Saltar al contenido

Si tienes suerte, nunca podrás alcanzar tus metas

Las personas que están más satisfechas con sus vidas, hacen esto en lugar de establecer grandes metas.

Todos nosotros tenemos grandes sueños. Para algunos, es volverse increíblemente rico y famoso. Para otros, sería publicar un libro. Sin embargo, una mirada cercana a los estudios científicos sugieren que lo que queremos puede que no sea lo mejor para nosotros.

Un concepto científico conocido como Principio de Progreso sugiere que las personas disfrutan más de los pasos incrementales que realizan hacia una meta que de la satisfacción de lograr algo grande. Una vez que una persona logra un gran éxito, a menudo se queda con la pregunta: “¿Y ahora qué?”

Estas historias de caer duro después de un éxito increíble se han convertido en casi un tópico. Buzz Aldrin, el segundo hombre en aterrizar en la luna, luchó contra la depresión y el alcoholismo después de lograr el objetivo más grande de nuestro tiempo. El actor infantil Macaulay Culkin luchó contra la adicción a las drogas y finalmente fue arrestado por posesión como adulto. Whitney Houston también alcanzó el estrellato a la temprana edad de 22 años, y luchó contra una adicción a las drogas y el alcohol por el resto de su vida.

Estos son ejemplos más extremos, pero los estudios han demostrado que alcanzar tus objetivos con demasiada facilidad puede generar un sentimiento de vacío e insatisfacción. Después de estudiar cerca de 12,000 entradas diarias de 238 empleados, los investigadores Amabile y Kramer de la Escuela de Negocios de Harvard descubrieron que las personas son más felices cuando están dando pequeños pasos hacia metas significativas.

Su investigación muestra que los logros significativos tienen un fuerte impacto en nuestras vidas internas y nos mantienen en movimiento, así como también mejoran nuestras emociones y creatividad. Esto también explicaría por qué los ganadores de la lotería están tan insatisfechos. No hubo ningún progreso en el camino, y no hay manera de reproducir la euforia de ganar, por lo que se sienten insatisfechos.

La pregunta entonces es: ¿Cómo puedes lograr metas sin ese sentimiento vacío?

Como autor de Smartcuts, explica Shane Snow, las personas son como niños en un gimnasio de la jungla. Si las barras están demasiado alejadas, se caerán, si están demasiado juntas no se puede generar impulso, y si se sigue en el medio sin impulso, no se puede ir a ninguna parte.

Por lo tanto, es mejor intentar siempre una meta que esté a nuestro alcance. No debería ser tan difícil que te prepares para un fracaso horrible, y no debe ser tan fácil que te aburras. Según los estudios, enfócate en logros más pequeños a lo largo del tiempo, y esto te llevará a una vida mucho más satisfactoria.