Saltar al contenido

Usa las leyes naturales para llevar tu vida al siguiente nivel

Alegría. Equilibrio. Logro. ¿Estás buscando estas cosas en tu vida? Tal vez tengas alegría, te gustaría más? Dudo que alguien me rechazara si les preguntara si les gustaría sentirse más realizados. ¿Cuál es el secreto para obtener estas cosas? ¿Por qué parece tan fácil para algunas personas obtener, mientras que otras luchan por encontrar hasta la más mínima alegría o equilibrio? Ya sea que estén plenamente conscientes de ello o no, están utilizando las Leyes Naturales en tu beneficio, y tu también puedes hacerlo.

Aquí hay 3 leyes naturales y cómo puedes aplicarlas.

La felicidad no es una cuestión de intensidad, sino de equilibrio, orden, ritmo y armonía. 
– Thomas Merton

1. La alegría: la ley de la polaridad

Uno no puede apreciar la luz sin oscuridad.

Esta ley establece que todo tiene un opuesto. Todo mal tiene bien, lo grande tiene lo pequeño, la luz lo oscuro. La ley en sí es simple, pero el significado es mucho más profundo. Pregúntate a ti mismo: “¿Apreciarías la felicidad si nunca hubieras conocido la tristeza?”. Joy está apreciando su salud porque no está enfermo, le está mostrando a un empleado el reconocimiento por lo bueno que hace en lugar de lo malo, es encontrar luz en la oscuridad.

El fracaso entonces no es el final, es solo parte del proceso. ¿Apreciarías el éxito si te lo dieran? Sal y falla más, arruina más, sal un poco de tu zona de confort y experimenta la alegría de los logros que siguen.

Desafío: escribe o di algo que aprecies todos los días y encontrarás más alegría.

2. Equilibrio: La ley del ritmo.

Ir con el flujo.

Basado en la Ley del Ritmo, todas las cosas tienen un ciclo natural. La marea entra, y la marea baja; Al día siempre le sigue la noche. Depende de ti reconocer el ciclo natural de los eventos y utilizarlos en tu beneficio. Habrá buenos y malos tiempos. Sin embargo, después de cada tormenta, el sol siempre sale. La Ley del Ritmo nos enseña que no importa lo que hagamos, siempre habrá aspectos positivos y negativos para crear un equilibrio universal. No podemos tomar los negativos personalmente, y si establecemos adecuadamente nuestras expectativas, aprenderemos a dejar de lado la mentalidad de víctima y crear una mentalidad orientada a la solución cuando ocurran situaciones negativas. Las cosas buenas y malas sucederán, es la forma en que reaccionamos ante ellas lo que hará la diferencia.

Desafío: la próxima vez que suceda algo “malo”, díte: “Está bien, es probable que sucedan cosas malas”. Luego piensa en una solución y encontrarás más equilibrio.

3. Realización: La Ley de Gestación.

Las cosas buenas toman tiempo.

Todas las cosas tienen un período de incubación natural y toman tiempo para manifestarse. Tus ideas y metas son como semillas mentales que plantas en tu mente. Como las semillas, necesitan tu tiempo y energía para crecer. Manténte enfocado en tus metas y siéntete cómodo al saber que tus metas e ideas se manifestarán en forma física cuando sea el momento adecuado. Es fácil quedar atrapado en el mundo tecnológico de la gratificación instantánea, pero entender que las cosas buenas requieren tiempo y esfuerzo y las cosas grandes requieren más tiempo y esfuerzo, te ayudará a dejar de lado las frustraciones mientras trabajas para lograr tus objetivos.

Desafío: escribe tus metas y luego escribe 3 elementos de acción de lo que puedes hacer para lograr tus metas. Cuando empieces a aplicar esas acciones, encontrarás que logras más.