo que quieras, ponle nombre y fecha. Si dejas todo para ‘al ratito’ o simplemente navegas sin rumbo probablemente no llegues a ningún lado.

3.-  Ahorras muy poco: ¡Voy a empezar mi propio negocio! y seré… ¡Ah! No tengo dinero, olvídalo. El ahorro es la base de todo. Si no te queda nada de lo que ganas, algo está mal. Piensa en ti como una empresa. Si sigues a ese paso puedes seguir operando pero no crecerás y si algo fuera de tu control sucede podrías ¡quebrar! ¡Ay nanita!

4.- No inviertes ni por error: Algo que debes tener en cuenta y nunca olvidar es que ahorrar no es lo mismo que invertir. Ahorrar tiene que ver con acumular e invertir con hacer crecer el dinero. Así que no dejes que a tu fortuna le salgan raíces en una bóveda, busca plataformas de inversión como piggo donde tu dinero te beneficie a ti y no a otros… sí, ¡Esos en los que estás pensando!

5.- Estás dejando pasar el tiempo: La magia del interés compuesto y el tiempo pueden hacer la diferencia en que un ahorro constante se convierta en una fortuna en el futuro. Si no me crees pregúntales a Warrent Buffet.

[También te puede interesar: 13 hábitos que debes tener para ser millonario]

6.- Estás dejando pasar oportunidades de ganar más dinero: Cuantas veces tu amigo, el ‘entrepreneur’ del grupo, se te ha acercado para que te unas a su nuevo negocio y simplemente le dices ‘lo voy a pensar’ y nunca le das respuesta. Trabajando en una oficina no te vas a hacer rico, ¡convéncete!

7.- Te concentras demasiado en el presente y olvidas el futuro: Tienes un súper trabajo, los mejores compañeros, tu jefe te adora y seguro te suben el sueldo antes de que acabe el año. Tu presente luce encantador pero ¿Cómo te ves en unos años? No esperes el balde de agua fría.

8.- Te has olvidado de ti mismo: No nos referimos a que te consientas con una comida o una ida a un spa. Uno de los secretos para llegar a ser rico es adquirir nuevas habilidades que te hagan más valioso. Así que en lugar de invertir en un auto comienza a invertir en ti.

9.- Pones todos los huevos en una canasta: Para que apostarle todo a un sólo número si puedes hacerlo a varios. Diversificar, esa es la clave. Al tener más de una opción de hacer crecer tu dinero tienes más posibilidades de triunfar. Empieza a pensar como los grandes y amplía tu visión.

10.- Te quejas demasiado y haces poco: Tu perro ya lo ve venir cada vez que llegas de malas de la oficina. Pasa de las palabras a la acción y verás como las cosas empiezan a cambiar porque ya has empezado a trabajar para ti.