Saltar al contenido

Seguir tus sueños no es tonto

El éxito y la satisfacción provienen de su capacidad inagotable de creer en lo que otras personas llaman imposible.

A veces, tus sueños de vivir una gran vida y tener más libertad personal pueden parecer muy lejanos. Sin embargo, no importa en qué parte del camino te encuentres, nunca dejes que tus pequeños comienzos te vuelvan intranquilo. Cuando las personas expresan que sus ambiciones son imposibles, continúen. Cuando tus sueños no se hagan realidad instantáneamente, recuerda que es a través de la lucha, el esfuerzo y el deseo que obtienes de aquí para allá.

Seguir tus sueños no es tonto; lo tonto es no creer en tus sueños y seguir el camino de otras personas en lugar del tuyo. Te conviertes en lo que quieres ser mediante la promulgación de hábitos que te mueven hacia adelante todos los días. Las elecciones y prácticas que haces en la vida son los componentes básicos que construyen una mejor realidad.

A menudo, ni siquiera sabes lo que es posible hasta que has marchado hacia tu sueño; solo con el impulso, el camino se revela y el objetivo se vuelve más claro. Las epifanías vienen cuando te mueves hacia algo que importa.

No importa qué tan pequeño empieces, comienza algo que importe.

Nunca permitas que tus condiciones o circunstancias actuales limiten tu visión o acciones. Nunca dejes que tus habilidades actuales limiten tu creencia de lo que es posible para ti o de lo que eres capaz. Donde sea que estés hoy, puedes desarrollar nuevos hábitos para que puedas cumplir tu sueño.

El éxito y la satisfacción provienen de tu capacidad inagotable de creer en lo que otras personas llaman imposible. Persigue tus sueños, cree en ti mismo y comenzarás a experimentar niveles increíbles de compromiso y entusiasmo con la vida. No importa qué tan pequeño empieces, comienza algo que importe.